'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Por qué las escuelas privadas (también) sufren deficiencias

La reforma educativa está enfocada en la educación pública, sin embargo las escuelas privadas ‘reprueban’ en cuanto al nivel de educación que brindan a sus alumnos, según la organización Mexicanos Primero.

28-09-2016, 6:19:53 PM
Por qué las escuelas privadas (también) sufren deficiencias
Darinka Rodríguez

“He visto a padres de familia de la élite mexicana reclamar menos tarea para sus hijos, menos rigor… son unos brutos, porque lo que quieres para tus hijos es más en todos los sentidos y no es posible pensar que dándoles menos (tareas) van a tener más”.

Con esta frase, Claudio X. González, presidente de la organización Mexicanos Primero llamaba la atención a los integrantes del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac (IDEA) en su desayuno trimestral que se llevó a cabo en un hotel de lujo en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.

Aunque la principal preocupación de este organismo está en mejorar la calidad de la educación pública, o por lo menos señalar que ese fue el gran motivo de la Reforma Educativa, X. González comparte una cifra que deja a los asistentes en silencio: 68 por ciento de los alumnos de escuelas privadas reprueba o apenas pasan “de panzazo” de acuerdo con los resultados de la prueba PISA elaborada por la OCDE en 2012.

Pero ahí no termina el discurso de quien también forma parte de varios consejos empresariales en el país: acusa que es la élite mexicana la que debería estar formando a los líderes y a los nuevos Bill Gates, y sin embargo se cruza de brazos.

“Yo veo en México una élite súper acomodada, dispuesta al mínimo esfuerzo para quedarse donde está: en un lugar envidiable. Yo tengo muchos compañeros que no merecen lo que tienen, como yo, porque lo heredamos. Trato de responder a esa herencia trabajando por la educación y en mexicanos contra la corrupción”, reconoce.

La última prueba PISA indica que incluso los más ricos de México están menos preparados que los más pobres de países como Canadá: el decil más bajo de este país tiene una evaluación de más de diez puntos por arriba de un alumno del nivel socioeconómico más alto. 

“Veo a muchos elevando las paredes de sus clubes, blindando más sus coches y tomando más seguridad. Así no se resuelve México y así sólo te puedes hacer ‘güey’ más tiempo, pero quién sabe si tus hijos tengan ese margen y los nietos, menos”, dijo a los miembros de la Anáhuac, a quienes pidió preparar mejores profesores para instituciones educativas públicas y privadas.

Cuestionado por Alto Nivel y sorprendido por la presencia de miembros de la prensa en el evento, reconoce que los niveles más altos también tienen temas pendientes con la educación del país.

“No estamos formando una élite competitiva, no estamos formando una élite dinámica que muchas veces se acomoda, digamos en dicha situación de élite y ya no hace mayor esfuerzo por superarse, necesitamos una élite que se supere, que mejore, que crezca que aprenda y luego se comprometa con su país”, menciona.

Recortes al gasto educativo

La propuesta de presupuesto que se analiza en el Congreso contempla un recorte de 30 por ciento a programas que hacen que la reforma educativa pueda operar a una saludable velocidad.

“Entendemos que el país tiene que hacer ajustes, pero se deben hacer los ajustes en temas no prioritarios y si se van a hacer en temas prioritarios como es el educativo, que no se hagan en temas sustantivos sino en operativos o administrativos, hay mucho malgasto en materia educativa”, comenta González.

Señala que en países de la región como Chile se destina 50 por ciento más presupuesto gubernamental al desarrollo de la primera infancia, entre los tres y los seis años de vida de los menores, mientras que en México ese presupuesto se está recortando.

 

Relacionadas

Comentarios