'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Por qué Jorge Vergara va con Chivas sin Televisa y sin Slim

Este año marcará una nueva era para el club más popular de México. Jorge Vergara habla con Alto Nivel sobre su historia con Chivas, sus proyectos y lo que considera su misión en el futbol mexicano.

22-05-2016, 10:07:39 PM
Por qué Jorge Vergara va con Chivas sin Televisa y sin Slim
Javier Rodríguez Labastida

Jorge Vergara es un empresario que sabe medir sus palabras cuando están de por medio sus negocios. Sus frases son precisas, cuidadas, limitadas. Así ocurre cuando habla del futuro de Chivas, aunque cuando se trata de definir lo que significa emocionalmente para él, entonces sí se extiende, e incluso sonríe.

Es miércoles 18 de mayo. El empresario está en la fecha límite para definir si cierra un contrato con Televisa o no para transmitir los partidos de local del Guadalajara. En este día recibe también al equipo de Alto Nivel para una entrevista en sus oficinas de Zapopan, Jalisco.

Apenas tres días atrás, Chivas había sido eliminado por América, su acérrimo rival, en los cuartos de final de la liga mexicana, y admite que no fue fácil. “Igual que todo en la vida, hay una equivocación, hay una derrota, pero tienes que levantarte más rápido de lo que caíste”. Normalmente, al finalizar los partidos, Vergara acude al vestidor con el equipo, pero ese día no quiso estar con nadie. Se fue a su casa a digerir la derrota en silencio.

Un portero con ganas

Vergara es un hombre de negocios, más que un apasionado del futbol. Así se reconoce. Le gusta jugar, aunque ya no lo hace mucho. Su posición favorita es ser portero y su peor día en las canchas, una ocasión hace algunos años en la que le metieron once goles en un partido de 120 minutos. “No fui un buen deportista, pero le metía muchas ganas”.

Nació en Guadalajara, y desde siempre ha sido aficionado de las Chivas. Es un emprendedor nato, y fracasó en varias ocasiones hasta que a principios de los noventa tuvo su gran golpe al crear la empresa nutricional y de suplementos alimenticios Omnilife.

Los caminos cruzaron al club y al empresario. Mientras su negocio iba en ascenso, Guadalajara se hundía en una crisis económica y de resultados. En 1999, Vergara inició un estudio económico para comprar al club, que se completaría con la adquisición de la mayoría de las acciones en 2002.

“Tomé la decisión porque sabía que estaba en una gran crisis y había que rescatarlo, y además, había un grupo de chilangos americanistas que querían comprarlo. Nunca tuve segundas opciones. No me metí al futbol por meterme. Me metí porque era el Guadalajara; si no hubiera sido Chivas, no estaría en el futbol”, dice.

La compra no estuvo libre de polémica. Ni un sector de la afición ni algunos accionistas ni el entonces técnico de Guadalajara, Daniel Guzmán, vieron con buenos ojos la transacción. Vergara iniciaría así un camino entre críticas, y desde ese momento, su figura, que no era tan pública, estaría frecuentemente en los diarios mexicanos. Lo sería aún más cuando dejó la rienda en manos de Angélica Fuentes, su exesposa con la que aún tiene pendiente un conflicto legal.

“Escucho las críticas de quien sea. Las que valen la pena las aprovecho y las utilizo para cambiar y las que simplemente son por molestar o envidia ni caso les hago”, dice sentado en su amplio y organizado escritorio, en el que entre papeles, fotos familiares, un auto de colección miniatura y varios objetos más, tiene un calendario de mesa de las Chivas.

¿Vender a Carlos Slim?

El club Guadalajara es uno de los equipos más populares del futbol mexicano (Vergara asegura que tiene 27 millones de aficionados), y en 2016 cumplió 110 años de su fundación. Hasta 2015 tenía un valor de 345 millones de dólares, según reportes periodísticos. Debido al valor de su nuevo estadio, los contratos comerciales y por derechos de transmisión es el equipo mexicano más valioso en América Latina.

Cuando Vergara lo compró en octubre de 2002, aseguró que Chivas sería el mejor equipo del mundo en diez años, es decir, en 2012. Sin embargo, fue justo a partir de 2012 que el equipo caería en una mala racha de resultados, que lo llevarían incluso a estar durante algunas semanas de 2015 como el último lugar de la tabla por el descenso.

En la era Vergara han pasado 19 técnicos, y algunos de ellos han tenido más de un período de actividad, lo que hace a Chivas uno de los equipos con menor continuidad en la dirección técnica en las últimas dos décadas.

La crisis del equipo levantó el rumor de que Vergara estaba en conversaciones con Carlos Slim para venderlo. Slim cuenta actualmente con los clubes Pachuca y León de la primera división mexicana. Sin embargo, cuando Alto Nivel le cuestiona de este rumor, Vergara responde tajante: “No es cierto. Nunca tuve pláticas con él para venderlo, y no está vender al equipo en mis planes”.

La evolución de Chivas

Los mayores logros de la presidencia de Vergara han sido un campeonato en 2006, una Copa MX en 2015, un subcampeonato en la Copa Libertadores en 2010 y la venta de Javier ‘Chicharito’ Hernández al Manchester United en el mismo año.

Esa fue una de las promesas que Jorge Vergara hizo al comprar Chivas y que sí cumplió: la exportación de jugadores de calidad. Además de Chicharito, otros casos han sido el de Carlos Salcido (PSV Eindhoven), Francisco ‘Maza’ Rodríguez (PSV Eindhoven) y Raúl Gudiño (Porto).

Pero sin duda, el mayor éxito fue la venta de Chicharito que, según el sitio especializado mediotiempo.com, fue de 9 millones de dólares. Esta negociación es una de las que hace sentir más orgulloso a Jorge Vergara por la sorpresa que causó y el equipo al que fue vendido. En ese año, Manchester United era dirigido por uno de los mejores técnicos del mundo, Alex Ferguson, y Javier Hernández sería campeón de Inglaterra en su primera temporada.

El secreto del éxito en la venta, Vergara lo define en una palabra: discreción. “Solamente sabíamos dos personas. Ni sus representantes, ni sus papás, ni nadie del club lo sabía. En el futbol mexicano hay mucha indiscreción y grilla”, y eso perjudica cualquier plan, señala.

Adiós a Televisa; hola Chivas TV

Vergara utilizó la misma discreción para tomar una de las decisiones más trascendentales para Chivas. Sin decir una sola palabra, el empresario dejó que concluyera el plazo para renovar con Televisa y el jueves 19 de mayo anunció que no habría trato con ninguna televisora.

“Lo que viene será espectacular para el aficionado, les garantizo que verán a Chivas de una forma diferente”, dijo Vergara en conferencia de prensa. Un par de días después, las cuentas de redes sociales de Chivas subieron un video con el mensaje: “Bienvenidos a una nueva era, ¡bienvenidos a Chivas TV!”.

En la entrevista con Alto Nivel, Jorge Vergara define al futbol como “un catalizador, un instrumento para medir cómo está la sociedad y un gran motivador”. ¿Por qué no va con Televisa ni con Slim? El empresario considera a Chivas una misión en su vida: “Mi misión es crear un equipo con éxito, que contagie a los jóvenes a cambiar el rumbo en su vida y a creer que pueden tener éxito”.

Vergara ve en el futbol mexicano una gran oportunidad de negocio, sin embargo, encuentra muchos obstáculos en el sistema que actualmente lo rige: “Tristemente estamos encaminados al lugar equivocado, que es extranjeros en los equipos. Le estamos quitando la oportunidad a los mexicanos por el afán de los resultados. No hay mejor momento para México en la historia del futbol que ahora para poder conseguir una Copa del Mundo. La mentalidad es otra cosa. Espero que el futbol mexicano reaccione”.

¿Qué viene para Chivas? Un proyecto ambicioso “para fortalecerlo y engrandecerlo”, asegura sonriente, diferente a lo que ha hecho en 14 años en el club. La última palabra la tiene el empresario, cuando esta semana presente la nueva cara del equipo, incluido lo que significa el proyecto hasta ahora en suspenso llamado Chivas TV, que, por cierto, ya tiene una página de internet en construcción.

Relacionadas

Comentarios