HistoriasManagement

Walt Disney: un imperio sin final

Al parecer todo lo que toca Disney se convierte en oro. Conoce la historia de negocio de EU que se transformó casi en una cultura mundial.

27-05-2010, 4:16:59 PM
Walt Disney: un imperio sin final
Altonivel

Nadie podría imaginar que el gigantesco imperio Disney comenzó como un humilde y sencillo estudio de animación en el año 1923. Y es que hoy sus logros lo convierten en una de las compañías más grandes a nivel mundial, con ingresos de 30 mil millones de dólares por año.

Parques de atracciones, hoteles, estudios cinematográficos, canales de televisión, radios, películas, videojuegos y un arsenal de merchandising son parte del imperio Walt Disney Pictures.

Un logro que pocos pueden adjudicarse, ya que Disney es mucho más que una marca, es casi un estilo de vida.

Hoy, los más grandes triunfos corren, por ejemplo, de la mano de Pixar, estudio de animación que adquirió en 2006.

Además, a fines del 2009 los accionistas de Marvel Entertainment aprobaron la venta a Disney, permitiendo que la firma de cómics se convirtiera en una jugosa filial para este gigante.

El hombre detrás de la marca
Walt Elias Disney, fundador del imperio, fue originalmente un modesto dibujante con raíces irlandesas.

Vivió una infancia idílica en una especie de “paraíso rural”, ya que su familia residía en una granja. Más tarde se trasladó a un lugar mucho más urbano en Kansas, donde comenzó su fascinación por las historietas, las que lo llevarían a la fama mundial.

Así desarrolló su interés por los dibujos y la animación. Tras el intento de llevar a cabo proyectos dedicados a la realización de cortometrajes se percató de que tenía que adquirir más conocimientos en el tema.

Disney no se dio por vencido; estaba fascinado con la animación. Empezó a leer libros, experimentó con cámaras en su propia casa y se empecinó en aprender técnicas de mecánica, producción, cinematografía, animación y negocios para emprender.

De esa manera, Walt se juntó con su hermano Roy y decidieron comenzar un nuevo negocio. Se gestaba la apoteósica empresa que hoy conocemos.

Originalmente su nombre era Disney Brothers`Studio y partió con grabaciones en Hollywood. Los filmes que dieron paso a la fama fueron unos cortos llamados “Comedias de Alicia”, una mezcla de actuaciones con personas reales y dibujos.

Walt Disney percibió que lo que más llamaba la atención de la gente era un gato que aparecía en los filmes, un animal muy singular llamado “Julius”. Entonces, optó por sacarle partido a los dibujos animados.

Mickey Mouse, símbolo del éxito
El primer símbolo oficial de Disney fue Oswald, un conejo, pero tiempo después Walt perdió los derechos sobre esta animación por un acuerdo económico que lo derivó a otra productora.

Tras esta derrota, Disney siguió adelante. Creó un nuevo personaje que creyó atractivo, pero nunca a tan grande escala.

Era Mickey Mouse y su cercanía con las personas le llevaron incluso a ser declarado como “símbolo internacional de buena voluntad” por la Sociedad de Naciones (SDN).

Asimismo, fue el primer personaje de dibujos animados en conseguir una estrella en el popular Paseo de la Fama de Hollywood.

El eterno reinado
Lo que continuó después de Mickey es mundialmente conocido. Miles de películas que se adaptan siempre a las nuevas tendencias y preferencias de los niños y adolescentes.

Además, cuenta con un parque que más que un parque temático es un complejo turístico. Disney World en Orlando reúne millones de personas cada año.

El lugar, que podría ser una ciudad por su tamaño de más de 122 km. cuadrados, cuenta con hoteles, cruceros, complejos deportivos, restaurantes, centros comerciales y todo lo necesario para pasar unas vacaciones inolvidables en un mágico mundo.

De Cenicienta a High School Musical
Cambios de todo tipo debieron llevarse a cabo para que la compañía se adaptara al siglo XXI. Sin duda, su clave es saber acomodarse a la nueva mentalidad de niños y adultos en el planeta.

La inocencia y pureza de sus personajes originales ha cambiado. Historias como “La Cenicienta” y “La Bella Durmiente” fueron reemplazadas por el musical “High School Musical” y por la banda musical “Jonas Brothers”.

En la actualidad, Disney se ha enfoca más en llegar al público adolescente y lanza a la fama a artistas jóvenes. Además, vende productos mediáticos que generan masiva aceptación en el mundo.

Hoy, el consorcio dominado por Walt Disney Co está con planes de comprar Bus Onlines, una de las más grandes compañías de medios y publicidad en Chile, expandiendo aún más el mercado.

El emperador animado no planea por nada dejar de entretener a generaciones enteras, generando huellas profundas en los niños de ayer y de hoy.

.
www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios