Estilo de VidaHistorias

Queso Parmesano, otra delicia italiana

Su exquisito sabor lo convierten en un infaltable de la cocina de ese país; ideal para acompañarlo con frutas o en maravillosas pastas.

17-05-2010, 5:00:00 PM
Queso Parmesano, otra delicia italiana
Estilo Hoy

Todo amante de la buena cocina y más aún si se trata de la italiana sabe que un imperdible en la mesa son los quesos. Hoy hablaremos del parmesano, un queso exquisito y auténtica joya del país de la bota, que aporta a muchos platos tradicionales un sabor único.


Su origen se remonta a la Edad Media, en la provincia de Reggio Emilia, bajo la diócesis de Parma, ya que precisamente de ahí viene el nombre. Su antigüedad no ha hecho otra cosa que mejorarlo en calidad y expandir su popularidad alrededor del mundo.


Características
Este queso de pasta dura se encuentra regulado por una DOP (Denominazione d’Origine Protetta-Denominación de Origen Protegida). Debe llevar en la parte externa las marcas que permitan identificar y distinguir el producto.


Las marcas que debe llevar son:


El sello impreso a lo largo de toda la parte externa con la leyenda “PARMIGIANO-REGGIANO”, el número de registro del fabricante, el mes y el año de producción, y las leyendas “D.O.P”. y “CONSORZIO TUTELA”.  Además, la placa de caseína, aplicada sobre la superficie, que incluye el año de producción, la leyenda “C.F.P.R.” y un código alfanumérico que identifica de forma unívoca cada queso.


Su producción se realiza con leche procedente de vacas de raza frisona, no obstante la vaca mejor adaptada a la producción de este queso es la de raza reggiana.


En la cocina…
Este producto se puede usar rallado o gratinado. El tiempo de almacenamiento no debe ser inferior a 24 meses, pudiendo llegar hasta los 36.


Es creencia generalizada que el parmesano es un condimento sólo para platos de pasta o sopa, o para utilizar en la cocina, pero también es un excelente queso de postre, especialmente cuando es joven o no muy viejo. En Italia, se sirve en trozos y acompañado de higos o peras, o se parte en trocitos pequeños y se consume como aperitivo.


Puedes también ponerlo sobre corazones de alcachofas crudos o rallarlo y utilizarlo en salsas para pastas, excepto en las que llevan pescado.


Dada su larga maduración, el parmesano resulta mucho más fácil de digerir que la mayoría de quesos. En Italia, se recomienda su consumo regular a niños, ancianos, deportistas y mujeres embarazadas.

Relacionadas

Comentarios