'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Qué hay detrás del juicio político a Maduro en Venezuela

Un referéndum bloqueado, una posible ruptura entre poderes y una crisis humanitaria al borde del estallido social han llevado al Congreso venezolano a intentar destituir al presidente.

25-10-2016, 2:17:23 PM
Qué hay detrás del juicio político a Maduro en Venezuela
Altonivel con información de Reuters

El Congreso de Venezuela aprobó este martes iniciar un juicio político contra su presidente Nicolás Maduro, en medio de una recesión económica que ha pasado a convertirse en una crisis humanitaria.

Además de esta grave situación, Venezuela también atraviesa por una crisis política en la que el mismo Vaticano ha tenido que intervenir para evitar la ruptura total entre poderes y un estallido social.

Esto es lo que ha pasado y lo que hay detrás de este turbulento capítulo en Venezuela.

 

Juicio político por bloquear referéndum

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, aprobó abrir un juicio político contra el presidente Nicolás Maduro. El poder Legislativo lo acusa de alterar el orden constitucional en Venezuela por revocar un referéndum que buscaba su remoción del cargo. Un tribunal mandó paralizar el proceso de votación hasta el 10 de enero de 2017.

Pese a que el Congreso dijo que seguirá con este proceso, las conclusiones de la sesión podrían ser anuladas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que determinó en agosto que todas las decisiones del Congreso serán nulas hasta que no desincorpore a tres diputados acusados de comprar votos.

“Hoy (martes) nosotros comenzamos algo histórico en el país (…) queremos otorgar la responsabilidad política de Nicolás Maduro en la destrucción y la ruptura de la democracia“, dijo el jefe de la facción opositora, Julio Borges.

“Eso nunca ha pasado, eso puede tener implicaciones de un juicio penal, de pedir el antejuicio de Maduro”, agregó. “Se abre (…) el estudio del supuesto constitucional para la remoción del presidente de la República, que es el abandono del cargo“.

Pero el Ejecutivo niega la legitimidad del parlamento: “La Asamblea, legalmente, no existe. Ellos pueden hacer lo que les dé la gana. Yo no voy a perder tiempo con lo que haga la Asamblea“, dijo el martes el vicepresidente del país, Aristóbulo Istúriz.

 

Diálogo con el Vaticano como mediador

El gobierno de Maduro dijo que se instalará un diálogo con la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para encontrar una solución a la crisis política. Las negociaciones tendrán como mediador a un emisario enviado por el Papa Francisco.

No obstante, la oposición se encuentra dividida entre quienes aceptan el diálogo y los que consideran esta consulta una forma del gobierno para ganar tiempo.

“Por supuesto que nosotros vamos a ir a un llamado de la Iglesia (pero) en Venezuela no se ha iniciado ningún diálogo”, dijo el líder de la oposición, Henrique Capriles, asegurando que se enteró del diálogo por la televisión. “Estos diablos pretenden utilizar la buena fe del Papa para buscar tiempo”.

Por su parte, el partido del apresado líder opositor Leopoldo López dijo en un comunicado que, a pesar de que siempre han creído en el diálogo, este debe buscar la salida a la crisis, por lo que consideró que no están dadas las condiciones.

El presidente del Congreso y secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos, se quejó porque los partidos políticos no fueron llamados a la reunión con representantes del Gobierno.

“Como ahora todos nos enteramos por TV nosotros tampoco vamos (al diálogo)”, escribió en su cuenta de Twitter.

Rogelio Díaz, jefe de otro partido político de larga data, Copei, también rechazó las conversaciones: “El diálogo como instrumento para dilatar la restitución de la democracia en nuestro país no puede ser aceptado”, dijo.

Por su parte, Diosdado Cabello, el segundo hombre del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se lamentó por las desavenencias en el seno de la oposición.

“Esa pelea por protagonismos, caprichos y egos que tienen entre sí los dirigentes de la MUD con el diálogo, quieren imponérsela a todo el país”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

La peor crisis económica

Venezuela atraviesa una de las peores crisis de su historia contemporánea con la inflación más alta del mundo, recesión económica, constantes fallas en los servicios públicos y escasez que obliga a miles de personas a formarse en enormes colas en busca de alimentos y medicinas.

La crisis ha golpeado la popularidad de Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez, al punto que una reciente encuesta de la firma Datanálisis sostiene que hasta un 71.8 por ciento de los entrevistados votaría por revocar su mandato.

La oposición venezolana dice que no se abrirá al diálogo si no se atiende primero la crisis humanitaria del país, que va desde la escasez de alimentos, la híper inflación, la confiscación del gobierno a las empresas y a sus trabajadores para que laboren en actividades agrícolas, algo que muchos han denunciado como esclavitud, y hasta reportes de canibalismo en prisiones del país.

El papa Francisco ha dicho que es “preocupante” situación que atraviesa Venezuela, “que golpea con fuerza a toda la población”, según un comunicado del Vaticano.

El texto dijo que el Papa argentino instó a Maduro a que “con valor tome el sendero de un diálogo sincero y constructivo para aliviar el sufrimiento de las personas, en primer lugar de los pobres, y promover un clima de renovada cohesión social, que permita mirar con esperanza el futuro de la nación”.

Pese a su riqueza petrolera, Venezuela se ha hundido en una crisis económica y muchas personas se ven obligadas a saltarse comidas por culpa de la escasez y el alza de los precios.

Maduro realiza una gira por países productores de petróleo y la primera noticia de su presencia en Italia fue a través del comunicado del Vaticano.

 

 

Relacionadas

Comentarios