Economía y FinanzasLo Último

Agustín Carstens renuncia al Banco de México en medio de crisis del peso

Agustín Carstens dejará su cargo como gobernador del Banco de México en julio de 2017 para ser gerente del Banco de Pagos Internacionales. La renuncia ocurre en medio de una crisis monetaria que tiene al peso en mínimos históricos ante el dólar.

01-12-2016, 9:47:07 AM
agustin_carstens

El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens Carstens, presentó este jueves su renuncia al presidente Enrique Peña Nieto como gobernador del Banco de México para ser Gerente del Banco de Pagos Internacionales (BPI).

Su renuncia se hará efectiva a partir del 1 de julio de 2017 para incorporarse al organismo internacional. Carstens comenzó su cargo en Banxico el 1 de enero de 2010.

La renuncia ocurre mientras el peso enfrenta una de sus peores crisis, superando casi las 20 unidades por dólar. En su última reunión, el Banco de México decidió subir las tasas de interés a 5.25% tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, y señaló que prevé que la inflación general aumente por arriba de 3.0% hacia el cierre de este año.

El órgano gobernado por Carstens observó el riesgo de que persista o se acentúe la depreciación del peso y que ello pueda llegar a contaminar las expectativas de inflación,  generando efectos en los precios. También pronóstico aumentos de precios de bienes agropecuarios y de las gasolinas.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, observó con beneplácito el movimiento, y dijo que el “prestigio y talento de Agustín Carstens, se tiene que ver desde la confianza y la gestión que el propio Agustín” dejó como funcionario desde la Secretaría de Hacienda hasta Banxico.

Dijo que la decisión de Carstens no tiene que verse con preocupación, “sino con gusto”, y que se concentrará en su gestión al frente de Banxico en los meses que restan. “México se ha reconocido a través de uno de los suyos para ocupar una posición de ese relieve”, agregó Meade en un foro organizado por Bloomberg y le deseó suerte a Carstens.

Preguntado sobre si le gustaría llegar a Banxico, Meade Kuribreña dijo que está enfocado en su trabajo en la SHCP y sus retos en un momento complicado, como preservar la estabilidad macroeconómica y la implementación de las reformas estructurales.

Después de su participación en el foro, Meade dijo que el próximo gobernador del Banco de México debe conocer a los mercados y sea respetado por los mismos, y que muchos mexicanos cumplen con ese perfil. Descartó que el anuncio de la salida de Carstens traiga más volatilidad al peso mexicano, y recalcó que la depreciación se debe a factores externos.

“La incertidumbre tras la renuncia de Carstens será limitada, siempre y cuando se presente un candidato a ocupar el cargo de Gobernador de Banxico que sea reconocido por su trayectoria y que sea visto como alguien capaz de conducir una política monetaria apegada al mandato único de estabilidad de precios”, dijo en un pequeño análisis Gabriela Siller, de Banco Base, tras darse a conocer la noticia.

¿Amenazas a Banxico?

La semana pasada, nuestro columnista Samuel García advertía amenazas reales a la autonomía del Banco de México. “El gobierno no puede ni debe ser financiado por el Banco de México para tapar los enormes hoyos fiscales que ahora tiene, bajo ningún mecanismo.”

“Veo sombras de riesgo sobre la autonomía del Banco de México en este sexenio (…) La autonomía de la Junta de Gobierno del Banco de México está siendo cuestionada en los mercados de cara a las acciones que están tomando y van a tomar en las próximas semanas y meses”, explicó.

El analista sugiere que si la academia, el sector privado y la prensa se ocuparán de la actuación del Banco de México, éste se vería en observación pública permanente sobre el cumplimiento de su mandato para cuidar los intereses de la estabilidad y del poder de compra de los mexicanos y también aliviaría las presiones que ejercen los políticos sobre los miembros de la junta de gobierno.

García señala que si no se cuidaba la autonomía del Banco de México, los bolsillos de los mexicanos y la economía del país estarían a expensas de un grupo de irresponsables.

Con el PAN y con el PRI

Agustín Carstens fue subsecretario en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de diciembre de 2000 a agosto de 2003, fecha en la que se incorporó al Fondo Monetario Internacional como subdirector gerente, en donde se hizo cargo de la relación del Fondo con aproximadamente 70 países miembros.

El 1 de diciembre de 2006, el presidente Felipe Calderón lo nombró secretario de Hacienda y Crédito Público, puesto que ocupó hasta el 9 de diciembre de 2009. Siendo secretario de Hacienda, Carstens se desempeñó también como presidente del Comité de Desarrollo del FMI y del Banco Mundial de marzo de 2007 a octubre 2009.

El 9 de diciembre de 2009 fue propuesto por Calderón como nuevo integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México. Una vez ratificada dicha designación por el senado de la República, el 28 de diciembre fue nombrado gobernador del Banco de México para el periodo del 1 de enero de 2010 al 31 de diciembre del 2015.

El 10 de enero de 2011, el Consejo de Administración del Banco de Pagos Internacionales eligió al doctor Carstens como integrante de dicho Consejo. Este es el organismo del que será gerente a partir de julio próximo.

Con información de Francisco Muciño.

Relacionadas

Comentarios