md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 07:00 23/09/2014
Síguenos:

Sistema glandular: su importancia y cómo cuidarlo

Conoce más sobre el sistema glandular, al que pocas veces recordamos y cuya función es regular el funcionamiento de los órganos.

Sistema glandular: su importancia y cómo cuidarlo

Sistema glandular: su importancia y cómo cuidarlo

POR: Estilo Hoy

Las glándulas son un conjunto de órganos que generan un tipo de sustancia mejor conocidas como hormonas,  las cuales son liberadas por medio de la corriente sanguínea.

El correcto funcionamiento de las hormonas va acorde a la producción de una serie de productos químicos que son necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo.

El sistema glandular es una red de comunicación que se preocupa de regular impulsos básicos y emociones. Promueve el crecimiento y la identidad sexual; controla la temperatura corporal, ayuda a generar energía para el cuerpo y ayuda a la reparación de los tejidos dañados.

Las diferencias en los rasgos de la personalidad están influidos por el correcto funcionamiento del sistema glandular, y si este comportamiento varía es por alguna alteración de dicho funcionamiento.

Los tejidos del sistema gladular se pueden clasificar en glándulas endocrinas, que producen exclusivamente hormonas.

También están las glándulas endo-exocrinas, que generan otras secreciones además de hormonas; y también están ciertos tejidos no glandulares, como el tejido nervioso del sistema nervioso autónomo, que produce sustancias similares a las hormonas.

Importancia del sistema glandular
El sistema glandular o endócrino es el encargado de cuidar que cada órgano mantenga un correcto funcionamiento, y que realice su trabajo a su debido tiempo.

Estas glándulas vierten hormonas en la sangre; cada hormona tiene diferentes labores, y cada una debe llegar correctamente a determinado órgano y actuar.

Por ejemplo, la glándula hipófisis que se encuentra en el hueso esfenoides de la base del cráneo, secreta una sustancia que determina el funcionamiento de las demás glándulas.

La tiroides, que se encuentra ubicada en la parte anterior del cuello por detrás de la tráquea,  segrega una hormona llamada tiroxina, la cual determina un aumento de las funciones vitales como la respiración, el ritmo cardíaco y la fuerza muscular, entre otros.

Las glándulas paratiroides segregan la hormona paratiroidea, que controla el nivel de calcio en la sangre. Si aumenta la concentración de esta hormona aumenta el calcio en la sangre y viceversa.

También están las glándulas suprarrenales, que están en contacto con la parte superior de cada riñón. Segregan corticoides, que manejan una importante acción metabólica, adrenalina y noradrenalina, las cuales actúan estimulando al sistema nervioso simpático.

El páncreas junto a su función exocrina, cumple otra función de tipo endocrino. Fabrica dos tipos de hormonas diferentes como la insulina, que determina una disminución del nivel de glucosa en la sangre; y el glucagón, el cual está formado por las llamadas células Alfa, que producen un aumento del nivel de glucosa en la sangre.

Cuidados

Son muchas las enfermedades del sistema endocrino que no se pueden curar, pero sí controlar. Por esta razón es que los doctores recetan medicamentos que reducen o aumentan las cantidades de hormonas que producen algunas glándulas: todo depende de cuál sea el problema que esté aquejando a la persona.

Ahora, el sistema endocrino es como todos los otros sistemas que se tienen en el cuerpo, siempre va a funcionar mejor si se maneja una dieta balanceada, si se realizan ejercicios diariamente y si hay un correcto descanso. ¡Considéralo y sé parte de la cultura de la prevención!

comentarios