'; Alto Nivel
A FondoTecnología

Es real: Un robot sí puede reemplazarte en el trabajo

Profesiones como abogados, médicos y contadores también son susceptibles de ser reemplazadas por inteligencia artificial, en un futuro cada vez menos lejano. Te presentamos algunos consejos para enfrentar esta nueva era.

25-11-2016, 12:49:11 PM
Es real: Un robot sí puede reemplazarte en el trabajo
Darinka Rodríguez

Lo que hace unos diez años se percibía como “el futuro”, y con ello, remoto e incluso no alcanzable para una persona joven, hoy es inminente: los robots están a punto de desplazar el trabajo de profesionales en disciplinas como la salud, las leyes y contabilidad, además de otros más evidentes que incluyen tareas automáticas y repetitivas.

Tareas encargadas a carteros, operadores de call centers o fábricas con procesos en línea son los empleos que se piensan más susceptibles de ser sustituidos por una máquina o un robot. Sin embargo, un estudio de la Harvard Business Review señala que dentro de unas décadas los médicos, arquitectos y abogados de corte “básico” serán sustituidos por máquinas, mientras que sólo los técnicos o profesionistas altamente especializados tendrían cabida en el panorama laboral en las siguientes décadas.

“La afirmación de que las profesiones son inmunes a los desplazamientos por la tecnología se basa en dos supuestos: que las máquinas son incapaces de ejercer un juicio o ser creativo o empático, y que estas capacidades son indispensables en la prestación de un servicio profesional”, indica la publicación.

Sin embargo, un análisis minucioso de las actividades de estas personas indican que más de la mitad del tiempo consiste en tareas rutinarias y basadas en procesos, mientras que la ausencia de empatía no es más que una falacia creada en torno a la inteligencia artificial.

Para muestra, un simple juego: hace poco más de cinco años, Watson, la plataforma de inteligencia artifical de IBM ganó un juego de Jeopardy de preguntas y respuestas contra dos de los campeones más hábiles en la historia del juego.

De acuerdo con el Índice Global de Habilidades 2016 elaborado por la firma de reclutamiento especializado Hays, en la próxima década se darán los primeros desplazamientos de profesionistas, por ser más baratos y en ocasiones, más eficientes que un humano. Este fenómeno afectará áreas como la salud, el transporte y logística, el servicio al cliente y el mantenimiento del hogar.

“Las personas con especialidad media eventualmente dejarán de ser competitivas y deseables en el mercado, porque la tecnología los van a remplazar: esto ya sucede en call centers, por ejemplo”, dice Gerardo Kanahuati, director de Hays México en entrevista.

De acuerdo con un análisis del Boston Consulting Group, un robot en la industria automotriz cuesta 8 dólares la hora en Estados Unidos contra los 25 que puede costar un trabajador. Si se habla de especialistas como médicos o contadores, el ahorro puede ser del triple o más.

La guerra contra las máquinas

No todas son malas noticias. Según el análisis de Hays, hay que distinguir entre la Inteligencia Artificial y los procesos de Amplificación de la Inteligencia basada en tecnología: el primero hace a los robots autónomos y separados de los humanos, mientras que la amplificación de la inteligencia pone a los humanos en control y los hace mejores en sus trabajos.

“La Inteligencia Artificial da a los seres humanos la oportunidad de dejar tareas robóticas a los robots y a los humanos la posibilidad de encontrar un trabajo más satisfactorio y gratificante, lo que sería benéfico tanto para las empresas como para los trabajadores”, indica.

Kanahuati recomienda a los profesionistas mexicanos hacer un análisis detallado de las labores que se realizan día a día con miras a la especialización en un área específica.

“Hay cursos, diplomados y se hacen esfuerzos por parte de la iniciativa privada, pero solamente un porcentaje muy pequeño de la población en México tiene acceso a la educación privada, lo recomendable es tomar la iniciativa”, menciona.

Fomentar la educación enfocada a la alta especialización de los profesionistas ya sea desde a propia empresa o de manera individual, reduce las posibilidades de que sea reemplazado por un robot y, a la larga, pueda desempeñar mejor sus tareas  valiéndose de los recursos tecnológicos a su alcance.

Relacionadas

Comentarios