Estilo de VidaHistorias

Una buena postura corporal mejora la salud mental

Mejorar nuestro ánimo y estado de salud puede ser tan simple como caminar de un modo distinto. Conoce estos consejos entregados por expertos.

29-05-2011, 5:00:00 PM
Una buena postura corporal mejora la salud mental
Estilo Hoy

Es inevitable. Nuestro humor, estado de ánimo y salud se refleja de inmediato en nuestro cuerpo.

Es por eso que diversos especialistas aconsejan ponerse en una buena postura corporal para así mejorar nuestro estado de salud.

“Siempre que procesamos algo, tiene consecuencias en nuestro cuerpo y en nuestro estado de ánimo“, afirma la psicóloga alemana Doris Wolf.

Explica que el cuerpo envía hormonas que pueden estimular la circulación y hacer que determinadas glándulas trabajen más o menos. Pero el dolor puede tener la misma influencia en la postura, mientras que la expresión del rostro afecta al bienestar personal. Esto último es fácil comprobarlo: por ejemplo, sonriendo.

“Mírese al espejo y sonría de oreja a oreja”, recomienda Dieter Puetz, doctor en psicoterapia. Inmediatamente el estado de ánimo mejora, promete.

Otra buena postura para la salud  y mejorar el estado de ánimo es aquella de la autoconfianza. Si uno está erguido, con los hombros hacia atrás y sacando pecho le será imposible sentirse inseguro. Así, es imposible decir “no puedo hacerlo”.

En el lado contrario si se camina con los hombros agachados y cabeza baja es fácil que el estado de ánimo tienda hacia los sentimientos negativos.

Cualquier postura conduce a ciertos pensamientos o sentimientos, y viceversa.

Esto es algo que puedes usar para mejorar tu estado de ánimo, especialmente si tienes dudas o te sientes abatido. Cambiando de gesto, pronto podrás sentirse mejor y con más ganas de hacer cosas.

Además, dormir lo suficiente y alimentarse bien también es importante para la salud física y mental. “Es fundamental”, dice el doctor alemán, Michael Schellberg. Quien duerma al menos 7 horas y coma bien se sentirá mejor que alguien con pocas horas de sueño y el refrigerador lleno de comida precocida.


Fuente: La Tercera

Relacionadas

Comentarios