A FondoNegocios

¿Cuál es la fórmula para crecer? 4 gigantes te dan sus secretos

Los CEO de las empresas mexicanas José Cuervo, Cinépolis, Chedraui y Softtek cuentan cómo rompieron barreras y te dicen cómo crecer hasta convertirte en un gigante.

31-08-2017, 10:19:48 AM

Que la empresa mexicana más antigua tiene aroma tequilero, que una cadena nacional le enseñó a ver cine a los estadounidenses, que la firma tecnológica que mejor le compite a sus similares de India es liderada por una mujer y que el modelo de tiendas de autoservicio proveniente de Jalapa es un verdadero hit que se traduce en millones de dólares al año.

Todavía hay mucho que aprender de México.

El ADN de liderazgo y la visión empresarial de Juan Beckmann (Grupo José Cuervo), Alejandro Ramírez (Cinépolis), Antonio Chedraui (Chedraui) y Blanca Treviño (Softtek) no está a discusión; la duda es: ¿cómo han logrado crecer y llevar las riendas de cuatro gigantes mexicanos que han trascendido épocas, fronteras y retos de mercado?

Durante la más reciente edición de Foro Banorte, estos cuatro CEO se dieron cita para hablar un poco de historia –la propia, la de su empresa—y de los factores que los han convertido en ejemplo a seguir dentro del mundo empresarial nacional.

Grandes estrategias

“Es importante destacar que hay condiciones macroeconómicas para crecer, una economía interna sólida, fuerte crecimiento en el consumo y reformas estructurales alcanzadas que son la plataforma sobre la que podemos construir las empresas del mañana”, dijo Chedraui, quien acompañó su ponencia con algunas de las cifras que han llevado a Chedraui a ser la tercera cadena de autoservicio a nivel nacional.

La empresa nacida en Jalapa en el ya lejano 1970 cerrará el año con cerca de 100 mil millones de pesos en ventas, con 265 tiendas en el país y 60 en el suroeste de Estados Unidos. Chedraui suma 42 mil colaboradores y es la segunda cadena con capital mayoritariamente mexicano.

Mientras tanto, José Cuervo es la empresa mexicana con mayor historia. Su legado se remonta a años previos a la Independencia.

“Tiene más de 250 años, 11 generaciones han estado al frente de la empresa, así que ha habido gente con mucha visión para llevar a la marca a donde está; sin duda ha tenido suerte, de esa suerte que llega cuando se trabaja mucho”, prosiguió Beckmann.

El empresario llenó la Casa Cuervo de algo más que agave cuando, hace apenas unos meses, entró a la Bolsa de Valores y creció el valor de la marca en 18 mil millones de dólares. Tequila pegador.

Por su lado, Cinépolis es una empresa de más años de los que aparenta. Desde los 70, la familia Ramírez comenzó a hacerse un hueco en una industria tomada por el gobierno Priista. Pero, tras la desregulación, en 1994, el enfoque cambió y la pantalla se quitó varias restricciones de encima.

Desde entonces, Cinépolis ha desbancado a más de 20 competidores que han intentado posicionarse en el mercado mexicano, la gran mayoría competidores extranjeros.

“En los últimos 12 años ha crecido la asistencia de forma remarcable: el año pasado vendimos 311 millones de boletos a nivel global –260 millones en México y el resto en otros países; este año pensamos llegar a 329 millones de entradas. De ser un país cerrado al cine, ahora exportamos salas con tecnología de punta”, contrastó Ramírez.

Finalmente, Softtek, liderada por Blanca Treviño, es la empresa de Tecnologías de la Información de mayor alcance que tiene México, con presencia en 14 países: Chile, Argentina, Brasil, Estados Unidos, algunos países de Europa, así como una importante presencia en India y China. Son 15 años de un desarrollo brillante.

Lee La mexicana que superó el miedo y creó una empresa de 1,000 mdd

“Tenemos una historia muy fuerte, de una visión que queríamos lograr, una aspiración por hacer cosas muy poderosas, un compromiso por conseguirlas, una firme autodeterminación que no ha encontrado obstáculos para alcanzar lo que buscábamos y lo que queríamos transmitir”, enlistó Treviño.

Los resultados los anteceden, así que estos 10 consejos no son para echarse en saco roto:

1. De todos se aprende

No importa que no sean la competencia, de todos se puede aprender algo. Beckmann destaca que, desde la tequilera, se fijan mucho en la industria de la moda, de perfumes, de refrescos y cervezas, por ejemplo, para obtener ideas que se puedan aplicar a su negocio. “Patrocinios, fórmulas de productos, uso de celebridades para construir marcas o los envases –tan importantes en la industria de la perfumería— son algunas de las ideas que tomamos”, compartió.

2. Innovación

Cuervo fue la primera tequilera en usar vidrio, cuando antes se usaban barricas para vender alcohol; fueron los primeros en variedades como el añejo, el extra añejo, el tequila cristalino; los primeros en México, también, en entrar al mercado de las bebidas energéticas. “Innovación es algo fundamental, sobre todo en una compañía cono la nuestra, en donde necesitamos competir con empresas de mayor tamaño –de bebidas alcohólicas–, para tener productos nuevos que garanticen crecimiento a mediano y largo plazo”, explicó el presidente de la junta directiva de Grupo José Cuervo.

3. Marcas Premium

Vender barato y por volumen está bien, pero por qué no intentar más seguido desarrollarse en el mercado de lujo, con mejores dividendos e impulsando la calidad y el valor agregado. Así, por ejemplo, nació el Tequila 1800 y otras marcas del grupo tequilero. “Es increíble que, en un país como México, productor de plata, no exista un equivalente a Tiffany, o que siendo grandes productores de café no haya sido Starbucks una idea nacional”, remató.

4. Gente

Todos hablan de tener al personal más capacitado, pero pocos hacen algo serio para realmente atraer talento. Los equipos mejor preparados serán los encargados de la internacionalización de la marca, de desarrollar los productos y, la empresa, por su parte, tiene la responsabilidad de mantenerlos contentos para que sigan en la empresa.

5. Valor agregado

El éxito de Cinépolis radica en la calidad de sus salas. Fueron pioneros en salas tipo estadio con isóptica mejorada. Asimismo, crearon la primera sala VIP y, posteriormente, sacaron las salas IMAX de los museos y centros de ciencia para aplicarlo al cine comercial. Todos han sido productos muy bien recibidos en Estados Unidos y otros países.

6. Mantente presente

Ninguna otra cadena de cines es más exitosa que Cinépolis en las redes sociales. Facebook, Twitter y Google Plus son comunidades a través de las cuales mantiene su presencia y se acerca más a su público.

7. Evoluciona

El mundo digital ha traído aires de cambio para todos, especialmente para el comercio físico. Chedraui actualmente trabaja en la migración al mundo digital, en el que las transacciones pierden prioridad ante la identificación de clientes, con sus gustos y preferencias particulares. “Hay que estar más cerca del consumidor, de donde vive, donde trabaja, hay que buscar formato de proximidad y enfocarnos en la omnicanalidad del comercio”, puntualizó Chedraui.

8. Fracasa bien, fracasa mejor

Los grandes proyectos también son catálogos de grandes errores, pero de ellos se aprende más que de cualquier éxito. Chedraui es un ejemplo, pues falló al querer diversificar su mercado en cafeterías y tiendas departamentales. De igual manera, sus tiendas de conveniencia fueron claramente superadas por otros competidores.

9. Cultura emprendedora

Softtek es el claro ejemplo de que un proyecto puede rebasar cualquier tipo de barreras. Buena parte de ello se debe a la cultura emprendedora de la empresa, que buscó financiamiento integrando nuevos socios, cuando los bancos le cerraban la puerta, y que ha crecido por la escalabilidad propia con la que se pensó el proyecto.

10. Busca la fortaleza

Si Softtek goza de mayor reconocimiento en otros países que en México es porque Treviño encontró poco apoyo en el país para crecer. “En México no creyeron que podíamos competir con IBM o con las empresas de la India, así que empezamos por llegar al mercado brasileño y estadounidense”, cuenta la emprendedora. “Empezamos a buscar las situaciones favorables para llegar a diferentes mercados y marcas”. No hay que perder el tiempo pensando en las debilidades, mejor utilizar esos valiosos minutos en buscar y asociar dónde están las fortalezas.

Relacionadas

Comentarios