ActualidadHistorias

Tiroteo en Dallas: Francotiradores atacan a policías

Dallas fue escenario de uno de los peores ataques contra la policía en la historia de EU. Francotiradores mataron a cinco policías e hirieron a seis más en una protesta por la muerte de dos hombres negros en manos de oficiales.

07-07-2016, 7:36:02 PM
Tiroteo en Dallas: Francotiradores atacan a policías
Reuters

Al menos un francotirador en Dallas mató a cinco policías e hirió a otros siete en un ataque coordinado que terminó cuando efectivos de seguridad utilizaron una bomba para abatir a un sospechoso que dijo que quería asesinar a oficiales blancos, informaron el viernes las autoridades.

El ataque ocurrió durante una de las varias protestas realizadas en Estados Unidos por la muerte de dos hombres negros a manos de la policía esta semana, los más recientes de una serie de incidentes similares que impulsaron al movimiento Black Lives Matter.

La policía describió los eventos del jueves por la noche como una emboscada planificada y ejecutada cuidadosamente y dijo que detuvo a tres sospechosos. Medios en Dallas dijeron que un cuarto sospechoso se suicidó de un disparo tras un asedio policial que se extendió hasta el viernes por la mañana.

“Tuvimos un intercambio de disparos con el sospechoso. No tuvimos otra opción que usar un robot-bomba“, dijo el jefe de policía de Dallas, David Brown, a periodistas en el Ayuntamiento.

“El sospechoso dijo que estaba disgustado por Black Lives Matter”, dijo Brown, quien es de raza negra. “Dijo que estaba disgustado por los recientes incidentes mortales de la policía. El sospechoso dijo que estaba disgustado con la gente blanca. El sospechoso manifestó que quería matar a blancos, especialmente a oficiales blancos“, agregó.

Durante las negociaciones con la policía, el sospechoso señaló además que no estaba afiliado con ningún grupo y que actuó solo, explicó Brown.

El hombre había iniciado un enfrentamiento armado con la policía en un garaje en el centro de la ciudad y amenazó con colocar bombas en varios puntos de Dallas.

La emboscada se produjo mientras una protesta en Dallas comenzaba a disgregarse. Las personas corrieron gritando por las calles cuando se comenzaron a sentir los disparos que dieron paso a uno los peores ataques contra la policía en la historia de Estados Unidos.

Los francotiradores, algunos apostados en posiciones elevadas, utilizaron rifles, dijo Brown.

“Estaban operando juntos con rifles, triangulando desde posiciones elevadas en diferentes puntos del centro donde la marcha terminaba”, dijo el jefe de policía.

El sospechoso muerto en el garaje había dicho a la policía que “el fin estaba cerca” y que más oficiales resultarían heridos y muertos.

Un video grabado por un testigo muestra a un hombre con un rifle agazapado a ras del suelo y disparando de cerca contra una persona que parecía usar un uniforme. La persona cae al suelo.

Reuters no pudo confirmar de inmediato la autenticidad del video. Autoridades dijeron el viernes que no había señales de vínculos internacionales con el ataque.

En total 12 policías y dos civiles recibieron disparos durante el ataque, dijo el alcalde de Dallas Mike Rawlings. Tres de los oficiales eran mujeres, agregó.

Rawlings dijo a CBS News que las personas detenidas, incluyendo una mujer, “no estaban cooperando” con los investigadores. Agregó que se estaban tomando las huellas del sospechoso muerto para ser identificado. Brown declinó decir cuántas personas estuvieron involucradas en el ataque.

No se conocen las motivaciones exactas de quienes realizaron los disparos. El tiroteo convirtió el centro de la ciudad en una extensa escena de crimen, en una zona que alberga a importantes sedes de empresas, restaurantes y oficinas gubernamentales.  

La policía de Nueva York dijo que arrestó a una docena de personas el jueves por la noche, mientras que en Chicago los manifestantes bloquearon por breve periodo una de las principales arterias de la ciudad.

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, dijo “ha sido una noche devastadora. Lamentamos informar que un quinto oficial ha muerto”, sostuvo la policía de Dallas en Twitter.

El tiroteo convirtió el centro de la ciudad en una extensa escena de crimen, en una zona que alberga a importantes sedes de empresas, restaurantes y oficinas gubernamentales.

El presidente Barack Obama, quien estaba de gira en Polonia, conversó con el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, y le expresó sus “profundas condolencias”.

“Creo que hablo por cada uno de los estadounidenses cuando digo que estoy horrorizado por estos eventos y que estamos unidos con los habitantes y el departamento de la policía de Dallas”, sostuvo.

El presidente demócrata dijo que el FBI estaba en contacto con la policía de Dallas y que el Gobierno federal proveería asistencia con las investigaciones.

“Aún no conocemos todos los hechos. Sí sabemos se que ha producido un ataque despiadado, calculado y despreciable contra la autoridad”, declaró.

Estados Unidos se sumerge en la ira 

En dos días, dos hombres negros murieron baleados por policías en Estados Unidos. Esto ha provocado una oleada de ira en Estados Unidos, especialmente luego de que la novia de la víctima emitió en vivo por internet imágenes de los dramáticos momentos posteriores al incidente.

La muerte de Philando Castile, de 32 años, a quien la policía le disparó tras un control de tráfico el miércoles en la ciudad de Falcon Heights (Minnesota), llevó al gobernador Mark Dayton a pedir que el Departamento de Justicia inicie una investigación. “Esta clase de comportamiento es inaceptable”, dijo.

Castile falleció horas después de la muerte de Alton Sterling en Baton Rouge (Luisiana), quien murió al recibir cinco balazos de un policía blanco que le disparó a mientras lo retenía junto a otro oficial. Imágenes de video del incidente encendieron protestas y malestar en las redes sociales.

La novia de Castile, Diamond Reynolds, emitió un video en directo de 10 minutos en Facebook y lo publicó en YouTube poco después del fatal incidente.

Castile estaba en el puesto del conductor junto a su novia y su hija de cuatro años. El video lo muestra con la camiseta bañada en sangre y aparentemente inconsciente.

En una publicación en Facebook, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el jueves que él y su esposa compartían la “rabia, la frustración y el dolor” de muchos en el país.

“Todos los estadounidenses deberían estar profundamente afligidos (…) Hemos visto estas tragedias demasiadas veces y vaya nuestro cariño a las familias y comunidades que han sufrido tan dolorosa pérdida”, agregó.

La policía ha reprimido con fuerza a estadounidenses negros en ciudades desde Ferguson (Misuri) hasta Baltimore y Nueva York, provocando protestas recurrentes a veces violentas, junto a las cuales ha surgido un movimiento llamado Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

La rabia de la comunidad negra se ha agravado cuando los oficiales policiales involucrados en los hechos han sido exculpados o ni siquiera fueron acusados.

Relacionadas

Comentarios