Economía y FinanzasPara Entender

Trump declara la guerra comercial a países que más invierten en EU

¿Estados Unidos está tan mal como Trump lo pinta? ¿México se ha aprovechado llevándose las inversiones? Ambas preguntas pueden responderse con datos.

27-01-2017, 6:30:56 AM

 

 

Al parecer, Donald Trump quiere proteger a Estados Unidos de aquello que lo salvó de la crisis financiera de 2007-2008: la apertura económica. Hoy, con sus decisiones y amenazas sobre comercio global, está atacando a los países, incluido México, cuyas inversiones más han crecido esta nación.

Cuando tomó posesión como presidente, dibujó un escenario dantesco de la situación del país.

“Madres y niños atrapados en la pobreza de nuestras ciudades; fábricas oxidadas, esparcidas como lápidas en el paisaje de nuestra nación; un sistema educativo lleno de dinero, pero que deja a nuestros jóvenes y hermosos estudiantes privados de todo conocimiento. El crimen, las pandillas y las drogas que han robado demasiadas vidas y han robado a nuestro país tanto potencial no realizado. Esta carnicería estadounidense se detiene aquí y ahora mismo”, dijo Trump en su discurso de inauguración el 20 de enero.

El nuevo mandatario prometió traer la prosperidad de vuelta a EU con repatriación de las inversiones y los empleos. México y las automotrices han sido sus objetivos favoritos hasta ahora.

¿Estados Unidos está tan mal como Trump lo pinta? ¿México se ha aprovechado llevándose las inversiones? Ambas preguntas pueden responderse con datos.

 

Tras la crisis, fluyó más inversión a EU

Trump recibió de Obama una economía recuperada del shock financiero de 2008, con una tasa de desempleo en mínimos de 10 años y consumidores que empiezan a gastar más, gracias a la baja inflación y combustibles baratos.

Y, por raro que parezca, desde 2008 —cuando estalló la crisis financiera— hasta 2015, la inversión de empresas mexicanas en la Unión Americana se duplicó, según datos de una agencia gubernamental estadounidense.

La Inversión Extranjera Directa (IED) proveniente de México a EU pasó de 8,420 millones de dólares (mdd) a 16,568 mdd, de acuerdo con el Buró de Análisis Económico del Departamento de Comercio de EU.

Fuente: BEA. Cifras en millones de dólares.

La IED comprende la inversión de capital para abrir negocios, fusiones y adquisiciones, reinversión de utilidades, introducción de tecnología o capacitación.

Algunas empresas mexicanas que tienen inversiones en Estados Unidos son Bimbo, Gruma, Cemex, Grupo Alfa, Grupo México, Lala, Bachoco, entre otros.

Por otro lado, si se mira la inversión de Estados Unidos sobre México, ésta ha sido más errática y generalmente impulsada por grandes compras. De 2008 a 2015, la IED ha aumentado 43 por ciento, de 11,928 mdd a 17,051 mdd, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE).

IED de México y EU (millones de dólares)

Fuente: SE de México  y BEA de EU.

Trump ha amenazado a las automotrices japonesas Toyota y Nissan con impuestos si no se llevan el dinero y trabajos de México a EU. En su momento, Toyota respondió enumerando las inversiones que tienen en la Unión Americana, plataforma de producción y venta de muchos de sus autos.

Las compañías niponas han apostado con fuerza a la recuperación estadounidense. De 2008 a 2015 las inversiones subieron 75 por ciento, de 234,748 mdd a 411,201 mdd.

El empresario también emitió advertencias a la alemana BMW por su producción en México, y durante campaña criticó las políticas de la canciller Angela Merkel. Lo cierto es que esta economía también ha inyectado inversión a EU. En ocho años, la IED alemana subió 47 por ciento, de 173,843 mdd a 255,471 mdd.

Las inversiones de economías más abiertas sobre Estados Unidos se mantuvieron constantes durante los años post crisis. Por otro lado, los socios comerciales tradicionales, Reino Unido y Canadá, ha tenido altibajos o ha crecido con menos ritmo, como se ve en la siguiente gráfica.

IED de países en EU (millones de dólares)

Fuente: BEA

En 2015, el total de IED en Estados Unidos era de 3.1 billones (millones de millones) de dólares, equivalente al 17 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB).

De esos 3.1 billones, 1.2 billones se invirtieron en el sector manufacturero, donde Trump considera la mayoría de sus promesas de devolver trabajos. De la inversión en este rubro, la industria automotriz apenas representa 102,000 mdd, aunque se ha mantenido en constante crecimiento.

IED en sector manufacturero

¿Entonces qué quiere Trump?

Amenazar a países cuyas economías abiertas invierten más, parece un absurdo.  EU tiene una economía mucho más fuerte que la que recibió Barack Obama en 2009 y eso le da una sólida posición a Trump para negociar, y uno de sus métodos es pegar en donde más duele. Para muestra, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Estamos hablando del discurso, posturas y palabras de la figura representante de EU: Trump. No estamos viendo lo que hay dentro del bosque.

“En el argot de negocios, Trump  ‘mueve la mata’ para ver qué le duele a su competencia para vender un producto o servicio. Lo hizo al pie de la letra. Envió varios mensajes para determinar qué era lo que les dolía para negociar y amenazar”, dice Ramses Pech, analista del sector energético de Caraiva y Asociados.

El mandatario desbloqueó ayer dos proyectos de oleoductos que llevarían crudo desde Canadá hasta el corazón industrial de Estados Unidos. Al país de la hoja de maple le conviene vender más petróleo a su vecino y éste depende menos de la energía de Medio Oriente.

El mismo día, según información de Reuters, funcionarios del gobierno canadiense dijeron que cuidarían sus propios intereses y México tendría que renegociar el TLCAN por su cuenta.

El nuevo presidente de EU buscará aliados comerciales que se alineen a sus términos,  y si no cooperan, puede usar a México como ejemplo de lo que les puede pasar.

Pech asegura que “México es el primer botón que usará de advertencia a quien no se alinee a su nueva ideología de negocios interna”.

Te puede interesar: 10 fortalezas de México ante Trump

Relacionadas

Comentarios