Estilo de VidaHistorias

Vino tinto, exquisitamente saludable

El licor obtenido de la uva limpia las paredes arteriales, disminuyendo la posibilidad de accidentes coronarios. Bébelo, pero con moderación.

26-05-2010, 4:46:01 PM
Vino tinto, exquisitamente saludable
Altonivel

“Una o dos copitas diarias de vino tinto cuidan el corazón”. Una frase que lejos de ser un mito para quienes desean disfrutar de este licor, se ha transformado en una afirmación real de los médicos.

Hace más de veinte años que la American Journal of Medicine publicó los resultados de un estudio sobre la relación entre tres principales causas de mortalidad (cáncer, enfermedad coronaria y derrame cerebral) y el consumo de alcohol.

La investigación arrojó que el vino ejerce un efecto de protección contra las enfermedades coronarias porque eleva los niveles del llamado “colesterol bueno” (HDL) en la sangre.

Así, un mayor contenido de HDL en el plasma se traduce en una reducción de la frecuencia de los ataques cardiacos.

En los noventa la idea volvió a tomar fuerza cuando el doctor Serge Renaud demostró que los taninos del vino (compuestos que le dan al vino tinto su color rojo característico) contribuyen a reducir la cantidad de grasas animales, limpiando nuestras arterias, lo que desató un auge en el consumo vinícola en EU.

Cabe señalar que los vinos con mayor concentración de tanitos son el Cabernet Sauvignon, seguido del Syrah, Malbec, Merlot y Pinot Noir.

Hoy también se sabe que el resveratrol, una sustancia que se encuentra en la piel de la uva negra, puede ayudar a retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades geriátricas como el Alzheimer.

10 razones para brindar con vino y ¡salud!
Como vemos, son varias las razones que hacen de un vino con cuerpo, gran aroma y color algo más que un deleite culinario. Repasémoslas:

  1. El contenido de taninos impide la oxidación del colesterol bueno o HDL, sirviendo de cardioprotector por su alta densidad.
  2. Muchos vinos naturales no tienen preservantes ni químicos, lo que no provoca dolor de cabeza.
  3. Beber induce un estado mental relajado y más alegre.
  4. Tiene una acción antiespasmódica.
  5. Activa la secreción biliar.
  6. Acción antibacteriana
  7. Efecto antihistamínico, que atenúa las reacciones alérgicas
  8. Protección de las paredes arteriales, al fortalecer el colágeno y la eslatina que las forman.
  9. Aporta minerales y oligoelementos: magnesio (disminuye el estrés), zinc (mejora las defensas inmunitarias), litio (equilibra el sistema nervioso) y calcio y potasio (garantizan un adecuado equilibrio iónico y eléctrico).
  10. Actúa contra la anorexia o falta de apetito al estimular los órganos olfativos y gustativos.

Todos estos beneficios se producen con dosis moderadas, nunca más de dos copitas al día.

En México, el consumo de vino tinto alcanza el 0.5% entre las bebidas alcohólicas, muy atrás del 95% que ostenta la cerveza, lo que se traduce en la venta de 3.5 millones de cajas de vino al año frente a los mil millones de cajas de cerveza, según datos de Alimentaria México, feria organizada por Alimentaria Exhibitions y E. J. Krause.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios