HistoriasNegocios

Por qué México no crecerá ni 2% en 2016

Ante la caída de la actividad industrial y la incertidumbre por las elecciones en el país del norte, Bank of America redujo su estimación de crecimiento para México en 2016 a 1.9 por ciento desde 2.3 por ciento.

04-08-2016, 6:05:49 PM
Por qué México no crecerá ni 2% en 2016
Altonivel

La débil demanda externa, políticas fiscales restrictivas y menor capacidad del Banco de México (Banxico) para incrementar tasas son las razones por las que el país crecerá menos de 2.0 por ciento este año, consideró Bank of America Merrill Lynch en un análisis.

Estados Unidos crecerá sólo 1.8 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) en 2016 y 2017 a causa de la menguante actividad industrial y menor demanda de manufacturas, lo que afecta directamente al país, dijo el banco de inversión.

Los PIB de México y Estados Unidos están fuertemente correlacionados, y la desaceleración del crecimiento de Estados Unidos desde principios de 2015 ya está afectando el crecimiento de México. Es probable que continúe así por un tiempo. Además, la incertidumbre que rodea a las elecciones de Estados Unidos también podría pesar en las inversiones en México”, dijo Carlos Capistrán, economista en jefe de Bank of America  (BofA) Merrill Lynch para México.

Ante la caída de la actividad industrial y la incertidumbre por las elecciones en el país del norte, el banco redujo su estimación de crecimiento para México en 2016 a 1.9 por ciento desde 2.3 por ciento.

BofA agregó que los servicios han tenido un crecimiento fuerte, apoyados por la baja inflación, “que a su vez permitió un crecimiento de los salarios reales y tasas de interés negativas por algún tiempo, y también por la depreciación del peso que permitió a los mexicanos cambiar su consumo por bienes domésticos en lugar de productos y servicios extranjeros, y a que aumentó el valor en pesos de las remesas”.

No obstante, esto cambiará pronto.

“En México, la industria precede a los servicios, y la divergencia ha empezado a cerrarse con los servicios desacelerándose marginalmente. Del lado de la demanda, todos los componentes están contrayéndose o se han desacelerado considerablemente. El consumo se ha estancado, las inversiones van a la baja, y el gasto de gobierno y las exportaciones están contrayéndose.”

El 20 de mayo pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) recortó su estimación de crecimiento para 2016 a un rango entre 2.2 y 3.2 por ciento, desde 2.6 y 3.6 por ciento. Pero este pronóstico parece muy optimista sin tener impulsos internos o externos.

Capital Economics bajó su estimación del PIB para el país de 2.5 a 2.0 por ciento. Banamex la tiene en 2.1 por ciento, mientras que el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC) cree que el país sólo crecerá entre 1.5 y 2.3 por ciento.

Te puede interesar: Mezcla de factores complican crecimiento en 2016

Relacionadas

Comentarios