ActualidadHistorias

Por qué hay una sobreproducción de acero en el mundo

La débil demanda internacional y la lentitud del crecimiento económicos son los culpables del exceso de capacidad global de acero, asegura China.

19-04-2016, 8:11:54 AM
Por qué hay una sobreproducción de acero en el mundo
Reuters

China y otros importantes productores de acero no lograron acordar medidas para hacer frente a una crisis mundial de la industria luego de que las partes discreparon sobre las causas del exceso de capacidad, lo que provocó una crítica de Estados Unidos a China y una respuesta de funcionarios chinos.

Una reunión de ministros y funcionarios comerciales de 34 países, organizada por Bélgica y la OCDE el lunes, trató de hacer frente al exceso de capacidad, pero sólo concluyó que el problema debía ser enfrentado de una manera rápida y estructural.

Estados Unidos responsabilizó a China por el fracaso de las discusiones, diciendo que Pekín necesita actuar sobre el exceso de capacidad o enfrentar posibles acciones comerciales de otros países.

“A menos que China comience a tomar medidas oportunas y concretas para reducir su exceso de capacidad en industrias como el acero (…) los problemas estructurales fundamentales en la industria continuarán y los gobiernos afectados (…) no tendrá otras alternativas que la acción comercial”, dijeron en un comunicado la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, y el representante de Comercio de ese país, Michael Froman. 

Consultado sobre las medidas que el Gobierno chino tomaría después de las conversaciones infructuosas, el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Shen Danyang, dijo a la prensa el martes: “China ya ha hecho más que suficiente. ¿Qué más quieren que hagamos? La débil demanda internacional y la lentitud del crecimiento económicos son los culpables del exceso de capacidad global de acero”.

“El acero es el alimento de la industria, el alimento del desarrollo económico. En la actualidad, el principal problema es que los países que necesitan alimento tienen poco apetito, por lo que parece que hay demasiada comida”, agregó.

La OCDE dijo que la capacidad global de producción de acero fue de 2,37 millones de toneladas en el 2015, pero en la actualidad sólo se está utilizando el 67,5 por ciento de esa cantidad, por debajo del 70,9 por ciento en el 2014.

China, el mayor productor de acero del mundo, ha estado aumentando las exportaciones del acero en los últimos años, mientras lucha por llevar su economía hacia un crecimiento liderado por los servicios y lejos de la manufactura, sin que por esto disminuyan los niveles de empleo. El país es acusado por los demás productores mundiales de subsidiar sus exportaciones y haber inflado su capacidad de producción.

Postura de México

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, aseguró que la sobreproducción de acero “ha tocado fondo”, pero el gobierno “no bajará la guardia”.

“Las cifras de marzo parecen reflejar que hemos tocado fondo y que a partir de ahora la situación empezará a mejorar”, observó el funcionario en Bruselas.

Sin embargo, admitió que “no se puede eliminar el riesgo“ de un eventual cierre de plantas, como viene ocurriendo en Estados Unidos y Europa.

México es el segundo productor de acero en América Latina, después de Brasil, pero las siderúrgicas locales han perdido 25 por ciento del mercado nacional en los últimos cinco años.

Hasta 2010, el 50 por ciento de la demanda nacional de acero era atendida por la industria mexicana, cifra que se redujo a 25 por ciento, con el otro 75 por ciento importado principalmente de China.

Entre 2010 y 2015, las importaciones de acero desde Asia doblaron de volumen en México, mientras que las desde Estados Unidos cayeron por la mitad.

Según Guajardo, “casi todo” el crecimiento del excedente de producción mexicana fue captado por las exportaciones, lo que impactó sobre la industria local, a pesar de la imposición de aranceles de 15 por ciento sobre las importaciones de algunos tipos de acero.

“Los precios habían caído tanto que las industrias, que son los mayores interesados en tener precios bajos, dijeron que podíamos seguir adelante (con los nuevos aranceles) porque, aun así, continuarían pagando menos de lo que habían proyectado”, recordó.

México tiene un techo de 30 por ciento en los aranceles que puede imponer sobre las importaciones de acero desde los países con los cuales no mantiene tratados comerciales.

“No creo que la línea a seguir sea subir más los aranceles. Hay una posibilidad de ampliar el espectro (de productos afectados por la imposición), pero no el valor. Estamos en proceso de consulta“, dijo.

El gobierno tiene previsto concertar con Estados Unidos y Canadá cualquier nueva acción para proteger a sus respectivas industrias.

“Como estamos muy integrados, tenemos que estar conscientes de las consecuencias que nuestras decisiones pueden tener sobre nuestros socios, inclusive sobre otros países de Asia que pueden ser afectados por nuestros aranceles, como Corea del Sur“, señaló Guajardo.

 

 

Relacionadas

Comentarios