A FondoTelecomunicaciones

Qué ganan Carlos Slim y MVS con su ‘nueva’ alianza

MVS, de Joaquín Vargas, planea vender espectro a América Móvil de Carlos Slim para proveer servicios móviles. Sin embargo, no es la primera vez que estas empresas se alían para mejorar sus negocios y librar la regulación. Te contamos la historia.

06-12-2016, 6:35:28 AM
De aprobarse la venta de espectro, ambos empresarios podrían salir beneficiados.

En los negocios también hay amistades: así lo demuestra la relación que tienen MVS, propiedad de Joaquín Vargas, y América Móvil, del multimillonario Carlos Slim.

En días pasados se dio a conocer que MVS planea vender 60 megahertz (MHz) de espectro en la banda de 2.5 gigahertz (GHz), con lo que Telcel, marca principal de América Móvil, podría ser la operadora que más “materia prima” tendría para brindar servicios móviles.

De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la banda 2.5 GHz es propicia para el despliegue de las Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT); debido a que es una de las que cuenta con mayor grado de armonización a nivel mundial por el gran número de equipos disponibles que son capaces de operar a través de ella.

Expertos consultados por Alto Nivel indican que pueden haber varias razones de negocio detrás de este intercambio: que América Móvil debería hacer frente a los planes de la red compartida con adquisición de espectro, así como los posibles planes de MVS de participar en la licitación de la cuarta cadena de televisión abierta, entre otros.

Del rescate del gobierno al negocio de operadores

Antes de estar a la venta, el espectro de la banda 2.5 GHz pasó por un largo conflicto que llegó a tribunales. La historia empezó en 1995, cuando Grupo Multivisión (MVS) ganó seis concesiones para explotación de espectro en esta banda, que en ese momento se concedió para MMDS (de televisión transmitida vía microondas).

Posteriormente, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) recomendó que este espectro se utilizara para transportar servicios de comunicación móviles, por lo que varios concesionarios –entre ellos, MVS- cayeron en litigios, luego de que el 8 de agosto de 2012 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) emitiera un decreto para rescatar estas frecuencias.

Irene Levy, presidenta de Observatel recuerda que MVS acudió a la SCT solicitando una prórroga de sus títulos de concesión su cambio de uso para un plan llamado “Banda Ancha Móvil para todos”, proyecto muy similar a la Red Compartida, aunque la SCT no le otorgó esta prórroga.

“MVS interpuso un recurso de amparo ante este decreto el cual ganó en tribunales y posteriormente llegó a un acuerdo con la SCT para regresar 130 de los 190 MHz que se le habían dado y los 60 MHz que finalmente se prorrogaron ahora están en juego en esta operación con Telcel”, comenta.

La condición para tener este título de concesión fue usar estos 60 MHz restantes para el despliegue de una red móvil, con fecha límite del 31 de diciembre de 2016, condición que hasta el momento no se ha cumplido.

“MVS debía despegar una red de banda ancha inalámbrica a más tardar en diciembre de este año y no lo hizo, más bien podía perder esa concesión del espectro y es por eso que lo está vendiendo de último minuto, algo así como al cuarto para las doce”, explica Martín Lara, analista de Grupo Financiero Interacciones.

Según el IFT, la Unidad de Competencia Económica del organismo ya fue notificada de esta operación y en las próximas semanas deberá de comunicar a ambos grupos si esta operación puede concretarse y cuáles serían, en su caso, las condiciones impuestas.

Negocio en equipo: receta para ganar-ganar

Esta no es la primera vez que estas empresas hacen negocios para beneficio mutuo. Desde 2008, Telmex, marca propiedad de Slim celebró un acuerdo de facturación con Dish, de MVS y que en su momento le mereció una sanción millonaria por parte de la autoridad.

Por ese antecedente, Iván Ruiz Moreno, abogado experto en telecomunicaciones considera que no existe una razón desde el punto de vista jurídico para permitir la cesión de un título de concesión.

“Me parece imposible no remontarme al acuerdo entre Telmex y Dish, pues los agentes son los mismos que llevan a cabo un acuerdo y que tienes a una de las partes que funge como concesionario pero el beneficiario es otro agente económico y curiosamente son los mismos, no son las mismas empresas sino otros agentes económicos”, menciona.

Si el IFT da el visto bueno a la transacción, los beneficios serían para ambas empresas, en primer lugar, para MVS. Ruiz Moreno explica que el incumplimiento de un título de concesión debe ser investigado por el IFT, pero si se hace a tiempo no habría una sanción para la empresa de Vargas.

En segundo lugar, la obtención de recursos en una millonaria transacción, podría abrir nuevos panoramas de negocios para MVS, entre los que entraría la licitación de 148 frecuencias en televisión abierta.

“Se podría pensar en la conformación de un combo como la familia Vázquez Raña que tienen varios negocios en medios como radio, prensa e internet, pero como nunca han entrado en ese negocio es difícil saber”, menciona Lara.

Para América Móvil los beneficios también son fundamentales. Según un análisis de Grupo Financiero Ve por Más, la empresa de Slim lograría anticiparse a sus competidores a la explotación de esta banda sin tener que participar en una licitación, gracias al mercado secundario de espectro.

La licitación para el resto de las empresas estaría lanzándose a partir del tercer trimestre de 2017, con lo que tendría mayor recursos para dar servicios y con los que tendría más del 50 por ciento del espectro disponible.

“Todas las empresas de telefonía móvil viven del espectro, estratégicamente para América Móvil sería una gran noticia y con un impacto muy positivo”, comenta el analista de Interacciones.

¿Otros beneficiados?

De acuerdo con Levy, el reacomodo de espectro en estas frecuencias y el intercambio entre Telcel y MVS pudiera ser conveniente también a Telefónica Movistar y a AT&T.

“Si compra directo a MVS lo lógico es que no dejen participar a Telcel en la licitación el próximo año, lo cual te deja menos empresas en el pastel y a menor demanda, se pujará menos en la subasta y esto podría resultar en que las empresas adquieran espectro a menor precio”, indica.

En la pasada subasta de espectro en la banda AWS para servicios 4G, cuando Movistar decidió no participar en la subasta, los precios se dieron en el valor mínimo de referencia establecido por el IFT.

“No está mal que haya bajas contraprestaciones por el espectro, pues bajos precios se reflejan en mejores precios para el usuario final”, concluyo la experta.

En las siguientes semanas el IFT estará haciendo varias revisiones a América Móvil que van desde esta operación hasta saber si ha cumplido o no con las medidas de preponderancia impuestas luego de la reforma al sector en 2014, por lo que serán días decisivos para los negocios de Carlos Slim.

 

Relacionadas

Comentarios