HistoriasManagement

6 consejos del fundador de Prestadero para emprender

Gerardo Obregón pasó de dirigir una carnicería a ser cabeza de Prestadero, fintech ‘peer to peer’ que en 5 años ha posicionado 85 mdp en créditos, Estas son las lecciones que tiene para ti.

05-05-2016, 7:40:50 PM
6 consejos del fundador de Prestadero para emprender
Alejandro Medina González

Gerardo Obregón Salorio vive día y noche del emprendimiento, aun cuando pareciera que se equivocó carrera en la universidad. Y es que este ingeniero químico de la Iberoamericana con posgrados en Stanford ha pasado toda su vida profesional en sitios que no precisamente están relacionados con ese mundo.

De esta manera, nada ha tenido que ver su trabajo con fórmulas y tablas periódicas, las cuales decidió cambiar por dos cosas que al final de cuentas le apasionaron más: las finanzas y, sobretodo, la tecnología.

Sus primeros años laborales los pasó detrás de una empresa de servicios de asesoría administrativa, para después caer de lleno en el terreno tecnológico al trabajar en la compañía iCreate y después dar sus primeros pasos en solitario, con la creación de Beef Mart, una carnicería gourmet que fundó y en la que experimentó en terreno de las finanzas.

¿Cómo hacer convivir ambas pasiones? Con una fintech, es decir, con una compañía de ADN tecnológico dedicada a las finanzas. Así creó Prestadero, una startup que sin querer se convirtió en una de las primeras empresas en entrarle no sólo en los préstamos ‘peer to peer’ (persona a persona), sino en general a este mundo que era nuevo para México.

A cinco años de distancia de quedar constituida la empresa, la cual vio la luz oficialmente en 2011, las cosas le han salido bien, ya que pasó de posicionar 40 mil pesos en créditos a través de su plataforma durante su primer mes, a entregar 5 millones de pesos (mdp) cada 30 días, que le permiten hoy contabilizar 85 millones de pesos entregados.

También puedes leer: Tendencia fintech: 5 razones para explotarla en México

Todo este tiempo que Gerardo le ha invertido a Prestadero ha sido, a pesar de los triunfos, doloroso y complicado, tanto que ha necesitado inclusive invertirle no solamente parte de su esfuerzo, sino también su capital y pertenencias para conseguir que las cosas pudieran despegar.

“A finales de 2010 no existía el INADEM, el ecosistema emprendedor estaba muy poco desarrollado y tenía que meterle de mis recursos, sabía que si yo era ingeniero químico pues un fondo de capital de riesgo no le iba a entrar tan fácil”, comenta en entrevista con Alto Nivel.

¿Qué aprendizajes le dejó su objetivo? Básicamente seis cosas que si tuviera que volver a comenzar con un emprendimiento pondría en marcha sin lugar a dudas.

1. Sin perseverancia no hay avance… jamás

Podrán existir emprendedores muy capaces, organizados, conocedores y habilidosos, sin embargo, explica Gerardo Obregón Salorio, el verdadero reto para ellos es conseguir el valor de la perseverancia, ya que la mayoría en México desertan una vez que se toman con el típico muro de las dificultades que siempre, sin excepción a la regla, aparecen ante ellos. Desde su perspectiva, emprendedor que llega a perder la cabeza está condenado al fracaso.

2. No existe un perfil claro de emprendedor

Muchas personas suelen asegurar que para ser un buen emprendedor lo que se requiere es ante todo tener buenos conocimientos de administración o finanzas, sin embargo, el fundador de Prestadero sostiene que eso no es cierto, ya que no existe un perfil que nos diga lo que debe de saber un emprendedor para poder salir adelante. “Cada uno vive cosas totalmente distintas que lo van retando a mejorar en distintas cosas”, advierte.

3. Aprende a jugar con todo lo que tienes

Para Gerardo Obregón la capacidad de adaptación lo es también todo, ¿cómo se logra esto? Aprendiendo a jugar con cada cosa que el emprendimiento va consiguiendo a lo largo de su camino, tanto cosas positivas como negativas, advierte que es muy importante que las cabezas de los proyectos vayan aprendiendo a proyectar sobre cosas que no son todo el tiempo tangibles. “Si esperas a que las cosas se den al 100% nunca vas a podr avanzar realmente”, detalla.

Te recomendamos leer: Fintech, la tendencia para hacer negocio en la web

4. Ante problemas, pide opiniones

“Yo creo que algo muy importante es pedir la opinión de alguien más, porque un muro para ti puede ser una banquetita para alguien más, o una oportunidad para hacer algo distinto, pero pues tú estás tan metido en tu proyecto que no ves la salida”, menciona el CEO de Prestadero. Para muchas personas, agrega, representa un temor grande el externar la situación que están viviendo, pero sino lo hacen les será imposible poder encontrar soluciones a lo que viven.

5. Rodéate de mentores y personas que te inspiren

El emprendedor encuentra en la soberbia y la pena a dos de los mayores pecados capitales que pueden existir en el emprendimiento, por lo que su consejo es dejar atrás estos dos temas y tratar siempre de rodearse de mentores y personas con conocimiento en el tema que les brinden una visión distinta que pueda refrescarlos. “Creo que muchas veces sólo es ir a tocar la puerta, si te gusta la manera en que trabaja alguien pues atácalo, aunque sea por Twitter, en algún momento te responderá”, advierte.

6. Aprende a venderte con los especialistas

Una cosa es que aprendas a vender tu idea ante tus amigos y conocidos y otra muy distinta es que lo hagas ante personas con conocimientos mayores. Gerardo Obregón señala que una de las cosas que mayor aprendizaje le dejó fue poder ‘pichar’ su idea de fintech ante un grupo de ejecutivos de distintas empresas y que eran conocidos familiares. Ellos le dijeron cada una de sus carencias y trataron de señalarle cuáles eran sus áreas de oportunidad.

Relacionadas

Comentarios