'; Alto Nivel
ExpressHistorias

Presidenta de HP niega voto a Trump y apoya a Hillary

La empresaria republicana, Meg Whitman, decidió dar la espalda a Trump.

03-08-2016, 8:14:14 PM
Presidenta de HP niega voto a Trump y apoya a Hillary
Reuters

La ex aspirante al gobierno de California, Meg Whitman, se sumó al número de republicanos prominentes que se oponen a la candidatura presidencial de Donald Trump.

Whitman, presidenta de la compañía Hewlett-Packard (HP), confirmó su decisión de votar por la aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton en las elecciones de noviembre próximo.

La empresaria contendió sin éxito en las elecciones del 2010 por la gubernatura de California y batió el record del mayor gasto personal de un aspirante en una campaña electoral en el país al destinar de su bolsa 140 millones de dólares.

“Como una orgullosa republicana depositar mi voto para presidente ha sido un asunto sencillo. Este año es diferente”, escribió Whitman en su red social.

“La demagogia de Trump ha socavado el tejido de nuestro carácter nacional”, sentenció la millonaria ejecutiva que posee una fortuna de alrededor de dos mil millones de dólares.

Whitman, declaró al diario The New York Times que en esta campaña planea obtener fondos para la candidata Clinton, después de que ha donado 100,000 dólares a los esfuerzos anti Trump.

El mes pasado Clinton recaudó 90 millones de dólares en fondos de su campaña, mientras que Donald Trump ha obtenido un tercio de esa cantidad.

“La mano temblorosa de Trump podría poner en peligro nuestra prosperidad y la seguridad nacional. Su carácter autoritario podría poner en peligro mucho más”, escribió Whitman, al instar a sus colegas republicanos a rechazar su candidatura.

“Posiciones imprudentes y mal informadas de Trump en temas críticos – desde la inmigración, nuestra economía a la política exterior – han dejado muy claro que carece de la profundidad de la política y el buen juicio requerido como presidente”, puntualizó.

En un “mundo tumultuoso, Estados Unidos necesita el tipo de liderazgo estable y en todo esto sólo temperamento, experiencia y compromiso de la secretaria Clinton lo puede proporcionar”, aseveró.

“Por esa razón pido a los republicanos a rechazar este noviembre a Trump”, enfatizó

Trump enfrenta desacuerdo

La campaña electoral republicana detonó hoy una nueva polémica, luego que su candidato a la vicepresidencia Mike Pence apoyó la reelección del presidente de la cámara baja, Paul Ryan, un día después que Donald Trump lo rechazó.

Pence, gobernador de Indiana y compañero de fórmula de Trump, dio su endoso político a Ryan, republicano por Wisconsin, quien enfrenta una dura competencia interna para mantener su escaño y el liderazgo de la Cámara de Representantes.

“Hablé con Donald Trump esta mañana sobre mi apoyo a Paul Ryan, nuestro gran amigo. Me alentó firmemente a apoyar a Paul Ryan en la primaria del martes. Estoy complacido de hacerlo”, dijo Pence en una entrevista con la cadena Fox News.

Trump desató la ira del liderazgo republicano la víspera cuando declinó respaldar tanto la reelección de Ryan como la del senador republicano por Arizona, John McCain.

“Aún no llego a ese punto”, se limitó a responder el magnate de los bienes raíces en una entrevista con el diario The Washington Post.

Aunque ambos políticos republicanos han criticado algunas de las posiciones de Trump, han respaldado su candidatura a la Casa Blanca de cara a las elecciones del 8 de noviembre próximo.

La posición de Trump enfureció al presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, según fuentes allegadas al líder partidista citadas por medios locales de prensa. Tanto Priebus como Ryan son originarios de Wisconsin.

La nueva polémica partidista surge en momentos en que, según analistas, Trump enfrenta el capítulo más atribulado de su campaña, a raíz de su decisión de rivalizar públicamente con una familia musulmana sobre los sacrificios de quienes pierden hijos en la guerra.

El hijo de la familia Khan murió en Irak en 2004, mientras servía como capitán del ejército estadunidense.

Un puñado de aliados políticos de Trump, incluido el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, discrepó públicamente con Trump por la decisión del candidato de polemizar con el padre y la madre del soldado.

Preocupados por la espiral descendente de la campaña del millonario, el exalcalde de Nueva York, Rudolf Giuliani, y el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, planean una “intervención” para convencer a Trump de enderezar su campaña, según NBC News.

De acuerdo con esas versiones, Giuliani y Gingrich buscarían que los hijos de Trump lo convenzan de que se aleje de temas controvertidos y se concentre en las cuestiones centrales de su campaña, cuyo lema es “Para hacer grande a Estados Unidos otra vez”.

A pesar de las evidencias de problemas en su campaña, Trump describió en su cuenta de Twitter un panorama rosado. “Existe gran unidad en mi campaña, quizás más que nunca antes”, sostuvo el magnate.

Relacionadas

Comentarios