'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¿Qué pueden aprender las mujeres de Donald Trump?

El aspirante presidencial de EU ha creado una granja de insultos contra las mujeres y a pesar de eso afirma que en sus empresas hay muchas de ellas en puestos directivos. ¿Qué podemos aprender de él?

24-05-2016, 10:37:47 AM
¿Qué pueden aprender las mujeres de Donald Trump?
Mariana Hernández

New York Times incluyó este fin de semana una investigación sobre testimonios de mujeres que han trabajado para el multimillonario Donald Trump.

Estas mujeres lo describieron como un hombre que no dudaba en evaluar públicamente su apariencia física, en ridiculizarlas con nombres sexistas e incluso en besarlas en la boca sin su autorización.

Las mujeres detallan el mal comportamiento de Trump hacia ellas, en muchas ocasiones portándose como si fuera su propietario

 “Que hablen bien o mal, pero que hablen”, ha sido su estrategia de campaña, la cual está dando resultado, pues se ha convertido en el protagonista de varios espectáculos y ha provocado que se convierta en un referente en diferentes conversaciones.

Es cierto, Trump ha logrado que al menos en una conversación hayamos mencionado su nombre y seguramente hemos emitido algún tipo de opinión en torno a él y a su campaña. Para algunos, ha sido un ejemplo y para otros un contraejemplo.

En mi caso particular, se ha convertido en este último, porque me ha enseñado justo lo que no hay que hacer como un líder. Y en este análisis, me enfocaré hacia 3 puntos principales que ha manifestado en su relación con las mujeres:

1. Prejuicios e insultos constantes

Ha llamado a la presentadora Rosie O’Donnell “animal”, ha creado una granja de insultos en las que menciona “perras” y “cerdas”, entre otras especies. Una de sus víctimas más mencionadas fue la comentarista de Fox, Megyn Kelly, de quien sugirió estaba hormonal a la hora de encararlo durante un debate: “Uno podía ver su sangre salir por todos lados”, expresó. 

Podría mencionar una serie de ejemplos no sólo enfocados a las mujeres, sino dirigidos también a los mexicanos, demócratas, musulmanes, etc.

El problema de los prejuicios es que sólo denotan una mente rígida, incapaz de ver perspectivas distintas.

2. Derechos por pago justo

En uno de los libros que ha escrito menciona: “Mis sentimientos positivos hacia las mujeres se ven reflejados en el número de mujeres que trabajan en mis organizaciones. Puse a mujeres en puestos importantes mucho antes de que nadie lo hiciera porque sabía que podían con ello”. Y agrega: “Les pago lo mismo, las asciendo del mismo modo y, cuando se equivocan, las despido igual”.

De acuerdo, si es así, me da gusto que haya equidad de género en sus empresas, quisiera saber cuántas de esas mujeres fueron insultadas como lo menciono en el punto uno. ¿Qué precio habrán tenido que pagar trabajando para él?

3. Incapacidad de introspección

Aborrece la autocrítica y la capacidad para verse a sí mismo. “Yo no hice nada malo” afirmó después del debate en el que ofendió a Megyn Kelly.

Y en su twitter respondió al reportaje que menciono de NY Times: “Los medios de comunicación están realmente en una caza de brujas contra mí. Informes falsos, y en abundancia – ¡pero vamos a prevalecer!”

No he encontrado hasta ahora, un ejemplo en el que el Señor Trump acepte un error y mucho menos acepte pedir disculpas.

El artista Spencer Tunick, planea reunir a 100 mujeres desnudas que sujetarán espejos a la entrada de la Convención Nacional Republicana que se celebrará en julio, y donde el magnate probablemente sea coronado como candidato del partido para las elecciones.

Tunick afirma que no se trata tanto de una protesta, sino de una pieza representativa de arte; ojalá que Trump logre ver en esos espejos realmente quién es y descubra aspectos de mejora como líder.  

Por cierto, como mujeres, ¿Qué espejo necesitamos para ver estos 3 puntos en nosotras mismas? 

La autora es Directora General Icon Lead, tiene más de 18 años coordinando y ejecutando planes de formación y capacitación para ejecutivos en temas de liderazgo, coaching e imagen ejecutiva.

Relacionadas

Comentarios