A Fondo

Quiénes son los ‘gallos’ para ganar las elecciones en 2016

Los principales interesados en los resultados de las próximas elecciones son los partidos políticos. Roy Campos, de Consulta Mitofsky, nos dice cuáles son los seis estados donde podría llegar la alternancia.

02-05-2016, 3:24:43 PM
Quiénes son los ‘gallos’ para ganar las elecciones en 2016
Jorge A. Monjarás, director editorial de Alto Nivel

Las elecciones del próximo 5 de junio involucran a 36.8% de los posibles votantes mexicanos. Se elegirán un total de 948 puestos de elección popular, los cuales incluyen 12 gubernaturas, 548 alcaldías y 388 diputaciones locales. Los 13 estados que participan aportan 27.9% al Producto Interno Bruto (PIB); por tanto, se trata de una tercera parte del país en más de un sentido. Sin embargo, las redes sociales y los medios harán que estos comicios sean relevantes para todos los mexicanos, resume Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky.

Adicionalmente, el experto en opinión pública estima que en seis entidades es más probable que se experimente la alternancia: Durango, Veracruz, Tlaxcala, Tamaulipas, Oaxaca y Sinaloa, mismas en donde la competencia será rabiosa. Los casos de mayor impacto se esperan en Veracruz, el estado con más votantes del país, en donde el PRI pudiera perder la gubernatura por primera vez en la historia, y Tamaulipas, en donde el crimen organizado podría generar la mayor violencia.

Viejas y nuevas mañas

Sin duda, los principales interesados en el desenlace de 2016 son los partidos políticos, pues a ellos atan sus expectativas para 2018. Este periodo electoral puede marcar un cambio definitivo en el equilibrio entre partidos; difícilmente las cosas se quedarán como hasta ahora, estima el experto.

Para ello, resume algunos de los principales aspectos de las elecciones intermedias de 2015: la difusión de 17 millones de spots, “ninguno bueno; no sirven realmente”. Por tanto, las campañas en medios fueron muy pobres. Lo que sí abundó el año pasado fueron las filtraciones y el espionaje electrónico, algo que, al parecer, está ya sucediendo en esta edición 2016, con las grabaciones en contra de Miguel Ángel Yunes, candidato del PAN.

¿Qué más se dio? Un gran activismo en redes sociales, mediante la contratación de mucha gente participando en Twitter y Facebook, entre otras. “Como si cada retweet fuera un voto.” Así mismo se recurrió a empresas que contrataban no solo a activistas anónimos, sino a artistas, celebridades o una nueva generación de beneficiarios: los twittstars y vinestars, personas con decenas o centenas de miles de seguidores, los cuales vendieron al mejor postor.

En este último caso resalta uno de los últimos montajes del Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), que armó una ofensiva en redes sociales en periodo de veda electoral. De hecho, las multas a este partido fueron otra de las constantes en las elecciones de 2015.

Desgraciadamente, la violencia fue otra característica el año pasado, con el asesinato de 21 candidatos, precandidatos, jefes de campaña y allegados. Los hechos violentos se dieron ante todo en Oaxaca, Guerrero y Michoacán, pero incluyeron Chihuahua, Tabasco, Puebla e incluso el Distrito Federal. En esta ocasión, la mira está puesta en Tamaulipas, Veracruz y nuevamente Puebla y Oaxaca. 

Otra característica constante, el año pasado, fue la amenaza de boicot por parte de los maestros, que llevó a la opinión pública a cuestionarse con seriedad si habría condiciones para llevar a cabo la elección en Oaxaca, Guerrero e incluso Michoacán. “En ningún otro lugar del mundo se hace esa pregunta”, apunta Roy Campos. En esta edición, el conflicto magisterial amenaza nuevamente con cobrar protagonismo en Oaxaca, situación que se agrava por el acercamiento entre la Sección 22 y el partido Morena.

Si al final el llamado a anular el voto no fue importante, sí lo fue el surgimiento de los candidatos independientes, encabezados por “El Bronco” en Nuevo León, quien llegaría a la gubernatura, pero asimismo por Manuel Clouthier, diputado federal por Sinaloa; por Alfonso Martínez, alcalde de Morelia, y por Pedro Kumamoto, hoy diputado local en Jalisco.

“Parecerían pocos triunfos independientes, pero fueron muy pocos candidatos. Si los contamos por separado, abarcaron 10.3% de la votación, casi lo mismo que Morena”, apunta. También con la excepción de Clouthier, ninguno de los independientes contaba con fama nacional. Es en este contexto que hay que evaluar las elecciones de este año.

Las campañas de 2016 comenzaron con una nueva alineación, en donde Morena es ya la cuarta fuerza a nivel nacional, desplazando al PVEM. Esta misma realidad, señala Roy Campos, genera un factor que marcará irremediablemente al proceso electoral: la división de la izquierda en prácticamente todos los frentes, con el PRD, el PT y el hoy llamado Movimiento Ciudadano por separado o en distintas alianzas. Este factor podría terminar beneficiando al PRI en varias entidades.

La oposición dividida da al PRI mejores oportunidades que en otros años para tomar o mantener el poder. Según analiza Roy Campos, los resultados también afectarán directamente a las dirigencias de los partidos. Manlio Fabio Beltrones tendría que reportar un buen resultado, si quiere conservar aspiraciones, mientras que Ricardo Anaya depende de ellas para afianzar su posición en un PAN que podría dividirse ante una candidatura de Margarita Zavala. Para Agustín Basave y el PRD, estas elecciones son tema de supervivencia, al tiempo que para Andrés Manuel López Obrador es un momento de crecer o estancarse.

Todo esto está en juego, mientras que las nuevas generaciones atienden cada vez menos a los medios masivos y basan sus decisiones en las redes sociales. La guerra en la web no podrá sino encarnizarse.

Entidad por entidad

A continuación, un desglose de las estimaciones del experto en opinión pública:

Durango. Esteban Villegas del PRI tendrá que competir contra José Rosas Aispuro por el PAN/PRD, quien en 2010 llegó hasta los tribunales. 

Oaxaca. El priista Alejandro Murat tiene la ventaja del voto “duro” que compite con una oposición más dividida, pues José Antonio Garfias agrupa al PAN/PRD, pero un buen candidato, Benjamín Robles, es la bandera del PT, y Salomón Jara podría dar una sorpresa como candidato de Morena.

Sinaloa. Quirino Ordaz Coppel, por el PRI y aliados, es el candidato a vencer, aunque un buen oponente, Melesio Cue, va por un partido local. El PAN terminó postulando a Martín Heredia, y “Pancho” Frías podría complicar las cosas como candidato independiente.

Tamaulipas. En la violenta entidad, la disputa va entre Francisco García Cabeza de Vaca por el PAN, y Baltazar Hinojosa por el PRI, ante un criticado gobierno de Egidio Torre Cantú.

Tlaxcala. El estado que más alternancia ha tenido en el país enfrenta a Marco Antonio Mena, del PRI, con tres mujeres con gran fuerza: Lorena Cuéllar, Adriana Dávila y Martha Palafox.

Veracruz. La pelea de los primos Yunes por el PRI y aliados contra el PAN/PRD será una de las más competidas y potencialmente sucias. El saliente Javier Duarte, completamente desacreditado, será el pararrayos de toda clase de ataques. 

Si quieres conocer el pronóstico de los demás estados te recomendamos que busques la versión completa de este texto que el autor escribió para Alto Nivel en su edición impresa de mayo. Busca tu ejemplar en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la revista digital. Sigue nuestra conversación en Twitter y Facebook. 

 

 

 

Relacionadas

Comentarios