¿En la cuerda floja? Cómo saber si te despedirán

Te enseñamos a detectar cuando ya no eres bienvenido en una empresa. Observa las señales a tu alrededor y tomas las precauciones necesarias.

05-05-2011, 4:40:41 PM

A nadie le resulta grato ser despedido de la empresa, incluso cuando .no se está muy a gusto en ella. Para evitar este mal rato, o para alcanzar quizás a remendar los errores cometidos, existen ciertas señales que te ayudan a descubrir cuándo un jefe tiene la intención de prescindir de tus servicios.

Según el libro Dealing with Problem Employees, de Lisa Guerin, “aunque hay indicadores sutiles de que la persona está a punto de ser despedida, no hay que dar nada por hecho.

Lo primero entonces es saber si no se trata de una estrategia para hacer notar al empleado que su desempeño está decayendo, o que la situación en el negocio va mal por cuestiones económicas. Es importante reunir esa información, y para ello hay que hablar del tema con el jefe o buscar contactos que den la mayor claridad posible.
            
Fusiones, ajustes de plantilla o una mala relación con los .jefes, son causas por las que es posible perder el trabajo.

Para el autor del libro “Los siete secretos de los que nunca están en paro”, también hay circunstancias que entran en el ámbito de relaciones personales y no tienen vínculo con la calidad del profesional.

Por ejemplo, si “no hay química con el jefe o con la gente del .equipo. Eso podría hacer que baje la popularidad de la persona y, por ello, se buscará reemplazarla”.

¿Podemos detectarlo?

La respuesta es sí, a través de ciertos signos establecidos durante los últimos años por los profesionales del sector. Te invitamos a conocer una selección de los más útiles:

  • Cambio de actitud

Uno de los síntomas notorios es que el jefe comienza a comportarse de manera distinta, lo que se hace más evidente cuando el colaborador lleva una relación muy estrecha y de pronto el jefe se aísla.

  • Nadie te habla

Cada equipo laboral tiene a un representante, aquella persona que cuenta con la información privilegiada. Si esos datos dejan de llegarte o, incluso, estás siendo excluido de algunas actividades, como invitaciones a cumpleaños, preocúpate.

  • Ya no interesas

Si cometiste un error importante y el jefe no hace mención de ello, o cuando te acercas para querer comentarlo te dice “no te preocupes”, “no prestes mucha atención”, “tú tenías la razón”, entonces ¡cuidado! Este signo podría ser la señal de que tu trabajo ya no le interesa.

  • Ocupado

Otra conducta de alerta es que tu superior cancele una y otra vez las juntas con el colaborador; o bien, que empiece a involucrar en esos encuentros a otra persona que (normalmente) no tendría por qué atender esas reuniones, y le pida a ella o él que aparezca copiada en todos los avances relacionados con un proyecto.

  • No hay planes futuros

El hecho de no hablar en tiempo futuro sobre las responsabilidades y el trabajo es un síntoma de que las cosas no van por buen camino. Si hace un año te tocó trabajar en la entrega de cierto informe, y actualmente no te han solicitado esa información, o pareciera que al jefe le interesa poco no haberse reunido para ver esos pendientes, quizá es que no te estén considerando.