Estilo de VidaHistorias

Todo sobre la pastilla azul

Entérate de algunos factores que debes tomar en cuenta si sufres de alguna disfunción sexual y crees que necesitas este medicamento.

29-12-2010, 5:00:00 PM
Todo sobre la pastilla azul
Estilo Hoy

El tema es simple: si perteneces al 50% de los hombres que alguna vez ha sufrido de disfunción eréctil (DE), te interesará esta nota y si no sufres de ello creemos que también debes leerla.


El problema es más común de los que se piensa, quizás ello justificó en su momento la búsqueda incesante de un medicamento capaz de solucionar este mal.


Así nació el viagra, un medicamento que logra generar una erección momentánea -lo suficiente como para mantener una relación sexual- y que actúa aumentando el torrente sanguíneo dónde y cuándo la persona afectada lo necesita.


Nunca antes existió un medicamento tan efectivo para solucionar este problema. Desde que se puso en venta en 1998 el viagra ha ayudado a cerca de 16 millones de hombres a redescubrir sus vidas amorosas.


Según el sitio oficial de este químico, llamado en realidad Sildenafilo, “en todo el mundo, se dispensan nueve tabletas cada segundo. Es el medicamento contra la DE más estudiado, probado y recetado”. Afirmación avalada por los más de 600 mil profesionales de la salud que lo han recomendado a sus pacientes.


¿QUIÉNES LO NECESITAN?
Según los doctores William Howell Masters y Virginia Eshelman Johnson, pioneros investigadores del campo de la sexualidad humana, “la disfunción eréctil es la incapacidad de alcanzar o mantener una erección bastante firme para realizar el coito”.


Sin embargo, existen algunas excepciones. No todo el que sufrió alguna vez de este problema debe tomar la “pastilla azul”.


Para que se considere como una disfunción eréctil, la DE debe presentarse por lo menos en 25% de los casos, por lo tanto que ocurra alguna vez de manera esporádica es algo relativamente “normal”.


Resulta necesario hacer énfasis en que su uso está indicado para problemas físicos y no psicológicos. Por ejemplo, si tienes problemas de erección cuando estás con tu novia o esposa, pero no los tienes cuando te autosatisfaces, debes ir a un psicólogo o sexólogo, pero no administrarte viagra.


Sin embargo, existen algunas excepciones donde el medicamento provoca en el paciente el denominado “efecto placebo”, fenómeno por el cual los síntomas de un paciente pueden mejorar mediante un tratamiento con una sustancia que no tiene efectos relacionados con su mal, pero el paciente así lo cree. Como resultado, es su propio cerebro el que genera la mejoría.


De todas formas, dichos casos también deberán estar asesorados por un médico especialista.


Pero, ¿funciona? Los datos señalan que cuando se toma correctamente, el viagra funciona para la mayoría de los hombres.


Una vez que lo ingieres, el medicamento actúa en 30 minutos y durante al menos cuatro horas. Esto te permite a ti y a tu pareja llegar a la intimidad cada vez que estimen conveniente.


LAS PRECAUCIONES 
Si todo está físicamente bien en ti, el viagra no te ayudará en las situaciones en las que no puedes mantener una erección.


Tampoco es un afrodisíaco ni te da más resistencia, potencia o “durabilidad”. Al contrario, si lo ingieres sin necesitarlo, puedes experimentar algunos efectos secundarios como dolores de cabeza, rubor facial, adormecimiento de brazos y/o piernas, visión borrosa, picazón, palpitaciones, hipersensibilidad a la luz e, incluso un accidente cardiovascular.


En palabras simples: si no tienes problemas de cañerías, no llames al plomero. Es una ley a tomar en consideración cuando se trata de la pastilla azul.

Relacionadas

Comentarios