Estilo de VidaHistorias

Spas japoneses: Calor y tierra para el cuerpo y espíritu

Cuando visites Japón debes experimentar estos spas que combinan lo tradicional con lo moderno.

28-01-2009, 5:00:00 PM
Spas japoneses: Calor y tierra para el cuerpo y espíritu
Estilo Hoy

Japón es un archipiélago situado en  un área de gran actividad volcánica. Burbujas de agua provenientes del subsuelo, con temperaturas que van de lo tibio a lo calcinante, crean innumerables pozas termales. Algunas han sido convertidas en spas, tanto en exteriores como en interiores, de estilo tradicional y contemporáneo.


Dogo Onsen
Tiene las aguas termales más famosas de Japón, que datan de hace mil 500 años. El uso de trajes de baño no está permitido aquí. Una vez que dejas los zapatos en el armario afuera de la puerta, caminas por un corredor blanco hasta un salón cubierto por tatamis. Allí una mujer te da un almohadón, una pequeña toalla y una bata al estilo yukata, todo en un contenedor de plástico.
 
Primero que nada hay que bañarse, porque estas aguas sólo son para relajarse. Una vez terminado este proceso, pasas al onsen y te deslizas dentro del agua, en el área respectiva de tu género. Se socializa comentando sobre la temperatura del agua. Una vez que estás cómodo y te relajas se escuchaba el sordo sonido del murmullo entre los constantes vapores. Al salir de las aguas, entras en el salón de tatamis y saboreas un poco de té verde con algunas galletas.      


El onsen moderno
El Spa World, en Osaka es un onsen moderno con nueve pisos de restaurantes, cuartos de masaje, un salón de eventos y hasta una alberca en la azotea, donde los trajes de baño son obligatorios. Dos de los pisos están dedicados exclusivamente a los spas, uno diseñado como El Mundo Europeo y el otro es El Mundo Asiático, algo así como ¡un parque temático. 


Apenas se entra en Spa World se dejan atrás los rascacielos, los malls y las luces de neón de Osaka. En el interior de El Mundo Europeo todo es absoluta quietud, así que se disfruta el silencio y se va de una alberca a otra. Se puede floté en aguas donde se comparte el espacio con tiburones bebé y peces tropicales que formaron un arco iris de color. También se puede sudar en el interior de una cabaña de troncos al estilo sueco, que por cierto estaba rodeada por un arroyo pedregoso, para después nadar en la famosa cueva azul conocida en italiano como la Grotta Azzurra. En seguida se sumerge la piel en otra piscina con hierbas medicinales provenientes de la tradición china, mientras masajean tus músculos con los chorros de agua del jacuzzi. Para terminar te acuestas en un camastro para simplemente contemplar las estrellas creadas sobre el techo.


De lo histórico a lo moderno, y del pueblito al centro de la gran urbe, la cultura y los rituales del onsen japonés existen gracias a la actividad geotérmica de las profundidades de la Tierra.

Relacionadas

Comentarios