ActualidadHistorias

Políticos juegan a la transparencia y ‘reprueban’ en 3 de 3

Apenas 640 funcionarios realizaron sus declaraciones patromonial, fiscal y de intereses, lo que representa una cuarta parte del total que debiera hacerlo. Pese a que el gobierno promueve la cultura de la transparencia y la rendición de cuentas, sólo un secretario de Estado ha presentado su 3 de 3 ante el Imco.

22-08-2016, 8:37:15 PM
Políticos juegan a la transparencia y ‘reprueban’ en 3 de 3
José Roberto Arteaga

Para los políticos y funcionarios públicos, la demanda de transparencia se ha convertido en un juego. La iniciativa ciudadana 3 de 3 ha invitado a los actores políticos a presentar su declaración fiscal, de intereses y patrimonial ante el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), pero no muchos han hecho caso a la propuesta iniciada hace un año.

Hasta el momento, el único funcionario del gabinete federal que ha cumplido con la iniciativa ciudadana es José Calzada Rovirosa, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), mientras que el resto de los secretarios no han presentado los documentos ni tampoco el presidente Enrique Peña Nieto.

“No parece haber un grado de sensibilidad sobre la demanda ciudadana”, dice en entrevista Max Kaiser, director Anticorrupción del Imco, quien no espera que el círculo cercano a Peña Nieto vaya a ocupar la plataforma del Imco para presentar su 3 de 3.

Alto Nivel solicitó la opinión de Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia de la República, para conocer las razones que han llevado al presidente Peña Nieto a no presentar su declaración ante el Imco, pero hasta el cierre de esta edición no se recibió respuesta del funcionario.

En la actualidad, 640 personas han publicado su 3 de 3, de los cuales 241 corresponden a funcionarios estatales, 121 diputados federales,  74 diputados locales, 35 alcaldes, 27 senadores, 13 gobernadores, ocho integrantes de partidos políticos sin un cargo público y un funcionario del gobierno federal. Estos 640 funcioanrios representan apenas una cuarta parte del total que debiera cumplir con esta iniciativa.

Tan sólo ocho senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) han presentado sus declaraciones, 12 senadores del Partido Acción Nacional (PAN), tres senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dos senadores del PT, una senadora de Movimiento Convergencia, un senador de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y ningún senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y de Nueva Alianza. La mayor opacidad reina en el partido ecologista en este rubro.

En el caso de la Cámara de Diputados, 29 legisladores del PRI presentaron su declaración, 32 diputados panistas, 25 del PRD, cuatro del PVEM y dos de Morena. Un total de 127 diputados de 500 que están en el Congreso de la Unión han presentado su 3 de 3, así como 13 gobernadores estatales.

Andrés Manuel López Obrador, Enrique Ochoa Reza, Jaime Rodríguez Calderón, José Calzada Rovirosa, Javier Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Mancera, son algunos de los personajes políticos y funcionarios públicos que han presentado sus declaraciones en la plataforma en internet.

En el caso de la declaración de López Obrador, las principales inconsistencias radicaron en que no declaró los ingresos que obtiene por conferencias o regalías en los últimos cinco años y no especifica el municipio en donde se encuentran sus bienes inmuebles.

El Imco y Transparencia Mexicana, impulsores de la iniciativa 3 de 3, no tienen facultades legales para revisar la veracidad de la información proporcionada en la página de internet.

“Nosotros tendríamos que ser la Auditoria Superior de la Federación o la Secretaría de la Función Pública para hacer un pronunciamiento sobre la calidad de los datos. No tenemos el acceso a las bases de datos del fisco o los registros de la propiedad… para certificar la información declarada”, dice Alexandra Zapata, investigadora del Imco.

El principal error que se ha cometido al momento de presentar la 3 de 3 ha radicado en la declaración de intereses, puesto que los políticos y funcionarios hacen una evaluación de sus relaciones y no declaran nada si ellos consideran que no existe un conflicto de interés, mientras que la iniciativa del Imco tan sólo espera que se declaren los vínculos.

Sin embargo, el Sistema Nacional Anticorrupción establece la obligatoriedad de las declaraciones en la plataforma que establezca la autoridad, la cual sí podrá verificar la información proporcionada.

Hertramienta en transición

La iniciativa ciudadana conocida como Ley 3 de 3 es una propuesta que se incorporó a las discusiones en el Senado de las leyes que estructuran el Sistema Nacional Anticorrupción, la cual logró que a los funcionarios públicos les fuera exigida la presentación de sus declaraciones fiscal, patrimonial y de intereses, aunque no se obliga su promoción en los formatos propuestos por la ciudadanía, de acuerdo con lo aprobado por los legisladores mexicanos. Un aspecto que generó inconformidad por parte de la población.

La iniciativa de la Ley 3 de 3 fue entregada en abril pasado a la Cámara de Senadores con el respaldo de 634,000 firmas de ciudadanos que buscaron exigir y transparentar la información de los funcionarios públicos.

Para Max Kaiser, la página de internet de la propuesta 3 de 3 del Imco es una herramienta en transición a una plataforma que opere en todo el país a través de la instrumentación del Sistema Nacional Anticorrupción.

“Hace un año no había nada para que la gente estuviera conectada con los funcionarios”, dice Kaiser al recordar el logro que ha representado la plataforma establecida en internet.

El director anticorrupción del Imco está pendiente de la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción, pero no desdeña el papel del proyecto nacido hace un año. “La plataforma sigue siendo muy útil, porque genera diálogo y permite a la ciudadanía debatir sobre la información  que presentan los funcionarios”.

Con información de Darinka Rodríguez.

Relacionadas

Comentarios