Tecnología

¿Las secretarias tienen futuro?

La llegada de sofisticados gadgets ha puesto en duda la necesidad de las secretarias en las empresas. ¿La tecnología las podrá sustituir?

10-05-2011, 6:21:46 PM

La labor de las secretarias en las oficinas ha sido, por tradición, clave. Tanta es su relevancia que muchos ubican su extenuante labor por sobre las que realizan los principales ejecutivos de empresas. No por nada gran parte de estos puestos terminan mejorando sus expectativas de vida en otras entidades, luego de años de labor.

Este escenario continuó en la década de los cincuenta y sesenta, cuando se comenzaron a hacer presentes en las oficinas algunas máquinas que prometían facilitar su trabajo. Un ejemplo a destacar fue la primera fotocopiadora de una pieza usando el método de xerografía; la Xerox 914, que utilizaba el proceso en “seco” y no en “mojado” como se hacía hasta ese entonces.

Las predicciones realizadas en esos años, hablaban de un provechoso futuro para las secretarias de todo el mundo, con menos trabajo, mayores capacidades técnicas -que incluían estos aparatos- y mayores periodos de descanso. Además, la llegada de la computadora a las oficinas no hizo más que fortalecer esa tesis.

Sin embargo, casi 60 años después de estos pronósticos, nos encontramos viviendo el final de una recesión que dejó alrededor de dos millones de estas trabajadoras administrativas sin sus empleos. Aunque la culpa no es del todo económica, sino tecnológica. Los mismos artefactos que prometían mejorar la labor de las secretarias, terminaron por reemplazar su trabajo.

Oficina 2.0

 

.Internet, agendas electrónicas, .smartphones y el resto de los .instrumentos móviles, hicieron entender a los jefes que podían manejar sus calendarios y planes de viaje en línea, con la menor intervención de un tercero.

Lo cierto es que hay mucha satisfacción con el trabajo, pero para muchas secretarias ha pasado a ser algo sacrificado y molesto.

Al respecto hay un hecho que es recordado con molestia por la gran masa de trabajadores estadounidenses. Y es que un presidente de la Asociación Nacional de Secretarias de ese país dijo que estos empleados debían comenzar a realizar tareas domésticas como “vaciar ceniceros”, porque era su “seguridad para no ser sustituidos por un ordenador”.

En su contra, salió un artículo de la revista Life que bromeaba sobre la imposibilidad de que cualquier máquina automática reemplazara el trabajo de las secretarias, haciendo énfasis en su incapacidad para traducir el lenguaje hablado de forma correcta.

Lo cierto es que los beneficios que trajo la tecnología en la labor de las secretarias, y que en un principio se vieron como provechosos, pasaron a ser rápidamente negativos.

La pregunta es: ¿qué hacer hoy, cuando el aporte de las tecnologías a la oficina es más potente que nunca, para mantener vigente el trabajo de las secretarias? ¿Cómo plantear este “segundo intento” por beneficiarse con los nuevos aparatos móviles? Dicho de otra forma, ¿cómo las nuevas tecnologías pueden satisfacer las tareas secretariales?

La tecno-secretaria

 

Para la reciente celebración del Día de la Secretaria, algunas entidades quisieron mostrar cómo algunas de ellas han adaptado su trabajo a las. nuevas herramientas.

Las secretarias han reemplazado el fax por el email, que, además, es más ecológico, al reducir de manera considerable el consumo de papel o tinta y la necesidad de una máquina específica. Los emails también son más eficientes al permitir la gestión de archivos electrónicos, eliminando así la necesidad de ficheros físicos.

En los últimos 10 años, las ventas de los tradicionales teléfonos de mesa han bajado radicalmente, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas, en contraste con el incremento de las líneas móviles. Por ello, las secretarias ya no  deben estar atadas a su mesa de trabajo por el cable del teléfono, ya sea por contar con un smartphone.

La llegada de Internet ha supuesto que el tiempo que dedican las secretarías a la gestión de reservas de viajes se haya reducido mucho. Lo mismo en ahorro en los desplazamientos del personal, ya que muchas conferencias y reuniones se pueden organizar y gestionar online.

En fin, la aceleración dentro de la evolución de los dispositivos digitales ha hecho que las secretarias nunca bajen la guardia para estar al día.

Según Nathalie Engramer, directora de marketing y ventas para la Business Unit de Pixmania-PRO, “Las tendencias, modas y gadgets cada vez avanzan más rápido en la oficina. La buena noticia es que, para cada producto que deja de ser actual, siempre hay un sustituto mejor, más eficiente a disposición de las secretarias”. Ello debe ser aprovechado por las trabajadoras administrativas.