ActualidadHistorias

Triunfa Fed en supervisión bancos

El presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, dijo que eran "buenas noticias" en un discurso a los banqueros.

13-05-2010, 7:33:35 AM
Triunfa Fed en supervisión bancos
Reuters
13 de mayo de 2010

La Reserva Federal logró el miércoles una victoria y los banqueros hipotecarios, una derrota, cuando el Senado estadounidense apuntó a la supervisión bancaria y al financiamiento hipotecario en su amplio esfuerzo de reforma a Wall Street.

Revirtiendo un plan anterior presentado por el senador Christopher Dodd, el Senado aprobó una enmienda por 90 a 9 votos para preservar la supervisión de la Fed a cientos de bancos pequeños, en vez de transferirlos a otros reguladores.

La votación fue un retroceso para Dodd, el presidente demócrata de la Comisión Bancaria del Senado, en su audaz esfuerzo para racionalizar el entramado sistema de supervisión bancario estadounidense, ampliamente culpado por no prever la crisis financiera del 2008-2009.

Dos presidentes de Bancos de la Reserva Federal regionales alabaron el miércoles la votación del Senado que mantendría al banco central estadounidense a cargo de supervisar a miles de bancos menores.

Los encargados de las políticas de la Fed, entre ellos el presidente de la entidad, Ben Bernanke, había criticado duramente una propuesta para quitarle al banco central el monitoreo de los bancos más pequeños, diciendo que perderían un importante modo de revisar el pulso de la economía que los ayuda a guiar la política monetaria.

El presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, dijo que eran “buenas noticias” en un discurso a los banqueros.

“La Fed debería mantenerse involucrada con la regulación de los bancos comunitarios para que tenga una visión de todo el paisaje financiero”, dijo Bullard.

El presidente de la Fed de Kansas City, Thomas Hoenig, dijo en una declaración que la votación preservaría la conexión de la Fed con las pequeñas instituciones en el país y no limitaría el enfoque del banco central a los grandes bancos.

El Senado votó el miércoles además a favor de poner fin al cobro de comisiones hipotecarias y a los llamados “préstamos mentirosos”, dos prácticas crediticias que jugaron un rol relevante en el derrumbe del mercado hipotecario de alto riesgo.

El presidente Barack Obama ha presionado a los legisladores por reformas generales para lograr que los mercados y los bancos sean menos propensos a las crisis. La aprobación final del proyecto del Senado podría producirse la semana próxima.

La rentabilidad futura, la capacidad de riesgo y el potencial de crecimiento de las firmas financieras se ponen en duda.

Por una votación de 63 a 36, el Senado adoptó una medida que prohibiría a las entidades hipotecarias ofrecer incentivos a los agentes que seducen a los clientes para que adquieran préstamos más costosos.

La enmienda, incorporada a una reforma integral de la regulación financiera, también pondría fin a los “préstamos mentirosos” porque obligaría a los prestamistas a verificar que los clientes tienen ingresos suficientes para saldar sus hipotecas.

Ambas prácticas generaron una proliferación de hipotecas frágiles en los años previos al colapso de los créditos de alto riesgo, que derivó en la peor recesión en 70 años.

Los préstamos mentirosos permitían que los consumidores calificaran para créditos que les era imposible pagar. A cambio de una tasa de interés un poco más alta, los clientes podían optar simplemente por declarar ingresos u otros activos en vez de esperar a que las firmas lo verificaran.

Tales incentivos, conocidos como “primas de diferencial de rendimiento”, promediaban casi los 1.900 dólares por transacción y podían representar entre un 85 y un 90 por ciento de todos los préstamos originados por agentes en los años previos a la crisis de crédito de alto riesgo, según un estudio de la Universidad de Harvard.

MORGAN STANLEY EN LA MIRA

En medio de un reporte de que investigadores estadounidenses están investigando si Morgan Stanley indujo a error a los inversores sobre productos derivados hipotecarios, el Senado votó también para mantener una medida en el proyecto, opuesta a la industria hipotecaria.

Tal medida requeriría que los prestamistas que manejan y revenden hipotecas en el mercado secundario retengan al menos una participación de un 5 por ciento en sus productos.

Por una votación de 42 a 57, el Senado rechazó una medida republicana ofrecida por el senador Bob Corker que habría quitado esa cláusula de “arriesgar el propio pellejo”.

El proyecto de los demócratas ataca al mercado hipotecario en múltiples direcciones, pero evita el problema central de arreglar a Fannie Mae y Freddie Mac, los gigantes del financiamiento hipotecario estatizados el 2008.

El martes, los demócratas derrotaron una enmienda republicana que habría terminado con el control del Gobierno sobre las dos firmas, arguyendo que el tema debería ser tratado por separado el año próximo.

Con más de 200 enmiendas presentadas en el proyecto, el Senado ha resuelto una serie de temas conflictivos.

Hasta ahora, ha establecido un método para escindir a firmas financieras con problemas, al tiempo que vencían un intento de los republicanos de diluir las protecciones a los consumidores.

El Senado también ha votado para examinar las acciones de la Reserva Federal durante la crisis, atendiendo a la generalizada frustración pública con los masivos rescates en Wall Street, que expertos dicen evitaron una crisis mayor.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios