ActualidadLo Último

TLCAN fue desventajoso para México: diplomático con Carlos Salinas

El gobierno estadounidense sabía que la firma del actual TLCAN era la mayor apuesta política para Carlos Salinas de Gortari, por lo que estableció condiciones “leoninas” que fueron aceptadas por México, dice el embajador alterno en Washington durante la administración salinista.

15-03-2017, 6:34:41 AM

Walter Astié-Burgos es uno de los hombres que mejor conoce a la diplomacia mexicana. Durante más de 30 años, ha fungido como diplomático en diversas partes del mundo y fue un testigo privilegiado en la firma del polémico Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en donde participó como negociador político, al ser embajador alterno de México en Estados Unidos. Hoy, considera que el país se encuentra en desventaja frente a las próximas negociaciones del acuerdo comercial que demanda Donald Trump.

“Nuestra posición es de desventaja. Nosotros negociamos hace 25 años el TLCAN porque Estados Unidos lo pidió. Ellos insistieron y Carlos Salinas (entonces presidente de México) creyó que era lo mejor que podía hacerse, mientras que nosotros permitimos que nos penetraran las empresas y nos desnacionalizamos y, ahora, quieren volver a negociar en sus propios términos”, asegura en entrevista Walter Astié-Burgos, quien fuera embajador alterno cuando Gustavo Petricioli era titular de la representación mexicana en Washington.

Durante las negociaciones del acuerdo comercial, hubo momentos críticos que fueron retrasando la negociación, como la Guerra del Golfo Pérsico y las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y los estadounidenses se dieron cuenta de la apuesta política que representaba para la administración salinista la firma del tratado, lo que llevó al establecimiento de condiciones “leoninas” que fueron aceptadas por el gobierno mexicano, relata Astié-Burgos, quien también fue embajador de México en Dinamarca y Honduras.

“Sacaron lo que se les pegó la gana”, dice el diplomático.

México enfrentará la hora de la verdad en la negociación del TLCAN. Ildefonso Guajardo Villareal, titular de la Secretaría de Economía (SE), y Luis Videgaray, encargado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, sostendrán negociaciones bilaterales con Estados Unidos.

“Videgaray no acaba de entender cómo son las cosas y que se lo pueden chamaquear, y puede que sea tan inocente que haga otra cosa, como la de haber invitado a Trump a México el año pasado”, alerta el diplomático.

Un tratado polémico

México, Canadá y Estados Unidos firmaron el TLCAN el 17 de diciembre de 1992 y entró en vigor a partir de enero de 1994, último año de Carlos Salinas de Gortari al frente de la presidencia mexicana. Este fue el momento en que el vecino del norte dio la bienvenida al país dentro del libre comercio.

Dos décadas después de haber firmado el pacto comercial, el presidente estadounidense llama a renegociar los términos de un tratado que considera ventajoso para México. “Nos está diciendo: ‘aceptan mis condiciones o no hay TLCAN”, explica Walter Astié-Burgos.

El diplomático cree que la salida de México del acuerdo con la Unión Americana es posible, pero es una decisión extrema, y opina que no debemos ser ilusos al pensar que podemos romper con Estados Unidos de manera fácil, ya que México se encuentra unido a su vecino por lazos históricos de más de dos siglos y una frontera común de 3,200 kilómetros. La diversificación económica es un acto que no resulta sencillo.

“Casi todo nuestro comercio exterior es deficitario. Tiene déficits con Europa, China y lo único que nos salva es el déficit que tenemos con Estados Unidos”, explica quien también fue ministro de la Embajada de México ante la Comunidad Europea, director general para América del Norte en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y director general de la Academia Diplomática del Instituto Matías Romero.

China es una de las opciones que tiene México para incentivar sus exportaciones, ya que se ha propuesto como el país que quiere sustituir a la economía estadounidense.

“Yo veo a nuestro gobierno tan timorato que han tenido un pánico que le ha impedido decir algo”, dice Astié-Burgos.

Durante las próximas reuniones del gobierno mexicano con Estados Unidos, Astié confía en la capacidad negociadora que pueda tener Ildefonso Guajardo Villareal quien participó en las negociaciones del TLCAN y conoce bien los términos originales del pacto.

“Hay métodos para defendernos y sabemos que 73% de los que no votaron por Trump son nuestros aliados… Debemos de actuar en concordancia con Canadá”, explica el académico de instituciones como la Universidad Anáhuac, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), por mencionar algunas instituciones.

Fracaso de Trump

El académico de la Universidad Anáhuac considera que el primer discurso del presidente Donald Trump es uno más de los esgrimidos en su campaña, ya que mantiene un tono beligerante y autoritario, el cual no abona a la unión de los estadounidenses.

Trump rompió la tradición de los presidentes de la Unión Americana que llaman a la unidad de la población después de la campaña presidencial, como primer acto público al frente del país de las barras y las estrellas.

“Su gobierno será un total fracaso, porque se está peleando con todo mundo. En su discurso de toma de posesión ataca a Washington y a todos los políticos profesionales”, dice Astié-Burgos.

Referente a la extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el académico considera que no es una casualidad, pero no entiende la motivación del gobierno mexicano para hacer el envío del narcotraficante.

“Yo lo interpreto como un gesto de acercamiento con Trump, para que vean que estamos dispuestos a cooperar”, explica el académico, quien considera que el gobierno mexicano actuó de forma apresurada.

“Fue una muy mala jugada”, asegura.

Por ahora, Walter Astié-Burgos observa y escucha con atención lo que acontece en Estados Unidos, pero también tiene certezas que su experiencia diplomática le ha dado. “Va a estar de la patada la cosa. Será un caos para el propio Estados Unidos y como potencia será un caos para todo el mundo.”

Relacionadas

Comentarios