HistoriasTecnología

Zonas rurales, negocio para emprendedores en telecom

No es extraño que Facebook se esté preparando para llegar a la población rural que asciende a millones. Las redes de celular inalámbricas están abriendo este mercado.

19-05-2016, 4:44:31 PM
Zonas rurales, negocio para emprendedores en telecom
Bhawana Daga, directora de Marketing y Comunicaciones de Omoco

Conoce a Iktan, un tejedor de canastas de 45 años originario de una comunidad tribal remota de Toluca en México. Iktan apenas entiende una palabra de inglés, pero es muy hábil en la operación de sus dos teléfonos celulares Nokia. Cuando se le preguntó por qué cuenta con 2 conexiones móviles, respondió: “En caso de una emergencia cuando hay problemas con la señal”.

A miles de kilómetros de distancia está Joel, un estudiante de ingeniería de 22 años, originario de Juárez, México, quien se encuentra igualmente enganchado a su nuevo teléfono inteligente, un regalo de sus padres cuando inició su entrenamiento en una nueva empresa. Para él y todos sus amigos, el envío de mensajes es el formato de comunicación preferido. Y le gusta la fotografía así que prefiere una gran capacidad de almacenamiento. 

Para estos dos individuos, que residen en dos extremos de la sociedad, un teléfono celular es lo que les gusta portar al igual que su ropa. Esa es una realidad representativa de muchas personas jóvenes en México.

Pero mientras la mayoría de los países en desarrollo, entre ellos México, están experimentando un rápido crecimiento y modernización de sus redes de telecomunicaciones, un informe de la FAO-ONU (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) sobre la primera milla de conectividad o First Mile Connectivity, señala que la teledensidad en las partes más remotas de estos países en desarrollo, sigue siendo de 1 por cada 200 habitantes. La mayor parte de la red de telecomunicaciones es analógica y muchas otras redes son muy poco fiables, especialmente durante la época de lluvias, incluso peor cuando una tragedia ocurre. 

Las tasas de teledensidad para las zonas rurales son en general menos de una línea telefónica por cada 1,000 habitantes. No es extraño que las personas tengan que caminar o viajar en bicicleta durante varias horas para tener acceso a un teléfono.

Es por esto que los operadores de redes móviles realizan un esfuerzo para ofrecer comunicaciones móviles inalámbricas. Una tecnología telecom libre de torres brinda redes celulares inalámbricas tan fáciles como el instalar un ruteador.

Redes móviles abiertas

Tradicionalmente, entrar en una zona rural para los operadores de redes móviles no sólo significa realizar grandes inversiones en capital y gastos de operación, sino darse cuenta de que los suscriptores no pueden absorber estos costos y piensan dos veces entrar a estas áreas. Con la apertura de la tecnología de redes celulares y de código abierto en las telecomunicaciones de los últimos años, el consumo integral de la tecnología ha visto un aumento considerable.

Muchos esquemas como el de México Conectado, han reconocido la necesidad de la gente de contar con  conectividad digital básica y celular en las áreas rurales y lugares remotos, debido a que un teléfono celular ya no es visto como un accesorio sólo para los niveles socioeconómicos altos de la sociedad. Esta es una buena noticia sobre el potencial de mercado para las empresas locales, empresarios, población y líderes locales.

No es extraño que los jugadores globales como Facebook se estén preparando para llegar a la población rural que asciende a millones en números, a nivel mundial. Hoy en día, la comunicación es, de hecho, una necesidad, adoptada por todos los sectores de la sociedad y  diferentes segmentos de los clientes en todas las zonas rurales de México.

Gracias a las tecnologías de comunicaciones celulares abiertas, las telecomunicaciones se están convirtiendo en un espacio de servicio transparente de fácil comprensión y operación. Esto garantiza no sólo un ecosistema con una red celular disponible para aquellos viviendo en la última milla del país, sino que también los empodera para instalarlo por su propia cuenta sin ninguna experiencia técnica.

Esta innovación incremental en las telecomunicaciones pone fin a la dependencia en las torres y las conexiones de red. Existen equipos impermeables que se pueden cargar con energía solar y que pueden soportar climas extremos. Incluso se pueden montar sobre las ramas de árboles altos. Eso es innovación abierta a su alcance. 

Desde un habitante de una ciudad hasta un peatón en la carretera, hoy cada residente de una zona rural y remota tiene la necesidad básica de la conectividad. Proporcionar acceso inalámbrico confiable y asequible mediante la combinación de tecnologías amigables para el usuario, hace de las redes móviles abiertas algo verdaderamente innovador.

 

Relacionadas

Comentarios