A Fondo

¿Es posible eliminar a los microbuses de la CDMX?

Es uno de los medios de transporte que más contaminan en la ciudad, ¿qué se necesita para sustituirlo por un transporte más seguro, eficiente y limpio?

25-05-2016, 5:12:01 PM
¿Es posible eliminar a los microbuses de la CDMX?
Darinka Rodríguez

Abraham diariamente aborda un microbús en la zona norte de la Ciudad de México para ir a su trabajo y regresar a su casa. Ya lleva dos asaltos y se considera afortunado porque sólo han sido dos ocasiones, aunque reconoce que el servicio es malo y contamina.

“Mis quejas son las mismas de todos los que los usamos: que el chofer viene como loco, que se están destartalando, que traen música horrible a volúmenes altísimos, que chocan con frecuencia y se pelean con todo mundo y asaltan”, refiere.

El microbús más nuevo en la Ciudad de México tiene por lo menos 20 años de circular unas ocho horas diarias y no es novedad que son una fuente importante de contaminación para una ciudad que ha vivido 80 por ciento de sus días con mala calidad del aire en lo que va del año, de acuerdo con cifras de la Dirección de Monitoreo Atmosférico.

Por ello, el Centro Mario Molina dio a conocer una serie de medidas para reducir la contaminación, los cuales incluyen un plan para reducir el uso del automóvil privado y propone una serie de medidas aplicables al transporte público, la cual incluye la sustitución definitiva del transporte público concesionado, es decir, los microbuses.

Microbús: el alma del transporte de la CDMX

Laura Ballesteros Mancilla, subsecretaria de planeación de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, indica que el 60 por ciento de los viajes realizados en transporte público se hacen en transporte público concesionado, es decir, en microbús, los cuales iniciaron operaciones hace más de veinte años.

“Hoy estas unidades tienen cerca de tres décadas o más de existencia y no solamente son obsoletas en términos de tecnología, sino también para dar un servicio de calidad para las personas que los utilizan”, comenta en entrevista con Alto Nivel.

Para ello, indica que de 2014 a la fecha se han “chatarrizado” cerca de mil 600 unidades de microbuses de un estimado de 15 mil vehículos que dan el servicio en la capital. A este ritmo, la Ciudad de México finalmente podría quedar librada de los microbuses en el año 2026.

“En los últimos meses se ha intentado por fortalecer RTP porque no sólo se trata de desaparecer el microbús, sino de dar una oferta y opciones de servicio a las personas”, señala en entrevista.

¿Qué dicen los transportistas? 

Jesús Padilla, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (ATTM) reconoce que en el aumento de los niveles de contaminación una parte de la responsabilidad cae en los microbuses, pero otra parte apunta hacia el gobierno.

“El transporte se siente corresponsable directo sobre el tema de la contaminación pero los vehículos con los que se presta el servicio son los que en aquél entonces el gobierno permitía que circularan en la ciudad. El transporte concesionado no puede dar el servicio que se le da la gana, no puede comprarlo como se le ocurra, sino puede poner en servicio lo que la autoridad le permita y autorice”, comenta.

Según el Informe 2015 de la Comisión Hábitat de Naciones Unidas, temas como sobrecupo, nula interconectividad, paradas discrecionales y repentinas para el ascenso y descenso de pasaje así como la invasión de rutas, bajas velocidades, conductores improvisados e invasión y deterioro del espacio público son algunos de los aspectos negativos de este tipo de transporte.

“No podemos estar de acuerdo en que se siga hablando de cercarle el paso al transporte privado cuando no se está haciendo todo a favor del transporte público”, dice.

Para el líder de los transportistas, la solución no está en desaparecer el transporte concesionado a privados, sino en la sustitución del parque vehicular que se tiene actualmente y hacer una red de corredores como los que actualmente funcionan en Periférico o en Paseo de la Reforma.

¿Cuánto cuesta decirle adiós para siempre a los Microbuses?

Tanto figuras públicas y privadas coinciden en que el modelo del microbús es ya insostenible, pero discrepan en el momento de calcular el costo de eliminarlos para siempre de las calles así como en la forma de hacerlo.

Para Ballesteros, la solución está en crear una red de Metrobús metropolitano en la Ciudad de México con cerca de 38 líneas a un costo estimado de 35 mil millones de pesos, para lo cual el gobierno de Miguel Ángel Mancera ya hizo una petición de 5 mil millones al Gobierno Federal.

“Todo depende de una decisión presupuestal, todo esto tiene un costo y el transportista sin duda requiere de un proyecto con el gobierno para la sustitución, no hay una forma ni una varita mágica si no hay presupuesto”, indica. 

En contraparte, Padilla indica un costo mucho menor al robustecer la red de corredores cedidos al transporte concesionado. Según estimaciones del empresario y actual dirigente de la Coparmex en la Ciudad de México, se requieren 13 mil millones de pesos para transporte, ya que un solo vehículo cuesta entre un millón y hasta ocho millones si son biarticulados, como en el caso de las unidades de Metrobús

“Tenemos que estimar el tipo de vehículo con el que se va a dar el servicio, en esa medida puede ir de los 3 mil a 15 mil millones dependiendo de la aspiración en el ámbito tecnológico y qué tan articulado puedan estar las unidades, cuánto contaminen o si cuentan o no con aire acondicionado” comenta.

Pero este costo no sólo tendría que venir del gobierno y de los empresarios de transporte, sino del bolsillo de los usuarios quienes tendrían que erogar una cantidad mayor o similar dependiendo del gasto que se haga en unidades. 

Relacionadas

Comentarios