'; Alto Nivel
Opinión

¿Qué podemos aprender de los Juegos Olímpicos de Río?

Los ojos del mundo están en Brasil, y con ello han llegado varios mensajes de paz e inspiración por un lado, y por otro, mensajes de protesta e indignación. ¿Qué debemos de tomar de cada uno de ellos?

10-08-2016, 2:24:44 PM
¿Qué podemos aprender de los Juegos Olímpicos de Río?
Fernanda Ramirez*

Nota del Editor: Sigue nuestra cobertura de Juegos Olímpicos en este enlace.

Una vez más se vive en la mayor parte del mundo la ola de sentimientos generados por el orgullo de ver triunfar a los compatriotas en los escenarios olímpicos a la vista de millones de espectadores ante la mayor justa deportiva. El discurso que con los Juegos Olímpicos se difunde tiene que ver con las circunstancias de cada época, incluso de cada país que los alberga.

Si bien esta fiesta del deporte promueve valores ligados a las disciplinas involucradas con la competencia y el deporte como el esfuerzo, la responsabilidad, el compromiso, entre otros; también ha fungido como plataforma para la denuncia, la inconformidad social, incluso para tratar de imponer alguna ideología.

En este caso, los Juegos Olímpicos de Río 2016 se caracterizan por albergar a la primera Delegación de Refugiados. Un grupo de 10 atletas de diversas disciplinas, quienes, con su participación darán un mensaje de conciencia sobre la situación de diversos países del mundo donde sus habitantes tienen que huir de diferentes situaciones de violencia generadas por diversos conflictos.

Las historias de estos deportistas, son ejemplos de éxito, pero también de esfuerzos, tenacidad, disciplina y compromiso. Su incorporación en este evento deportivo es sin duda es una buena iniciativa si tomamos en cuenta que en todo el mundo existen 19.5 millones de refugiados, de acuerdo con cifras del Alto Comando de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Algunos de estos deportistas huyeron de sus naciones incluso desde que eran muy niños, y encontraron en el deporte una forma de vida, que les ha servido, incluso como terapia para superar las dificultades de sus vidas.

¿Cómo lograr un equilibrio entre aquellos mensajes de conciencia social y paz y aquellos donde la inconformidad de los habitantes de la nación sede no opaquen los otros?

La edición número 31 de estos juegos se ha caracterizado también por la inconformidad de los brasileños por los gastos que supusieron la infraestructura y organización de los juegos olímpicos, que se realizaron a marchas forzadas.

Este clima de inconformidad se acentúo aún más con la presidenta Dilma Rousseff cesada de sus funciones, tras un escándalo por corrupción, aunado a la peor recesión en la historia reciente de esta nación, tras el programa de aceleración económica implementado por el entonces presidente, Inácio Lula Da Silva.

El evento que albergará Brasil del 5 al 21 de agosto de 2016 es sólo un ejemplo de lo que ocurre cada olimpiada en los países que son sede del evento deportivo desde su época moderna.

De acuerdo con lo que establece la Carta Olímpica, la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos está conformada por varios elementos: el izamiento de la bandera del país sede y la presentación del himno nacional, a los que se suman manifestaciones artísticas de música, canto, danza, etcétera, que sirven para mostrar la cultura del país anfitrión.

Sin embargo, en la búsqueda de lo espectacular, la inversión cada vez es mayor. La tecnología utilizada para lograr una ceremonia vistosa es cada vez más costosa para lograr alcanzar la inmortalidad en la memoria histórica como uno de los mejores anfitriones.

Bien se ha relatado en diversos medios que el Brasil que fue nombrado sede de los Juegos Olímpicos no es el mismo que en estos días los alberga.

Aquí cabe preguntarse qué es más democrático: dejar la oportunidad de albergar este tipo de eventos sólo a los países con la infraestructura y recursos suficientes o abrir la posibilidad incluso para aquellos países que tendrán que dejar de satisfacer necesidades básicas de su nación, en busca de la espectacularidad.

*La autora es apasionada de la comunicación y los temas sostenibles. Directora General y fundadora de Comunicación Spread. Publirrelacionista y experta en manejo de crisis.

Relacionadas

Comentarios