'; Alto Nivel
A Fondo

¿Puede Donald Trump romper el Tratado de Libre Comercio?

El aspirante republicano ha sostenido en su campaña que Estados Unidos requiere de un nuevo tratado con México. Legalmente no es tan fácil, aunque, como dice el refrán, el diablo está en los detalles.

24-05-2016, 2:26:07 PM
¿Puede Donald Trump romper el Tratado de Libre Comercio?
Darinka Rodríguez

Donald Trump ha basado gran parte de su campaña en políticas que repercuten totalmente en la relación entre México y Estados Unidos. Uno de los puntos que más ha cuestionado es la relevancia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Necesitamos renegociarlo o romperlo. Cada acuerdo tiene que ser justo y estamos siendo estafados por todos estos países. Necesitamos comercio justo. No libre comercio. Necesitamos un comercio justo”, dijo en entrevista con un medio estadounidense.

Pero no sólo el antagonista mediático Trump ha puesto en tela de juicio el acuerdo comercial; su contraparte demócrata, Hillary Clinton también ha hecho públicas sus dudas sobre la eficacia de los acuerdos de libre comercio que sostiene Estados Unidos. “Sobre el papel parecen a menudo fabulosos, pero después no están a la altura”, manifestó Clinton

Es una amenaza para los mexicanos, sobre todo si analizamos que las cifras parecen ser mucho más benéficas para nuestro país: para marzo de este año, las exportaciones de México a Estados Unidos alcanzaron el 14.3 por ciento del total, 1.3 por ciento más que en 2015, de acuerdo con cifras del Buro del Censo de Estados Unidos y desbancando así a Canadá como el primer proveedor de este país.

Las industrias más relevantes son los bienes manufacturados y del sector automotriz, seguido del sector agropecuario. México también ha aumentado sus exportaciones a Canadá en 3.8 por ciento en el primer trimestre de 2016, siendo maquinaria y aparatos eléctricos los productos más comercializados.

Legalmente inviable

Según el artículo 2205 del TLCAN, cualquiera de los países que suscriben puede denunciar inconformidades para posteriormente, revisarse con miras a su cancelación.

“Una Parte podrá denunciar este Tratado seis meses después de notificar por escrito a las otras Partes su intención de hacerlo. Cuando una Parte lo haya denunciado, el Tratado permanecerá en vigor para las otras Partes”, señala el tratado.

De acuerdo con especialistas, renegociar o cancelar un tratado de esta naturaleza requiere la aprobación de demasiadas partes y no depende de quien quede a la cabeza del gobierno estadounidense.

“Para cambiar o replantear el TLCAN no se trata de una decisión de los gobiernos o de las legislaturas, hay que recordar que son 22 estados de la unión americana donde México es destino número uno de los productos agrícolas, mecánicos e industriales: no habrá 22 delegaciones que aprueben esto”, menciona Peter Schechter, director del Adrienne Arsht Center de América Latina del Consejo del Atlántico.

Te recomendamos: Los secretos de imagen digital de Hillary, Trump y Sanders

Estadounidenses sin empleo

La cancelación de un tratado comercial de las dimensiones de TLCAN sería también un golpe para Estados Unidos. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, en 2015 se comercializaron 531.1 mil millones de dólares y el comercio bilateral se ha triplicado desde la implementación del TLCAN; mientras que nuestro país se mantiene como el segundo mercado más importante de las exportaciones de los Estados Unidos y como su tercer socio comercial, al ser México es el primer destino de las exportaciones de California, Arizona, Texas y Nuevo México.

Asimismo, según cifras del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México, si la dinámica de comercio entre México y Estados Unidos se acabara, más de 6 millones de estadounidenses verían en peligro sus puestos de trabajo: la cantidad de empleos relacionados al comercio con México. Incrementar los aranceles a productos mexicanos afectaría directamente al consumidor promedio de Estados Unidos.

Te recomendamos: Qué pasaría con el peso si ganara Trump

Cuidado con el TPP

 Aún cuando el TLCAN no se pueda replantear o cancelar, existe la posibilidad de que México quede fuera del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), esto debido a que el congreso estadounidense debe discutir su aprobación, lo cual no se dará antes de las elecciones presidenciales en noviembre de este año.

“Hay un peligro de que el TPP no se apruebe, aunque podría haber un camino adicional: después de las elecciones habrá un congreso extraordinario entre un presidente y otro, el cual no responderá a los votantes y se espera que el TPP se apruebe en este congreso”, dice Schechter.

Visita nuestro micrositio: Elecciones en EU, el poder busca dueño

Si esta discusión no ocurre, México quedaría en el limbo alrededor de la aprobación del TPP, lo que podría definir un nuevo capítulo en el comercio que tiene con Estados Unidos y Canadá, señaló el especialista.

Relacionadas

Comentarios