ActualidadLo Último

Venezuela abandona la OEA en medio de caos social

El gobierno venezolano tomó la decisión por la supuesta intervención de Estados Unidos a través de un grupo de naciones de la región, mientras el país sudamericano encara una ola de protestas en contra de Nicólas Maduro.

26-04-2017, 11:10:51 PM
Venezuela-marchas
Reuters.

Venezuela se retirará de forma “definitiva” de la OEA (Organización de Estados Americanos), dijo el miércoles el gobierno socialista, poco después que 19 países del organismo hemisférico aprobaron una reunión para discutir la crisis que vive el país petrolero, donde han muerto 29 personas en las últimas semanas en medio de una ola de protestas.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, justificó la medida argumentando que un grupo de naciones, encabezadas por Estados Unidos, intenta no sólo “tutelar” a su país, sino intervenirlo. “Afortunadamente, algo que nunca ocurrirá”, dijo.

“El día de mañana (jueves) presentaremos la carta de denuncia a la OEA e iniciaremos un procedimiento que tarda 24 meses”, explicó Rodríguez.

“Nuestro retiro de esta organización no es coyuntural”, agregó precisando que, en adelante, su país no asistirá a eventos “donde se pretenda incursionar en el injerencismo”.

Venezuela es el primer país que se retira voluntariamente de la OEA, el organismo regional más extenso y longevo.

Cuba fue expulsada en 1962 y desde entonces está fuera de la OEA, a pesar de haber sido readmitida en el 2009. Ese mismo año, Honduras fue brevemente separada tras un golpe de Estado.

Desde que estalló la más reciente ola de protestas contra Maduro a fines de marzo, el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, ha insistido en que el gobierno socialista convoque a elecciones adelantadas, garantice la separación de poderes y libere a unos 100 “presos políticos”.

Sin embargo, Caracas ha hecho caso omiso a las peticiones de Almagro y de varios países y ha denunciado el “injerencismo” de una organización que, asegura, sólo responde a los intereses de Washington.

“Pido la comprensión y solidaridad de los pueblos de nuestra América y el mundo para derrotar el plan intervencionista contra Venezuela“, dijo más tarde Maduro.

Según los estatutos de la OEA, para que un país quede fuera del organismo deben pasar dos años contados a partir que anuncia su intención de retirarse.

En esos 24 meses, Venezuela será miembro pleno de la OEA con todos sus derechos y obligaciones, por lo que debe cancelar unos 8.7 millones de dólares que adeuda al organismo.

Caracas solicitó esta semana que el 2 de mayo los cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) -integrada por todos los países de América a excepción de Estados Unidos y Canadá- se reúnan para discutir el “injerencismo” sobre su Gobierno.

Balas y gases

El miércoles, en una nueva jornada de protestas, falleció Juan Pablo Pernalete, de 20 años, tras recibir un impacto de una bomba lacrimógena en el pecho, dijo el Ministerio Público en un comunicado.

En esa protesta, en una zona de clase alta de Caracas, también resultaron heridas 22 personas.

Por otra parte, Christian Ochoa, de 22 años, recibió “varios” impactos de bala el lunes tras salir de su casa en la ciudad de Valencia y cruzarse con un grupo de personas que participaba en una protesta contra Maduro, dijo el Ministerio Público el miércoles.

En Táchira, un estado fronterizo con Colombia, murió Efraín Sierra de 28 años, informó el miércoles el gobernador José Vielma, quien agregó que la víctima recibió un impacto de bala en el estómago y no participaba en las protestas.

El gobierno socialista de Maduro acusa a sus adversarios de intentar un golpe de Estado con ayuda de Estados Unidos, mientras que la oposición ha calificado al mandatario como un “dictador” que ordena reprimir brutalmente las marchas.

Los simpatizantes de Maduro también salieron a las calles de la capital el miércoles, en una marcha que denominaron “por la paz y contra el terrorismo”.

La oposición ha dicho que seguirá en las calles, ya que asegura que la salida de Maduro es la única forma de revertir la grave crisis económica que atraviesa el país con las mayores reservas de petróleo del mundo.

“No hay perdigón, no hay bomba lacrimógena, no hay Guardia Nacional que pare el clamor del pueblo”, dijo Aymar Castillo, una dirigente política que participó de una marcha en la sureña Ciudad Bolívar.

Relacionadas

Comentarios