C4090-958 1Z1-551 000-632 LOT-710 S10-210 HP0-G13 C_TERP10_60 1Z0-874 000-N34 HP2-K22 ISSAP 642-081 A2090-552 000-104 200-310 >> 070-410 >> C2180-401 >> 1Z0-457 >> 1K0-001 >> 1Y0-253 >> 312-49V8 >> E10-002 >> 400-101 >> CA0-001 >> 070-516 >> 70-482 >> C_HANAIMP151 >> MB2-708 >> JN0-690 >> C2020-703 >> 300-208 >> 1Z1-507 >> PMI-SP >> 642-732 >> 70-486 >> CSSGB >> NS0-157 >> BH0-006 >> 712-50 >> 1Z0-414 >> 4A0-M02 >> 210-065 >> M2090-733 >> 3I0-012 >> 1Z1-574 >> HP0-S42 >> 070-483 >> 1Y0-301 >> AHM-520 >> CCA-500 >> 102-400 >> 600-455 >> C_TBIT44_73 >> CISSP >> 640-911 70-243 98-349 BCCPA 70-534 AHM-250 C2090-620 JN0-332 A00-240 1Z0-511 070-457 117-202 CQE 1Z0-803 200-125 070-465 200-120 MB6-703 EX200 1V0-601 ADM-211 CISA BH0-007 1Z0-531 1Z0-883 9L0-521 642-999 M2090-744 700-270 9L0-012 74-697 70-483 1Z0-450 070-412 Vivirás sin pensión, pero pagarás las de Pemex y la Luz
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

Vivirás sin pensión, pero pagarás las de Pemex y la Luz

El problema con el sistema de pensiones en México es “escalofriante” por su regresividad y desigualdad, pues el 40 por ciento de la población contribuye para pagar las pensiones del 15 por ciento.

Vivirás sin pensión, pero pagarás las de Pemex y la Luz
Negocios
Alto Nivel 14-09-2016

Francisco Muciño

Ser mexicano y tener entre 20 y 30 años de edad puede ser un peligro para tu futuro. La mayoría de las personas que se encuentran entre este rango de edad corren el riesgo de no tener suficiente ahorro para su retiro, pero sí tendrán que pagar las pensiones de otros jubilados que trabajaron en compañías estatales que incluso ya no existen, como Luz y Fuerza, que recibirán en promedio un millón de pesos al año.

“No sólo les tocará pagar las pensiones de sus papás, sino las de otras personas, además de la suya y de los que no ahorraron nunca en su vida”, explicó Sunny Aerly Villa, directora de Gasto Público del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) durante la presentación del estudio sobre las implicaciones del Paquete Económico 2017.

Héctor Villarreal, director general del CIEP, agregó que el problema con el sistema de pensiones en México es “escalofriante” por su regresividad y desigualdad, pues el 40 por ciento de la población contribuye para pagar las pensiones del 15 por ciento.

“Hay que ponerle un tope, y se puede empezar por el sector público. Tenemos pensiones en algunas partes que en realidad son una burla”, agregó.

Según datos del CIEP, los jubilados de la extinta Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), que fue liquidada en 2009, recibirán pensiones promedio de 970,944 pesos al año. Es decir, 80,912 pesos mensuales, mientras que los pensionados del IMSS recibirán una pensión promedio de 85,600 pesos anuales, 7,133 pesos al mes. Mientras que los beneficiarios del programa Pensiones para Adultos Mayores (PAM) es de 7,200 pesos al año en promedio.

Por otra parte, las pensiones promedio de trabajadores jubilados de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) son de 500,000 pesos al año.

El gobierno federal entregó el pasado jueves 8 de septiembre la iniciativa de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, en la que se propone un gasto en pago de pensiones de 720,128 millones de pesos, 14 por ciento más que en 2016. Cabe mencionar que este gasto representa el 15 por ciento de todo el gasto público que se ejercerá el próximo año.

Te puede interesar: Liquidar al Sindicato de Electricistas costó 5,200 mdp

Villarreal agregó que hay tres problemas con el sistema de pensiones en el país. El primero es que este “loco incremento” del gasto en pensiones se financia con gasto corriente. El segundo es que, con un mercado laboral más flexible y menos seguro, la gente muy joven podría no cotizar el número suficiente de semanas para garantizar una pensión mínima “y si logran el número de semanas, van a recibir muy poco”.

El tercer problema está en los que nunca entraron a un sistema de cuentas individuales y no tendrán amigos o familiares en los cuales apoyarse.

“Estamos en un riesgo de una inequidad intergeneracional terrible. En este país, desde el punto de vista fiscal, es muy mal negocio tener entre 20 y 30 años”, agregó Héctor Villarreal, al señalar que a los más jóvenes les van a tocar pagar una serie de cosas que no les correspondían.

 

Deuda y participaciones a estados pesan en Presupuesto

Además de las pensiones, el pago de deuda e intereses y las participaciones que les corresponden a los estados son compromisos que no puede eludir el gobierno el próximo año, por lo que tuvo que hacer ajustes al gasto en otras áreas importantes para el desarrollo económico y social.

El CIEP señaló que, por primera vez desde 2010, el costo financiero de la deuda (pago de intereses, comisiones, actualizaciones y demás cargos, será mayor al financiamiento mismo que el gobierno federal requerirá para 2017.

El próximo año se tendrá un déficit presupuestario de 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y al mismo tiempo se pagará deuda equivalente al 2.8 por ciento del PIB.

Sunny Arely Villa, del CIEP, dijo ayer martes en la presentación del estudio que en los últimos años el presupuesto ejercido ha estado arriba de lo aprobado. Si esto vuelve a ocurrir en 2017, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (la medida más amplia de la deuda pública) llegará al 50.7 por ciento del PIB.

Las calificadoras de riesgo crediticio Standard & Poor’s y Moody’s rebajaron este año la perspectiva de la nota de México a ‘negativa’ desde ‘estable’, precisamente por el incremento de la deuda, que si bien no se encuentra a un nivel alarmante, no se corresponde con el nivel de ingresos del país. En los últimos diez años, la deuda ha crecido 25 por ciento.

Además, en el proyecto se plantea entregar 738,747 millones de pesos (mdp) a los estados como participaciones federales, 8.8 por ciento más que el año pasado.

La imposibilidad de hacer recortes en estos compromisos hizo que el gobierno federal ajustara en áreas que afectarán el desarrollo económico y social del país.

Por ejemplo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hará un recorte 12 por ciento en el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública (SEP), de 7.8 por ciento en la Secretaría de Salud, de 35 por ciento en la Secretaría de Economía (SE) y de 32 por ciento en la Secretaría de Turismo (Sectur).

“El proyecto de presupuesto, además de volverse más regresivo con respecto a los últimos años, es muy limitado para impulsar el desarrollo social y económico del país”, concluye el CIEP.

También puedes leer: Los perdedores (y ganadores) del Presupuesto 2017

COMENTARIOS
Siguiente El angustioso triunfo de Clinton... y el peso mexicano

El angustioso triunfo de Clinton... y el peso mexicano

Hillary Clinton parpadeó nerviosamente al principio del debate y llegó a parecer muy cansada, sin embargo, quedó demostrado que los mercados la dieron por ganadora.