El MundoLo Último

Trump fulmina a procuradora por desafiar prohibición migratoria

Sally Yates, quien fue designada como procuradora, desafió hoy la orden ejecutiva migratoria del presidente Donald Trump, e instruyó al Departamento de Justicia para defenderla por procesos judiciales en su contra.

30-01-2017, 8:51:54 PM

 

Alto Nivel con información de Agencias

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidió este lunes a la Fiscal General interina, Sally Yates, después de que ella ordenó a los abogados del Departamento de Justicia que no hagan cumplir el decreto del mandatario contra la inmigración, informó el portavoz de la Casa Blanca en Twitter.

Trump nombró a Dana Boente, fiscal por el distrito este de Virginia, en reemplazo de Yates, dijo el portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer en su mensaje.

La procuradora general estadunidense en funciones desafió hoy la orden ejecutiva migratoria del presidente Donald Trump, e instruyó a los abogados del Departamento de Justicia a defenderla en procesos judiciales en su contra.

Yates, quien fue designada por el presidente Barack Obama y sigue en el cargo porque el Senado aún no confirma al nominado presidencial Jeff Sessions, puso en duda la legalidad de la orden que prohibió el ingreso temporal de inmigrantes de siete países.

“En tanto sea la Procuradora General, el Departamento de Justicia no presentará argumentos en defensa de la orden ejecutiva a menos que ya esté convencida de que es apropiado hacerlo”, señaló en un mensaje a los fiscales federales.

“En este momento no estoy convencida que la defensa de la orden ejecutiva sea consistente con estas responsabilidades ni estoy convencida que la orden ejecutiva es legal”, remató.

Abogados del Proyecto Internacional de Asistencia a Refugiados (IRAP) y de la Unión Nacional de Libertades Civiles (ACLU) impugnaron el fin de semana ante la Corte la constitucionalidad de sus acciones y pidieron a los tribunales que sean puestas en suspenso.

El recurso legal fue hecho con un enfoque generalizado de tal manera que representaría los derechos de todos los refugiados inmigrantes que sean detenidos en los puertos de entrada el país tras la emisión de las órdenes ejecutivas.

El fin de semana, una jueza federal bloqueó parcialmente la orden ejecutiva migratoria del presidente Trump y prohibió que los inmigrantes de siete países detenidos en Estados Unidos sean deportados a sus países de origen.

La juez Ann Donnelly, de la Corte Federal Distrital de Brooklyn, determinó que la ejecución de las acciones ejecutivas del presidente podría provocar “daño irreperable” en los inmigrantes, muchos de los cuales han recibido visas o estatus de refugiados.

Trump anunció el domingo nuevas medidas para verificar los antecedentes de refugiados que buscan asilo en Estados Unidos a fin de impedir el ingreso de potenciales terroristas.

Asimismo suspendió durante 120 días la entrada de todos los refugiados, detuvo indefinidamente la llegada de aquellos procedentes de Siria y durante 90 días la de siete países con población predominantemente musulmana: Irán, Irak, Libia, Somalia, Siria, Yemen y Sudán.

Durante una vigilia frente a la Suprema Corte de Justicia, el liderazgo demócrata en el Senado y la cámara de representantes emplazó al presidente Donald Trump a rescindir la prohibición y amenazó con buscar que sea anulada en el Congreso.

“Esta orden no sólo es inconstitucional, es inmoral”, dijo en el acto, la líder de la minoría demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

El senador Charles Schumer, líder de los demócratas en la Cámara Alta, se comprometió a pelear contra la orden migratoria.

Dianne Feinstein, senadora demócrata de California, anunció esta mañana que introducirá dos iniciativas de ley en respuesta a la orden ejecutiva que prohibió el ingreso al país de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana.

El primer proyecto de ley rescindiría la orden ejecutiva de Trump, en tanto que la segunda establecería un mecanismo de inspección legislativa de las acciones migratorias de la Casa Blanca.

Relacionadas

Comentarios