Finanzas PersonalesPara Entender

10 mitos y realidades del crédito Infonavit

Te hablamos de las ideas erróneas sobre este financiamiento antes de que decidas para qué lo usas o si lo combinas con una bancario.

19-10-2017, 10:30:59 AM

Por Alejandra Palomares Barrios

El crédito Infonavit ha sido el vehículo para que muchos habitantes del país se hagan de una propiedad, pero es un financiamiento que está envuelto en mucho rumores que en esta ocasión aclararemos.

Los fondos de Infonavit provienen de tres partes: el gobierno, el patrón y el trabajador, y están dedicados exclusivamente a fomentar la adquisición de viviendas, por lo que en este rubro no entran locales comerciales u otro tipo de construcción.

Para acceder a un crédito de esta naturaleza necesitas ser empleado activo y estar dado de alta en el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), pues uno de los requisitos es la acumulación de puntos y la calificación que te sea otorgada, de acuerdo con tu edad y el salario que percibes. Para determinar si tienes los puntos necesarios, entra a la página oficial de Infonavit y pide tu precalificación. Sólo necesitas tener tu número de seguridad social compuesto por 11 dígitos.

¡Listo! el primer paso ya lo diste. Ahora te hablaremos de las ideas erróneas sobre este financiamiento antes de que decidas para qué lo usas o si lo combinas con una bancario.

Te recomendamos leer:

Este es el plan del Infonavit para darle casa a 12 millones de mexicanos

Ideas erróneas sobre Infonavit

1.- Entre más viejo me dan más crédito

Falso: Al llegar a los 35 años, el Instituto comienza a disminuir la cantidad de dinero que se te puede prestar, pues al ser un crédito pensado a 30 años, la institución deja de arriesgarse porque trata de evitar que la gente en retiro siga pagando un crédito.

Entre más alto sea el salario, también más alto será el interés real

2.- Entre más gane me conviene más el préstamo

Falso: El Infonavit está diseñado para apoyar a las personas con bajos ingresos. El crédito Infonavit y la mensualidad que das periódicamente se actualizan, por lo que se considera un financiamiento de tipo variable, ya que para calcular la tasa de interés real se le tiene que sumar la del crédito más la actualización anual. Si tu salario es superior a $19 mil pesos, terminarías pagando una tasa real bastante elevada. En ese caso, quizá te convenga más un crédito bancario o de otro tipo.

3.- Si me jubilo el crédito se cancela

Falso: La única forma de deshacerse del préstamo una vez que se adquirió es liquidándolo, sin importar si continuas trabajando o no. Por eso, como se menciona líneas más arriba, entre más cerca estés del retiro el crédito al que puedas acceder será menor, porque el riesgo de que no cuentes con los recursos para liquidarlo o fallezcas son mayores.

4.- El financiamiento se da en términos de pesos y centavos

Falso: Los créditos del Infonavit están dados en veces el salario mínimo general vigente, así como las mensualidades fijas que aportas y éstas no deben rebasar el 30% de tu salario mensual. Como ya lo mencionamos arriba, recuerda que la tasa de interés es variable (de 4% a 10% anual sobre saldos insolutos) dependiendo de lo que ganes. Entre más alto sea tu salario más intereses se te cobrarán. Además el monto de tus mensualidades aumentará cada año, conforme lo haga el salario mínimo general vigente cada enero.

5.- El crédito Infonavit es buena opción para todos

Falso: Este tipo de financiamientos es buena opción solo para personas con ingresos menores a 10 mil pesos –que difícilmente tienen acceso a un préstamo bancario– y ya cuentan con al menos 20% del valor de la propiedad en su subcuenta de ahorro para la vivienda (más aún si están casados). Pero si tus ingresos superan los $20 mil pesos, quizá lo que más te convenga sea conseguir una combinación de créditos para reducir los costos del financiamiento y no terminar pagando hasta dos o tres veces más el valor original de la propiedad.

6.- Pagar el crédito es todo el dinero que necesito

Falso: Cuando compras una casa no sólo debes contemplar el valor de la propiedad, sino también los gastos iniciales, que en promedio pueden representar 10% del valor del bien raíz. Algunos de estos gastos se te indican cuando inicias el trámite para tu crédito Infonavit en tu precalificación que, dependiendo del avalúo, pueden ir de 2 a 4.5%, pero si tu crédito lo complementarás con un banco, además debes tomar en cuenta los gastos de apertura de dicho préstamo.

Ideas correctas sobre Infonavit

Ahora vienen aquellas cosas que haz escuchado del Infonavit que son ciertas. Abonar con regularidad a tu subcuenta de vivienda habla de finanzas sanas

7.- Si ahorro por mi cuenta me prestan más

Cierto: Además del préstamo que puedes acumular por puntos, también te conviene abonar con regularidad a tu subcuenta de vivienda (o incluso, de la afore), pues eso habla de finanzas sanas y te acerca más a tu meta, por lo que el Infonavit está dispuesto a arriesgarse prestándote más, pues las probabilidades de que le pagues son mayores. Pero ¡ojo!: en cualquier crédito lo importante no es cuánto te puedan prestar, sino cuánto puedes pagar para que no se te salga de control y se vuelva una deuda interminable.

8.- Entre más años tenga trabajando mayor será mi crédito

Cierto: El tiempo de cotización se refiere al tiempo que tu patrón lleva aportando a tu cuenta de ahorro para la vivienda. Entre más años lleves trabajando reflejas mayor estabilidad y confianza para prestarte dinero, tanto para el Infonavit como cualquier otro tipo de crédito.

9.- Si estoy casado es más fácil conseguir un crédito mayor

Cierto: Al estar casado puedes sumar tus ingresos a los de tu pareja para alcanzar un mejor préstamo, pero es importante que el matrimonio sea legal ante las leyes mexicanas; es decir, necesitas estar casado al menos por el civil, pues el crédito al que se accede es de tipo conyugal y ambos se vuelven responsables del mismo.

10.- Se pueden combinar créditos de diferentes fuentes

Cierto: Existen al menos seis tipos de créditos con el Infonavit y en la mayoría de ellos se te da la opción de completar el capital con el crédito de un banco. Incluso, el crédito llamado Apoyo Infonavit sirve como una especie de aval. El banco aporta todo el crédito y tu préstamo del Infonavit queda solo como garantía en caso de que perdieras tu empleo.

Te recomendamos leer:

¿Para qué te alcanza con el aumento de crédito del Infonavit en CDMX?

¿Has pensado en tramitar tu crédito Infonavit? ¿A qué problemas te has enfrentado?

Relacionadas

Comentarios