HistoriasNegocios

Ella transformó una decepción amorosa en una empresa

Esta mexicana vivió una decepción amorosa que más tarde le inspiró a desarrollar una empresa dirigida a los enamorados.

01-08-2017, 3:10:52 PM
Una decepción amorosa se convirtió en una oportunidad de hacer empresa.
DepositPhotos Una decepción amorosa se convirtió en una oportunidad de hacer empresa.

Por Gabriela Cano Rubio

No todos los emprendimientos vienen de un chispazo de inspiración, de una oportunidad que se presenta o de un hobby habitual. Hay emprendimientos que vienen de situaciones personales que inspiran a desarrollar algo que llena el alma, a veces o te amargas o te alientas. Eso le sucedió a una persona que conocí y que dio un gran vuelco cuando estaba viviendo una paradoja en su vida.

Hace algún tiempo, me llamó interesada en mi proyecto de Etiqueta y Protocolo, una proposal planner. Desde el primer momento, sentí afinidad con ella pues es una profesional que ama su trabajo y siente pasión por lo que hace, en sus propias palabras ella refiere: “me gusta esparcir en el ambiente, una mezcla de emociones y sentimientos donde demostrar el amor”.

Su pasión por la profesión, que desarrolló inmediatamente después de vivir una experiencia personal, le permite total creatividad para jamás repetir una atmósfera igual a otra cuando diseña un evento, pues cada pareja es diferente y tiene su propia personalidad; para ella, es como la huella digital del enamoramiento de los novios.

Lillian puso toda su concentración en generar la transformación de espacios, hizo a un lado toda emoción negativa que pudiera causarle lo contrario a imaginar escenarios para vivir experiencias únicas y muy gratas. Es por eso que digo que, de una crisis, puede surgir un gran emprendimiento: SÖZ.

Esta profesional en eventos románticos logró transmutar sus emociones pasadas y decidió ser testigo de la unión de parejas enamoradas que llegan a ella, por eso, es que además de admirarla como profesional, la admiro también como ser humano.

Aunque en México tenemos infinidad de servicios de wedding planners, de pronto había un nicho por llenar, y Lillian Camara, ante la ausencia de un profesional comprometido con el desarrollo de eventos especiales y muy exclusivos, desarrolló la idea de llevar a cabo uno de los momentos más románticos en la vida de una pareja en un Parque Ecoarqueológico llamado Ik kil que significa “el lugar de los vientos”, el cual tiene un hermoso cenote reconocido a nivel mundial y en otras ocasiones, en escenarios que le sugieren a ella.

Una decepción amorosa hizo que una mexicana creara una empresa.

Entrepreneur

Ella decidió combinar un poco el área administrativa de la cual estaba encargada y se decantó por iniciar un equipo especializado en eventos para invitar a las parejas a vivir no solamente experiencias, sino también emociones.

Si bien la parte administrativa en la que ella estaba inmersa, es totalmente independiente al de hacer surgir emociones y sentimientos, su espíritu creativo junto con su imaginación, la han llevado a organizar entrega de anillos, reconciliaciones de parejas, aniversarios, pedida de mano, entre otros, sin importar el presupuesto que se tenga para invertir… se podría decir que es una maga que organiza con lo que tiene a su alcance.

Con una certificación internacional en Event Designer y un exquisito gusto por los objetos que se encuentra en su camino, logra crear ambientes inimaginables y sobretodo, inolvidables. Si eres un caballero queriendo conquistar al amor de tu vida y deseas asesoría, contáctala para pedir una cotización, te sorprenderá saber que además de disponibilidad para viajar, tiene disposición para hacer de tu evento, el momento de tu vida, desde compartir una cena, un masaje en pareja o tan solo degustar una botella de vino en compañía de la persona que hace vibrar emociones en ti.

Y tú, ¿qué crisis tienes? podrías tomar ventaja de ella y convertirla en un negocio que te permita convertirte en emprendedor.

No te pierdas el texto original en Entrepreneur en Español.

Relacionadas

Comentarios