Economía y FinanzasLo Último

Pemex rompe con Odebrecht por escándalo de corrupción

La petrolera mexicana puso fin a un contrato de unos 100 mdd firmado en 2015 para ingeniería, procuración y construcción de la refinería Miguel Hidalgo en Tula, Hidalgo, tras una investigación sobre "probables irregularidades administrativas".

11-07-2017, 4:40:05 PM
Notimex.

Con información de Roberto Arteaga y Reuters

La petrolera estatal mexicana Pemex dijo que dio por terminado un contrato de unos 1,800 millones de pesos (100 millones de dólares) con Odebrecht SA, una empresa de ingeniería brasileña que ha admitido haber pagado sobornos en una docena de países en los últimos años.

En un documento presentado a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), Pemex dijo que notificó a Odebrecht a mediados de junio que ponía fin al contrato firmado en 2015 de ingeniería, procuración y construcción en la refinería Miguel Hidalgo en Tula, en el centro de México, tras una investigación sobre “probables irregularidades administrativas”.

Odebrecht admitió en un acuerdo con fiscales estadounidenses y brasileños el pago de sobornos en 12 países para obtener contratos. Según la resolución judicial en Estados Unidos, entre 2001 y 2016, Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en sobornos en países como Brasil, Argentina, Colombia, México y Venezuela.

En México, Odebrecht pagó 10.5 millones de dólares para obtener contratos de obras públicas entre 2010 y 2014, lo que generó más de 39 millones de dólares en utilidades, de acuerdo con el fallo de Estados Unidos.

Desde que logró acuerdos en Estados Unidos, Brasil y Suiza por un récord de 3,500 millones de dólares, Odebrecht ha tratado de negociar convenios que le permitan seguir operando en otros países de América Latina.

Emilio Lozoya, el eslabón silencioso entre Pemex y Odebrecht

Operación Lava Jato

El 19 de junio de 2015, fue el último día que Marcelo Odebrecht visitó el corporativo de la empresa que presidía en Brasil. Ese viernes, la policía brasileña detuvo al ejecutivo de la firma que lleva su apellido, la principal constructora de América Latina. El delito que se le imputaba a uno de los brasileños más ricos cabe en una palabra: corrupción.

La operación Lava Jato (Operación Autolavado, en español) explicaba la detención de Marcelo. El escándalo que involucra el flujo de dinero ilícito a través de distintas empresas, así como la entrega de sobornos al interior de la petrolera Petrobras, había tocado a la puerta deOdebrecht.

La respuesta del gigante no se dejó esperar. La detención del heredero de la empresa que había fundado su abuelo había sido “innecesaria”, ya que la firma se había comprometido a colaborar con las investigaciones de las autoridades, dijo la firma.

Sin embargo, la investigación en contra de Marcelo Odebrecht ha revelado que la empresa a su cargo entregó cerca de 788 millones de dólares (mdd) en 10 países latinoamericanos y dos africanos para obtener más de 100 proyectos, de acuerdo con un documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos que se hizo público en enero de 2017.

Del monto en sobornos, 10.5 mdd fueron entregados autoridades gubernamentales de México para obtener beneficios al interior de una empresa paraestatal que no ha sido identificada.

Venezuela, Colombia, Perú y Argentina forman parte de los países que se han visto cimbrados por el escándalo que personifica Odebrecht y que se perfila para ser considerado uno de los mayores casos de corrupción en Latinoamérica. Esta es la historia de la empresa que corrompió a México y la región.

Los alemanes y la ciudad modelo

Los orígenes de Odebrecht se encuentran en el viejo mundo. A mitad del siglo XX, los flujos de la inmigración alemana llevaron al ingeniero Emil Odebrecht a Brasil, territorio virgen para la infraestructura de gran escala.

En 1856, Emil y Herman Blumenau desembarcaron e iniciaron la construcción de carreteras y puentes para impulsar el transporte fluvial en la ciudad brasileña que lleva el apellido del hombre que apoyo a Odebrecht en sus primeras aventuras en el estado de Santa Catarina.

Pasados tres años del arribo de 17 colonos alemanes que desembarcaron de un barco de vapor, el rumor de la revolución industrial se había propagado con nuevas obras en el espacio subtropical que habitaban los indígenas káingangs y xoklengs.

El desarrollo germano en tierras de América transformó por completo el territorio que tocó con su ingeniería. Hoy, la ciudad de Blumenau es reconocida por los brasileños como una de las metrópolis más prominentes por su industria textil.

La expansión de las obras públicas avanzó al ritmo de la población, cuando el número de habitantes creció 500%, al pasar de 1,000 a 6,282 personas. En 1888, Blumenau ya era considerado por los brasileños como la ciudad modelo.

Odebrecht: la historia del gigante que corrompió a México y AL

Relacionadas

Comentarios