1Z0-001 HP0-634 1Z0-854 JN0-331 ST0-130 HP2-T31 1Z0-507 P_SD_64 GB0-180 A2010-564 C2090-913 HP2-K18 C2180-270 000-433 351-018 920-345 000-745 000-191 070-545-VB 70-346 ITIL-F-CHS SD0-302 920-232 642-426 HP2-B100 LOT-917 000-210 MB4-641 920-252 000-995 310-810 1Z0-517 920-807 50-632 TB0-105 310-045 000-235 000-992 350-040 270-551 920-344 E20-011 C2090-735 350-024 074-325J 1Y0-A25 070-225 HP2-H25 1Z0-204 000-268 000-M23 000-M220 E20-016 000-386 HP2-B27 920-533 JK0-U11 CUR-011 1Y0-A20 70-515 Traje de luces se adapta a la moda | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 16:00 04/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

Traje de luces se adapta a la moda

¿Amante de la tauromaquia? En Madrid se presentó un libro que detalla el procedimiento para hacer la vestimenta de los toreros.

traje_de_luces

El libro "El vestido de torear o traje de luces" estudia este atuendo.

POR: Agencias

Los trajes de luces, como se llama a la indumentaria que usan los toreros en el ruedo, han evolucionado muy poco en su diseño, y siempre más en función de las modas de cada época que de las exigencias mismas que tiene la lidia.

Tal se desprende de los estudios recogidos en el libro "El vestido de torear o traje de luces" de Gumersindo Andrés López y que se ha presentado hoy en Madrid.

Andrés desveló el por qué de la obra: "muy poca gente, incluidos los aficionados, saben cómo se hace el vestido de torear y cómo está compuesto. Y para explicarlo he tenido que invertir mucho tiempo de investigación en hemerotecas y entrevistas personales" .

El autor se sintió también muy contento por lo que ha disfrutado en la elaboración de su obra, "que no es prolija, no aburre. Que tiene diferentes partes, como el diccionario de términos taurinos en uso, y otro de palabras absolutamente fuera de época pero que aparecen también en el texto" .

Otros datos que aporta Andrés son el primer grabado del torero madrileño Cayetano Sanz, las más antiguas ilustraciones dedicadas a la mujer torero, las monteras y su evolución en tamaños y diseños, así como detalles de bordados de todas las épocas.

La obra es una historia ilustrada cuyo punto de partida son los tiempos en que se corrían y alanceaban toros a caballo de la antigua civilización cretense, cuando, según las pinturas murales que se conservan de la época, la indumentaria que se exigía para enfrentarse al toro tenía tal vez un significado meramente ritual.

Por lo que respecta a la tradición con sello de españolidad, en tiempos en que los toros se alanceaban por los caballeros de la nobleza, también la ropa que usaban éstos estaba pensada sobre todo para significar la clase social a la que pertenecían, lucida y ostentosa.

Y una vez que los nobles aparcan esta afición con la llegada de los Borbones al trono de España, que es cuando surge y empieza a regularse el toreo de a pié, a partir del siglo XVIII, comienzan a gastarse trajes a propósito, que el gusto y la moda irían cambiando con el tiempo, pero muy sucintamente.

El periodista Rafael Cabrera Bonet explicó en la introducción del actor que "el traje actual deriva del que utilizaba el majo de aquel tiempo (siglo XVIII), con muy pocas variaciones, si acaso el tamaño de las chaquetillas, que según en qué épocas eran más largas o más cortas" .

Después de subrayar la evolución del traje de torero a lo largo de estos doscientos cincuenta años, Cabrera hizo mención también de "la introducción de las nuevas tecnologías en tejidos, sobre todo en las dos últimas décadas" .

El editor Emiliano García de la Torre se refirió también al interés de la obra por cuanto "hay muy poca literatura taurina que se ocupe del vestido de torear, su origen, evolución y singularidades. Y desde luego muy pocos con el nivel que lo hace este autor" .

www.altonivel.com.mx

comentarios