El MundoPara Entender

¿Qué significa un cierre del gobierno de Estados Unidos?

El Congreso de Estados Unidos salvó de la parálisis al gobierno de Donald Trump, al menos, por una semana. Aquí te explicamos qué significa este cierre.

28-04-2017, 10:00:50 AM
casa blanca

El Congreso de Estados Unidos salvó de la parálisis al gobierno de Donald Trump. Este viernes, la Cámara de Representantes y el Senado aprobaron una medida temporal del gasto que evitará, al menos por una semana, el cierre del gobierno federal ante la falta de un presupuesto definitivo para el año fiscal 2017.

Con una votación de 382 a favor y 30 en contra, la iniciativa temporal de gasto fue aprobada en la Cámara de Representantes, y poco después por aclamación en el Senado, con lo que se evitó el cierre de las operaciones del gobierno federal a partir del primer minuto de este sábado.

De no concretarse la medida, esto hubiera representado uno de los mayores fracasos de Trump en sus primeros 100 días y la afectación a casi 2 millones de empleados.

En 2013, los republicanos provocaron que el gobierno de Barack Obama cerrara en protesta a la Ley de Salud, también conocida como Obamacare. Esto significó que 800 mil trabajadores del sistema federal dejaron de trabajar por 16 días sin paga, y más de un millón tuvieran que hacerlo sin saber cuándo o si les iban a pagar.

Museos, cortes migratorias y distintas instituciones y programas gubernamentales quedaron varados ante el cierre. Las fuerzas armadas y el tráfico aéreo, por ejemplo, quedan exentos del bloqueo gracias a la Ley Antideficiencia, creada con el fin de evitar que las funciones clave y de defensa, se mantengan activas.

En 2017, el miedo regresa. Ante la oposición a propuestas como financiar la construcción de un muro en la frontera con México o la iniciativa de cortar el presupuesto del Obamacare, los demócratas han amenazado con evitar cualquier acuerdo presupuestal y dejar al gobierno sin fondos.

Los Republicanos tienen más que perder, pues sería la primera vez en la historia que el gobierno se detiene cuando el mismo partido controla la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso.

“Si el Presidente no interfiere podemos llegar a un acuerdo”, declaró el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, la semana pasada. “Nuestros colegas Republicanos saben que controlan todo –la Cámara de Representantes, el Senado y la Casa Blanca – y que un cierre caerá sobre sus hombros y no lo quieren. Queremos asegurarnos de que es un buen presupuesto que satisface nuestras necesidades”.

Pero a inicios de esta semana, el presidente Trump prometió presentar “el mayor corte a los impuestos en la historia”, incluir el muro en el presupuesto, y una segunda votación a la revocación del Obamacare, que, según él, esta vez sí pasaría.

Lo que detonó incertidumbre en el poder legislativo, y en algunos niveles del ejecutivo, pues la perspectiva de llegar a un acuerdo en el presupuesto y evitar un cierre antes del sábado, ya era positiva.

Este miércoles, la Casa Blanca presentó una propuesta para bajar el impuesto a las empresas a 15%, y unas horas después, el Freedom Caucos de la Cámara de Representantes, el grupo que ocasionó el fracaso de la revocación del Obamacare hace unas semanas, manifestó su apoyo a un nuevo plan para la Ley de Salud que habían trabajado con la Casa Blanca y otros republicanos en el Congreso.

Si para el primer minuto del sábado no se ha llegado a un acuerdo, el gobierno se detendrá y sumará un fracaso más a la joven presidencia de Donald Trump. El presidente se juega el todo o nada a dos días de cumplir 100 en la Casa Blanca, o está bluffeando para mantener al gobierno bajo su control.

Recomendamos: México no está preparado para el ‘Armageddon’ fiscal de Trump

Relacionadas

Comentarios