Lo ÚltimoTecnología

Trump coquetea con Silicon Valley, y rechaza a Twitter

Donald Trump aseguró a los líderes de las firmas tecnológicas de Silicon Valley que no existe una cadena formal de mando en su equipo y que su objetivo es “ayudar a la gente que hace bien.”

14-12-2016, 6:18:10 PM
Donald Trump se reunió con los gigantes de Silicon Valley/Reuters.

“Hablen a mi gente” y “llámenme”, fue parte del mensaje que lanzó Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, a las principales empresas tecnológicas de la Unión Americana. Sin embargo, hubo un gran ausente en la esperada reunión: Twitter, empresa que no fue invitada por ser demasiado “pequeña”.

Trump se reunió este miércoles en su torre de Manhattan con algunos de los ejecutivos más poderosos de Silicon Valley, en un encuentro pautado para suavizar diferencias después de que ambas partes dejaron claro su mutuo desprecio durante la campaña electoral.

El empresario aseguró a los líderes de las firmas tecnológicas que no existe una cadena formal de mando en su equipo y que su objetivo es “ayudar a la gente que hace bien”.

“Vamos a hacer que sea mucho más fácil para usted para el comercio a través de fronteras”, dijo el magnate en una reunión en donde solo se les permitió a los representantes de los medios de comunicación durante 4 horas.

Tres de los hijos del presidente electo -Donald Jr., Eric e Ivanka-, se sentaron en la cabecera de una larga mesa rectangular en el comienzo de la reunión. Su presencia podría generar nuevas preocupaciones por conflictos de interés por parte de Trump, quien dijo que entregaría el control de sus negocios a sus descendientes mientras esté en la Casa Blanca.

Varias fuentes dijeron que la reunión se enfocó en asuntos económicos y obviar los numerosos temas en los que el sector tecnológico tiene desacuerdos con Trump, como inmigración, las relaciones comerciales con China y otros países, y la privacidad digital.

El vicepresidente electo Mike Pence también estuvo en la reunión, de la que participaron pesos pesados del sector tecnológico como Tim Cook (Apple Inc ), Sheryl Sandberg (Facebook Inc ) y Elon Musk (Tesla Motors Inc ).

El encuentro se dio en momentos en que Trump ha sembrado alarma en algunas corporaciones por su retórica desafiando una afianzada política hacia China, un mercado fundamental para Silicon Valley.

Durante la campaña, Trump chocó con Silicon Valley por temas como inmigración, vigilancia gubernamental, y encriptación de datos, y su victoria del mes pasado alarmó a muchas firmas que temen que siga adelante con sus promesas. También ha dicho que varias compañías del sector están sobrevaluadas.

“Algunas de las compañías dudaron sobre si asistir” por sus grandes diferencias políticas y personales con Trump, señaló una fuente de la industria.

Trump vs Twitter

La omisión de Twitter de la reunión sorprendió a algunos de la industria dado el uso prolífico de Trump de la plataforma de medios sociales durante su campaña electoral y el alto perfil de la compañía en las discusiones sobre temas de política como la seguridad cibernética y la difusión de la propaganda violenta en línea.

“No fueron invitados porque no son lo suficientemente grandes”, dijo el funcionario de transición.

Por su capitalización de mercado, Twitter es más pequeño que Facebook y Amazon, empresas que fueron incluidas en la reunión en Nueva York.

La compañía más pequeña en asistencia fue el fabricante de autos eléctricos Tesla.

La plataforma de Twitter desempeñó un papel importante en la capacidad de Trump de hablar directamente con millones de votantes. Trump aprovechó su gran número de seguidores en Twitter para eludir a los medios tradicionales para hablar directamente al público y golpear a sus oponentes.

Durante la administración de Obama, Twitter fue un participante habitual en las reuniones destinadas a abordar las preocupaciones de la tecnología, especialmente dado su uso por grupos como el Estado islámico y la facilidad con que el sitio se utiliza para el acoso en línea.

Una fuente familiarizada con la relación de Trump con Twitter dijo que la decisión de excluir al director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, fue motivada por la ira del presidente electo en la compañía, que rechazó un acuerdo publicitario con su campaña en octubre.

La campaña electoral de Trump había ofrecido pagar por tener un emoji que aparecería en los tweets durante el segundo debate presidencial en cualquier momento cuando los usuarios de Twitter twittearan la frase “#Crooked Hillary” (#HillaryDeshonesta) , el apodo de Trump republicano para su oponente demócrata Hillary Clinton.

Twitter rechazó el acuerdo, diciendo que podría inducir a error a los usuarios que no serían capaces de decir que la campaña presidencial había pagado por el emoji.

El vocero de transición de Trump dijo que el emoji no tenía nada que ver con la omisión de la invitación. El funcionario dijo que Trump ha tenido discusiones públicas con otros líderes tecnológicos que fueron invitados, incluido el CEO de Amazon, Jeff Bezos, quien también es dueño del Washington Post y el CEO de Apple, Tim Cook, quien organizó una recaudación de fondos para Clinton.

Trump, hablando con el grupo de funcionarios de tecnología en la reunión, reconoció que otros habían quedado fuera de la lista, pero no mencionó específicamente a Twitter.

Relacionadas

Comentarios