md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 17:00 18/12/2014
Síguenos:

Todo sobre las hormonas masculinas

Aprende más de tu sistema endocrino para que no vivas las molestas consecuencias de un desorden de este tipo ya que no sólo a las mujeres les ocurre.

Todo sobre las hormonas masculinas

Todo sobre las hormonas masculinas

POR: Estilo Hoy

Constantemente solemos decir que las mujeres tienen problemas hormonales y que por eso estallan en llanto o risa sin mayores razones.

Lo cierto es que las mujeres sufren los efectos de los cambios hormonales, pero no son las únicas: los hombres no están libres.

Si bien su manifestación no es tan “emocional”, es incómoda y peligrosa en otros aspectos como, por ejemplo, diabetes, alteraciones del sueño, disfunciones sexuales u obesidad.

EL PROCESO HORMONAL 
Antes de entender el proceso hormonal es necesario saber ciertas cosas como, por ejemplo, que las hormonas son segregadas por las glándulas endocrinas y que viajan a través del torrente sanguíneo con importantes mensajes para nuestro cuerpo.

Con menos de un gramo de peso, la glándula pituitaria es el centro de control de este complejo sistema: situada en la base del cráneo regula la mayoría de glándulas endocrinas, como la tiroides, las suprarrenales o los testículos.

¿QUÉ HORMONAS TENEMOS?
Tenemos muchas hormonas que debemos mantener en equilibrio para garantizar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Éstas son las más importantes:

 

· Hormonas de control del peso: Leptina, ghrelina, colecistoquinina e insulina
Cuando sentimos hambre o estamos satisfechos es porque recibimos el mensaje de ciertas hormonas.

Dentro de aquellas que controlan el peso está la ghrelina que inicia el ciclo cuando no hemos comido, dando la señal para que se genere la sensación de hambre. Luego, cuando empiezas a comer, segregas colecistoquinina, un supresor del apetito.

Además, los intestinos producen el péptido YY, que dice al cerebro que ya hemos comido suficiente. Por su parte, la leptina, una hormona producida en el tejido adiposo, provoca la secreción de alfa-MSH, otra hormona supresora del apetito. La insulina, que se libera después de las comidas, también inhibe el apetito.

 

· Hormonas sexuales: Testosterona, hormona luteinizante y hormona foliculoestimulante
La testosterona es la hormona responsable de la erección. Además, incide en el sueño, el estado de ánimo y la energía, es clave para la buena salud sexual.

¿Quién produce testosterona? La hormona luteinizante, mientras que la foliculoestimulante contribuye a la producción del esperma. Cuando te excitas, las glándulas adrenales segregan epinefrina y norepinefrina, aumentan el ritmo cardíaco y el flujo de sangre al cerebro, los músculos y el pene, mientras que la dopamina ayuda a incrementar el apetito sexual.

 

· Hormonas de la felicidad: serotonina y endorfina
En el estado de ánimo juegan un rol clave dos hormonas: la serotonina y  la endorfina.

La primera regula también el sueño, apetito, la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones cognitivas.

La segunda en tanto, es un analgésico natural y ayuda a combatir el estrés y el dolor. Se segrega en el cerebro con sólo hacer ejercicio, reír o practicar sexo.

 

· Hormonas del estrés: Cortisol y epinefrina
Ante una situación de amenaza el hipotálamo llena la sangre de hormonas. Por una parte, liberamos adrenalina o norepinefrina, potenciando la actividad del sistema nervioso simpático, y por otro, segregamos cortisol.

Así, aumenta el nivel de glucosa en la sangre, el ritmo de la respiración y la frecuencia cardiaca, mejora el nivel de alerta y vigilancia y se acorta el tiempo de reacción muscular. En definitiva, llevamos nuestras capacidades al límite para hacer frente al peligro.

 

· Hormona de la energía: Tiroxina
La tiroides controla el metabolismo, que es el mecanismo para convertir las calorías en energía. Cuando el hipotálamo detecta fatiga, la glándula pituitaria le indica a la tiroides que segregue tiroxina, una hormona que actúa en todos los tejidos potenciando la combustión de azúcares y el consumo de oxígeno.

 

· Hormona del sueño: Melatonina
Finalmente, hablaremos de la hormona del sueño. Cada anochecer segregamos melatonina, una hormona que dirige la organización del sistema circadiano, el reloj básico que controla una serie de cronómetros secundarios. Cuando se ha desajustado este reloj principal, pasan unos días hasta que todos los demás se reajustan.

comentarios