ActualidadHistorias

Sudáfrica invadida por productos falsos

Las falsificaciones de camisetas y otros accesorios a precios de saldo han invadido todas las esquinas de las ciudades sedes del Mundial.

11-05-2010, 8:02:08 AM
Sudáfrica invadida por productos falsos
Agencias
11 de mayo de 2010

Desde comienzos de este año, la aduana sudafricana ha confiscado artículos mundialistas falsos por un monto de más de 100 millones de rands (unos 10 millones de euros), según el fisco local.

“Hemos constatado una gran aparición de mercancía falsa vinculada al fútbol, la mayor parte de la cual está fabricada en Asia”, destaca Mohamed Khader, del gabinete de abogados Spoor and Fisher, que representa a la FIFA (Federación Internacional de fútbol), que ya ha comenzado acciones legales contra los infractores.

Pero, todas estas imitaciones tienen como destino un mercado con mucha demanda, integrado por los fanáticos al fútbol que no disponen de los medios económicos para comprar las camisetas oficiales con la marca ‘FIFA’, cuyo costo es de unos 60 euros cada una.

En los barrios populares del centro de Johannesburgo, la capital económica sudafricana, los vendedores callejeros proponen sin esconder la mercadería los uniformes de los 32 equipos participantes.

Las imitaciones de las camisetas de Inglaterra, Brasil y, por supuesto, las del once local, los ‘Bafana Bafana’, se venden como pan caliente por unos 25 euros, lo que equivale a dos días y medio de trabajo para quienes perciben el salario mínimo. Un verdadero sacrificio, pero accesible.

Desde el lanzamiento, en septiembre de 2009, de una iniciativa oficial llamando a los sudafricanos a vestir todos los viernes la camiseta amarilla y verde del equipo nacional, la demanda de ésta ha crecido de manera exponencial, según explica un vendedor en Alexandra, un suburbio al norte de Johannesburgo. “No le diré de dónde obtengo mi ‘stock’ de mercadería, pero puedo asegurarle que la demanda de todas las camisetas es enorme en la actualidad”, dice bajo cubierta del anonimato.

Para él y sus colegas espontáneos, el riesgo es de una pena de tres años de prisión y una multa de 5.000 rands por cada objeto pirata incautado en sus manos. “Actualmente, dispongo de dinero. Conozco gente que ha sido detenida por esto, pero vale la pena intentarlo”, afirma.

Entre los objetos con mayor demanda se encuentra la reproducción falsa de la mascota Zakumi, el leopardo de la crin verde, que hace verdadero furor. El Zakumi oficial, que en este momento no se fabrica, al igual que las banderas distribuidas masivamente antes del torneo, son de origen chino, lo que ha soliviantado a los sindicatos sudafricanos, que lamentan que no se haya aprovechado la ocasión para fabricarlos en el país, donde un adulto sobre tres se encuentra desocupado. “Las empresas locales perdieron, son las chinas las que ganaron la partida”, señala muy molesto Patrick Craven, portavoz de la confederación sindical Cosatu.

En marzo se suspendió la fabricación de la mascota oficial, cuando se constató que la empresa china Shanghai Fashion Plastic Products empleaba a adolescentes, a los que pagaba 2,2 euros por 13 horas de trabajo diario.

Las banderas de las 32 naciones también están a la orden del día entre los productos falsos, que sustituyen a los cargadores de teléfonos móviles y gafas de sol.

Uno de los vendedores, ofrece su mercancía ‘made in China’ y explica: “una bandera cuesta unos 50 rands para los blancos… Con los negros, negociamos”.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios