ActualidadHistorias

Verificar: La nueva pesadilla de los automovilistas

El peregrinar de los automovilistas en busca de verificentros abiertos y certificados ha comenzado. La Profepa y la Sedema muestran problemas para coordinarse.

07-07-2016, 10:29:37 AM
Verificar: La nueva pesadilla de los automovilistas
Altonivel

A casi una semana de que se puso en marcha la Norma Emergente Ambiental el problema para las automovilistas ya no es el Hoy No Circula, sino encontrar un verificentro funcionando, ya que muchos han decidido cerrar para no ser multados por no contar con la certificación de sus dinamómetros.

Entre julio y agosto los autos con engomado amarillo, terminación de placas 5 y 6, serán los primeros en tener que pasar la verificación y lo que han encontrado es que la mayoría de los verificentros han optado por no dar servicio ante los operativos que está realizado la Profepa.

Los vacíos legales

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México chocaron sobre el cierre voluntario de los verificentros. La Sedema acusa de falta de conocimiento de la norma a los inspectores de la Profepa. 

En entrevista radiofónica, Müller asegura que el gobierno capitalino se encuentra listo para verificar con el nuevo sistema de OBDII y explicó que el transitorio noveno de la Norma Emergente se reconoce que en ausencia de los lineamientos federales para la calibración de los rodillos “claramente entra y están los procedimientos y lineamientos locales”.

La Ciudad de México publicó en 2015  el manual para la operación y funcionamiento de los equipos para el corrector desarrollo de la verificación vehicular.

En conferencia de prensa, el titular de la Profepa, Gillermo Haro Bélchez, aseguró que “no existe ningún impedimento legal para que los inspectores de Profepa visiten algunos verificentros de la CDMX, quienes tomaron la determinación de no abrir”.

El funcionario explicó que no han recibido ningún recurso legal de los propietarios de verificentros para no someterse a la inspección, ni tampoco han recibido quejas de los inspectores. 

Haro Bélchez dijo que días antes de que se aplicara la Norma Ambiental se dijo que “todos estaban listos” para aplicar las reglas, pero “la realidad demuestra lo contrario”.

Además hizo un llamado a las autoridades locales para que pidan a los titulares de las concesiones (propietarios de los verificentros) que abran los verificentros para no afectar a los automovilistas.

La falta de laboratorio

La NOM-EM-167-SEMARNAT-2016, que tiene como objetivo modernizar con tecnología los verificentros, indica que los sistemas deberán ser controlados por la autoridad federal, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y ya no por los proveedores y dueños de verificentros.

Los verificentros deben acreditar que sus dinamómetros, los rodillos en los que se monta el vehículo para la prueba de emisión de contaminantes, están calibrados, esto con una constancia que se emite en los 20 laboratorios de la Megalópolis acreditado por la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

El titular de la Profepa, Gillermo Haro Bélchez, asegura que los 20 laboratorios que existen en la Megalópolis son suficientes para los 447 centros de verificación que dan servicio (338 para vehículos particulares y 109 para el transporte de placas federales).

Algunos encargados aseguran que solicitaron a la Profepa la lista de los laboratorios pero no recibieron respuesta.

Al respecto, Haro Bélchez aseguró que “los laboratorios existen y existen desde hace mucho tiempo. Calibran pesas para todo lo que tenga que ver con la medición, por ejemplo, las balanzas de supermercado”.

Las sanciones económicas a las que podrían hacerse acreedores los centros de verificación podrán alcanzar hasta 50 mil unidades de medición por cada irregularidad.

Clausuras, clausuras y más clausuras

En 5 días, la Profepa clausuró 103 líneas de medición de emisiones de 23 de los 35 Centros de Verificación Vehicular inspeccionados en Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala. El 71% de los verificentros visitados por la Profepa tienen líneas de medición clausuradas.

La verificación que hace Profepa es únicamente instrumental, por lo que las sanciones son dirigidas sólo a los verificentros y no a los propietarios de los vehículos.

Ante el cierre de muchos verificentros en la Ciudad de México por temor a las clausuras de la Profepa, la Sedema dio a conocer en su portal de internet la lista de los verificentros abiertos.

Los nuevos métodos 

Los sensores remotos identifican vehículos ostensiblemente contaminantes. Si la toma es positiva, se invita a los ciudadanos a retirarse de circulación y afinar sus autos.

El Sistema de Diagnóstico a Bordo (OBD) monitorea 11 subsistemas relacionados con el control de gases contaminantes que producen los autos.

Si tienes dudas sobre cómo aplica la nueva norma te recomendamos leer: Dudas y respuestas de la nueva verificación vehicular 

 

Relacionadas

Comentarios