'; Alto Nivel
ExpressHistorias

¿Y ahora a qué se dedicarán los guerrilleros de las FARC?

El gobierno y el grupo guerrillero llegaron a un histórico acuerdo de paz; sin embargo, miles de combatientes deberán enfrentarse a una nueva vida, ¿cómo lo harán? Te lo contamos.

27-09-2016, 5:04:21 PM
¿Y ahora a qué se dedicarán los guerrilleros de las FARC?
Reuters

Rebeldes de la guerrilla de la FARC dejarán pronto sus uniformes de combate para trabajar de guías turísticos, fabricantes de queso o mecánicos en Colombia, como parte de los planes del grupo de incorporarse a la economía cuando entre en vigencia un histórico acuerdo de paz.

Extensas e inhóspitas zonas rurales abandonadas que estaban bajo control de los rebeldes, ahora podrían ser utilizadas por los propios combatientes -mayormente campesinos- que piensan quedarse en la región para lanzar sus emprendimientos, apoyados por un subsidio del Gobierno. 

Sumar a los 7.000 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a la economía con proyectos productivos es fundamental para evitar que sean seducidos por bandas de delincuentes o narcotraficantes, en un país con un alto nivel de desempleo, pobreza e inequidad, fenómenos que inspiraron el surgimiento de las FARC en 1964.

“Tenemos que vincularnos también en la parte económica (…) para que no podamos irnos por el camino equivocado”, dijo a Reuters Mauricio Jaramillo, miembro de la cúpula de las FARC.

Después de la rúbrica en Cartagena el lunes del acuerdo de paz por parte del presidente Juan Manuel Santos y el máximo comandante guerrillero Rodrigo Londoño en una emotiva ceremonia, solo está pendiente el aval definitivo de los colombianos en un plebiscito el próximo domingo.

Si los colombianos aprueban el pacto que pone fin a un enfrentamiento armado de medio siglo que ha dejado más de 220,000 muertos, las FARC tendrán seis meses para desmovilizarse como guerrilla y transformarse en un partido político.

Mientras tanto, varias fuentes de la guerrilla reconocieron a Reuters bajo condición de anonimato que algunos de los proyectos productivos ya están funcionando, sin ofrecer muchos detalles por temor a que puedan ser confiscados para resarcir a las víctimas del conflicto.

Las autoridades han acusado a las FARC de poseer grandes extensiones de tierra y negocios en actividades como la ganadería, la construcción, el comercio, el transporte y la minería, en donde habrían invertido dinero de actividades ilícitas como el narcotráfico, la extorsión y el secuestro. 

Santos advirtió en una entrevista con Reuters que perseguirá la fortuna ilícita de las FARC y la usará para indemnizaciones.

Los rebeldes han negado contar con dinero sucio, al tiempo que ha sido difícil para las autoridades probar sus acusaciones y las incautaciones han sido marginales. Por eso muchos colombianos creen que los recursos terminarán en negocios de desmovilizados.

Guías de turistas

Uno de los proyectos en los que podrían trabajar los ex guerrilleros es un centro de turismo ecológico y de aventura en zonas selváticas, que durante décadas estuvieron vedadas para los turistas por el conflicto armado más largo del hemisferio. 

Ahí los visitantes, por ejemplo, podrían visitar los campamentos donde estaba la cúpula de las FARC durante el proceso de paz y también museos itinerantes, guiados por ex combatientes.

“Nadie mejor para explorar y conocer las zonas que los guerrilleros que durante tanto tiempo las han caminado”, dijo Sebastián Gómez, director del Centro Alternativo al Desarrollo, un enlace local entre la guerrilla y la comunidad, que propuso el proyecto a los futuros ex combatientes.

Entre los proyectos en etapa avanzada a ser desarrollados con la comunidad están la creación de un frigorífico en el sur del país para exportar carne, una planta procesadora de lácteos, granjas agrícolas y plantas procesadoras de alimentos, según un documento obtenido por Reuters de otras fuentes de las FARC.

“Las plantas se construirán una por región y serán multifuncionales conforme a las cosechas, (…) contarán con asesoría de profesionales con experiencia en las grandes industrias del ramo en Europa”, detalló el informe.

Mientras tanto, en los Llanos de Yarí, Esteban Ramírez, un guerrillero de 34 años que ha pasado 20 de ellos en las FARC, proyecta su futuro. “Aquí en la guerrilla me dediqué a conducir y a ser mecánico, entonces con unos camaradas hemos hablado de montar un taller reuniendo lo que el Gobierno ha dicho que nos va a dar”.

El acuerdo de paz establece la creación por parte de las FARC con apoyo estatal de una entidad de economía “social y solidaria” denominada ECOMÚN, a la que los excombatientes podrán afiliarse voluntariamente para crear emprendimientos. 

Además fija un apoyo económico equivalente a unos 2.700 dólares por rebelde, que se otorgará por una sola vez para emprender un proyecto productivo individual o colectivo.

A ello se sumarían recursos de agencias como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). 

“No vamos a quitar empleo a nadie, al contrario, vamos a desarrollar proyectos que promuevan más oportunidades y dinamice las economías en los territorios donde tendremos presencia”, dijo el líder guerrillero Londoño, conocido como “Timochenko”.

Relacionadas

Comentarios