HistoriasNegocios

Por qué tu celular se sigue quedando sin señal

México es el único país de Latinoamérica que todavía no tiene una penetración al 100% de telefonía móvil además de que la mayoría no tiene buena conexión. ¿Qué es lo que hace falta?

20-09-2016, 4:40:37 PM
Darinka Rodríguez

Lo que hoy parece un recurso necesario, en un futuro será imprescindible y podría ser insuficiente: conectividad móvil en tu celular. Las cifras llaman la atención: de acuerdo con el reporte “Economía Móvil” elaborado por la Asociación GSMA, en México pasaremos de ocupar 430 Megabytes (MB) al mes por usuario en 2015 a 2,925 MB en 2020, casi siete veces más información en tan sólo cinco años.

Además, el número de dispositivos que buscan conectarse a la misma carretera de información también crece a velocidades impresionantes: a finales del año pasado, 107.5 millones de conexiones móviles, y se prevé que en cuatro años esta cifra llegue a los 130 millones para tener una penetración celular cercana al 100 por ciento de los habitantes.

Pero para tener una conexión veloz y suficiente no sólo hace falta un buen dispositivo, sino la infraestructura necesaria para que el usuario consiga una experiencia óptima. Sin embargo, en México vamos a paso muy lento para tener una conexión veloz. Según Nokia, más del 50 por ciento de los dispositivos se conectan a una red de tercera generación (3G) aunque más de la mitad de los dispositivos puede tener acceso a una red 4G.

México, lejos de una veloz conexión

Federico González, director ejecutivo de la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica indica que hacen falta condiciones de regulación que incentiven que las empresas como Telefónica y AT&T hagan las inversiones en infraestructura que soporten la demanda. 

“No se está desplegando con la velocidad adecuada, en el caso de México hay un despliegue importante pero el uso de la infraestructura no es el más eficiente a favor de los consumidores por temas de regulación para mejorar la competencia y porque el entorno no favorece a que existan mayores inversiones”, explica en entrevista.

En 2012 la inversión del sector de telecomunicaciones fue de 94,248 millones de pesos, mientras que el estimado para 2016 alcanza 79,280 millones de pesos pero para tener una red suficiente para la creciente demanda se necesitan inversiones anuales cercanas a los 100 mil millones de pesos. 

Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho en Telecomunicaciones (IDET) considera que la reforma en telecomunicaciones no es suficiente para detonar que haya más inversión en redes.

“La reforma en telecomunicaciones no ha acelerado las inversiones, tanto la pública como la privada y nosotros lo atribuimos a que si bien la reforma iba en el sentido correcto, se ha causado un desincentivo por cuestiones de regulación”, comenta.

El papel de las empresas

A pesar de que han habido esfuerzos por mejorar la conectividad de los usuarios, las empresas deberán destinar más recursos para soportar la cantidad de datos provenientes de aplicaciones como Whatsapp, YouTube y Netflix que exigen una mayor consumo de datos móviles.

Daniel Hajj, CEO de América Móvil propietaria de Telcel, señala que más de la mitad del tráfico en sus redes proviene de uso de video, por lo que ya empiezan a hacer pruebas en redes de quinta generación. “El uso de datos se convertirá en algo más prevalente en nuestra región”, dijo el empresario en el evento 360 Mobile de GSMA.  

Carlos Morales, presidente y CEO de Telefónica Movistar indica que en 15 años han invertido más de 13 millones de dólares y pretenden seguir robusteciendo sus redes al mismo ritmo. Mientras tanto, Thaddeus Arroyo, CEO de AT&T quien tiene dos años en el país coincide en que las autoridades regulatorias como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tienen que mejorar las condiciones en un mercado altamente concentrado. 

“México podría tener una ventaja competitiva, pues está evolucionando, pero es necesario tener condiciones que favorezcan la competencia”, comenta. 

A finales de año se dará a conocer la decisión del IFT respecto a las medidas asimétricas que mantiene contra América Móvil como parte de la reforma, la cual podría determinar la manera en que se cobran tarifas de interconexión entre compañía y el uso compartido de infraestructura entre ellas y que podría definir las decisiones de inversión de los tres principales operadores. 

Relacionadas

Comentarios