A Fondo

Tamaulipas, cuando la violencia frena a la economía

Tamaulipas es uno de los estados fronterizos de México que ha sido más lastimado por los asesinatos, secuestros y extorsiones. Además de la violencia, el freno económico y el nivel de endeudamiento ya comienzan a encender focos rojos.

26-04-2016, 2:27:11 PM
Tamaulipas, cuando la violencia frena a la economía
Alejandro Mendoza

Nota del editor: Este texto forma parte de un serial en el que analizaremos estado por estado cuáles son las principales cifras económicas y cuáles son los retos a los que se enfrentan las 12 entidades en donde habrá elecciones el próximo 5 de junio. (Lee aquí el resto de los estados). Espera las siguientes entregas en los próximos días.

A las 10:30 de la mañana del 28 de junio de 2010, el candidato del PRI para la gubernatura de Tamaulipas y su comitiva se dirigían al aeropuerto Pedro José Méndez. Todo iba conforme a la agenda hasta que fueron interceptados por varios sicarios. En lugar murieron cinco personas, entre ellos Rodolfo Torre Cantú y Enrique Blackmore.

Torre Cantú llevaba la delantera en las encuestas electorales y todo lucía para que el 4 de julio de 2010 se alzara con la victoria en las urnas, pero no viviría para gobernar la entidad.

Ese lunes de junio, Torre Cantú iba a viajar de Ciudad Victoria al municipio de Valle Hermoso para un cierre de campaña. El candidato tomó sus precauciones y mandó al lugar su camioneta blindada. En Valle Hermoso había sido asesinado en mayo José Mario Guajardo Varela, aspirante del PAN a la alcaldía, por lo que el virtual gobernador no quería correr riesgos.

Torre Cantú abordó una de las dos camionetas Suburban blancas rotuladas con su imagen y el logo de la coalición de partidos “Todos por Tamaulipas”. Con él iba su mano derecha, Enrique Blackmore, su cuñado Enrique de la Garza Montoto y su secretario particular, Alejandro Martínez Villarreal. El vehículo iba manejado por un escolta. En la otra camioneta iba el resto de su equipo y personal de seguridad. Nunca llegaron a su destino. En su lugar quedaría su hermano, Egidio Torre Cantú.

El 2010 será un periodo difícil de olvidar para Tamaulipas. Los asesinatos de Torre Cantú y de Guajardo Varela, entre otros, se suman a las ejecuciones de 72 migrantes en el municipio de San Fernando en agosto, hecho que es recordado cada año.

La violencia y el deterioro económico mundial llevaron a que, en 2010, Tamaulipas tuviera su segundo peor año de Inversión Extranjera Directa y, en el primer trimestre de 2010, registrara una desinversión de 13.68 millones de dólares, algo nunca antes visto por la entidad, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Los hechos vinculados a la violencia continuaron acechando a la entidad y, en 2011, la Procuraduría General de la República informó que el 70% de las muertes entre diciembre de 2006 hasta septiembre de 2011 ocurrieron en ocho entidades, una de ellas Tamaulipas.

Para 2014, el costo de la violencia en México representó 2.1 billones de pesos, equivalente al 13% del Producto Interno Bruto (PIB). Tamaulipas se ubica en el lugar 25 dentro de los estados menos pacíficos, de acuerdo con el Índice de Paz México elaborado por el Institute for Economics & Peace (IEP).

Por si fuera poco, Tamaulipas ha tenido un freno económico los últimos años. Del 2006 al 2014, su crecimiento del PIB en promedio fue de 1.70%, cifra por debajo de lo que creció el país en el mismo lapso, 2.40%, según datos del INEGI.

En el 2015, la entidad apenas creó 1.87% más empleos que en el 2014. El país creó 3.74% más empleos, de acuerdo con cifras del IMSS.

El riesgo económico se empieza a hacer más latente en el tema de endeudamiento. De las 12 entidades que tendrán elecciones este 5 de junio, Tamaulipas se encuentra como el quinto estado más endeudado. A diciembre de 2015, la entidad debe 13,324 millones de pesos, de acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La deuda del estado pasó en 10 años a representar del 0.2% de PIB, en 2005, a 2.5% en 2015, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Tamaulipas sí tiene su deuda importante y se puede decir que tiene un nivel de endeudamiento considerable. Todavía no es preocupante, pero sí hay que tomar en cuenta eso”, explica Kristobal Meléndez, Investigador de Cuentas Nacionales del CIEP.

El gran riesgo que tiene la entidad es que, en vez de utilizar el dinero para programas hacia la sociedad, se utilice para pago de interés y de capital. Ahí estará el principal problema porque cada vez se destinará más al pago de deuda. Y será un cuento de no acabar, dice el investigador.

Las complicaciones financieras de Tamaulipas también vendrán del Fondo de Extracción de Hidrocarburos. Este año se espera que la entidad reciba 256 millones de pesos menos de dicho fondo, casi 45% menos de lo recibido en 2015, ante la caída de los precios del crudo a nivel mundial, de acuerdo a un análisis del CIEP.

Tamaulipas es uno de los estados que siempre ha estado en manos del PRI y estas elecciones, manchadas por los niveles de violencia de la entidad, junto con su momento económico mediocre, pondrán a prueba la maquinaria política del gobierno en turno para retener uno de sus bastiones.

Tamaulipas en cifras

• PIB anual creció 2.90% en 2014

• PIB: 413,829 millones de pesos (valores constantes a precios de 2008)

• Representa el 3.09% del PIB nacional

• Tasa de desempleo 4.85% (febrero 2016)

• Deuda: 13,324.3 millones de pesos (a diciembre del 2015)

Relacionadas

Comentarios