Economía y FinanzasPara Entender

Por qué el turismo en México (también) crecerá menos en 2017

La industria turística, la que mayores crecimientos registraba en el país también se verá afectada este año y crecerá a menores ritmos. Te contamos las razones.

11-01-2017, 2:22:55 PM
turismo mexico

La época de bonanza para la industria turística mexicana llegará a su fin en 2017. Aunque históricamente este sector era una fuente de ingresos para la economía y por sí mismo fue responsable del 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). El gasolinazo, un dólar cada vez más caro y la llegada de Donald Trump a la presidencia acabarán con la época de prosperidad.

Y aunque parecieran malas noticias para la industria, dice Enrique de la Madrid, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), no se trata de un retroceso, sino de que la industria está siendo retada, por lo que el turismo crecerá 7 por ciento en 2017 en lugar del estimado de 10 por ciento que el sector crecería en 2016.

“Yo veo el otro lado de la moneda, de que puede haber un menor número de viajes de mexicanos en el exterior y que esos viajes ahora se reflejen en gasto doméstico”, dice.

Lee: El turismo en México crece más que toda la economía

Un 85 por ciento del turismo en el país está compuesto de viajeros mexicanos y el restante proviene de otros países, principalmente de Estados Unidos. Ese 15 por ciento dejó un ingreso de 19 mil millones de pesos, un crecimiento de 11 por ciento respecto a lo ingresado en 2015, de acuerdo con cifras de la Sectur.

Sin embargo, uno de los efectos del dólar fuerte es que haya menos ingresos por parte de los extranjeros, explica Francisco Madrid, director de la Facultad de Turismo de la Universidad Anáhuac.

“Se va a mantener un buen nivel aunque por debajo de lo que ya habíamos observado en años anteriores de crecimientos muy amplios”, revela en entrevista.

Te recomendamos: El arma de doble filo que enfrenta el turismo mexicano.

Un México ‘barato’ no es más competitivo

En 2016, el peso se depreció 20 por ciento respecto al dólar y en lo que va del año lleva pérdidas del 4 por ciento. Esta situación hace que los destinos de México sean atractivos para los turistas por ser más “baratos” en comparación con otros destinos, cuyas divisas son más fuertes que la moneda nacional.

Pero echar mano de esta situación para promocionar destinos en el mundo puede ser muy mala estrategia, explica Carlos Vogeler, director regional para las Américas de la Organización Mundial de Turismo.

“Posicionarse en los mercados como un destino barato no es necesariamente una buena táctica, sino que posicionarse como un destino competitivo que ofrece un valor adecuado en función del precio que cobra. Hoy los turistas son más exigentes y van a demandar servicios y productos de calidad, un turismo barato no es buena táctica”, comenta.

Gasolinazo, otro lastre

El titular de turismo señala que un dólar por arriba de los 21 pesos hará que los mexicanos dejen de viajar al exterior, sobre todo, los que tienen un mejor nivel adquisitivo.

Sin embargo, quienes viajan por México lo hacen en autobús, pero eventualmente tendrán que enfrentar un encarecimiento de los servicios por el gasolinazo.

“Los efectos pueden disminuir la demanda, pero hay un grupo importante de mexicanos con alto poder adquisitivo que viajaban al exterior y que hoy pueden viajar por México”, responde en entrevista.

Así, se espera que este sector que había mostrado crecimientos mayores a la economía también padezca de factores externos e internos, por lo que los especialistas esperan que 2017 sea de retos muy fuertes para los empresarios y prestadores de servicios.

Relacionadas

Comentarios