Basura, clave para generar energía

El metano, resultado de la descomposición de desechos orgánicos y de las minas de carbón, permite obtener energía limpia, renovable y económica.

18-05-2011, 4:17:22 PM

Debido a los embates que el medio ambiente ha recibido en los últimos dos siglos por el desarrollo industrial, los gobiernos de todo el mundo buscan una manera de combatir la contaminación y la crisis energética, a través de la búsqueda continua de combustibles alternativos y renovables, que sean más económicos.

De hecho, para fomentar el uso de energías alternativas a la gasolina o el diesel, muchos gobiernos están ofreciendo estímulos económicos a consumidores y empresas que adopten el biocombustible como fuente de energía.

Los combustibles gaseosos, que se obtienen de yacimientos de metano, generan electricidad de manera ecológica y limpia.

El metano no libera grandes emisiones a la atmósfera, por lo que constituye el combustible alternativo menos contaminante. No obstante, su pequeño tamaño molecular impide que contenga mucha energía, por lo que se necesitan grandes cantidades para generar movimiento.

Es por eso que las grandes cantidades de gas de los rellenos sanitarios, de minas de carbón, gas flare o gas quemado y otras fuentes de “desperdicios” de combustibles con bajo contenido de calorífico o bajo porcentaje de metano se pueden quemar de manera limpia, eficiente y económica, mediante generadores de motor de gas.

Esta medida permite reducir de forma significativa el impacto que tiene la generación de energía en el medio ambiente, además de tener una buena relación costo-beneficio y una alternativa al manejo de desperdicios.

Dos ejemplos del éxito de esta alternativa ecológica es Viridor Waste Management, en Reino Unido, que con los desechos contenidos en un centro sanitario de 78 hectáreas genera 3.5 MW de electricidad, que es consumida por una planta cementera de la zona. Por su parte, la empresa Cummins Power Generation asiste a compañías de diferentes sectores, como minería y manejo de desechos, a capturar los contaminantes potenciales y utilizarlos para generar energía eléctrica, térmica y demás.

Existe una amplia gama de aplicaciones para obtener energía de manera ecoamigable. Estas fuentes funcionan de la siguiente manera:

  • Gas de residuos sólidos en vertederos: más de 50% de los materiales en los vertederos son de origen orgánico, y son adecuados para la digestión anaerobia que produce biogás.
  • Gas de digestor de aguas de alcantarillados municipales: las aguas residuales producen gas de digestor, que contiene de 65 a 75% de metano.
  • Biogás de residuos agrícolas: los desperdicios animales y vegetales de negocios, como terrenos de cultivo, se pueden usar para generar energía.
  • Metano de minas de carbón: de origen natural en los depósitos de carbón. El metano queda atrapado dentro de estos depósitos, hasta que es liberado por las actividades de la minera o la perforación.
  • Gas Flare o Gas Quemado: los gases y vapores inflamables, que anteriormente eran eliminados por medio de la combustión al aire libre, se pueden usar como combustible alternativo.