HistoriasNegocios

Oro, plata y cobre quieren recuperar su brillo en México

El sector minero en México se muestra optimista y listo para retomar el crecimiento, perdido hace tres años. Sin embargo, los crecimientos altos y sostenidos que registró el sector difícilmente volverán a verse.

11-05-2016, 2:24:44 PM
Oro, plata y cobre quieren recuperar su brillo en México
Sergio Castañeda

Luego de tres años complicados, con pocos avances y retrocesos en casi todos los indicadores (valor de la producción, la inversión, el empleo y las exportaciones, entre otros), todo parece indicar que este año las condiciones serán más favorables para la industria minera en México, pues se espera que los precios de los principales metales (oro, plata y cobre) muestren una recuperación hacia el segundo semestre.

Sin embargo, los crecimientos altos y sostenidos que registró el sector durante prácticamente una década (2003-2012) difícilmente volverán a verse, al menos en el corto plazo, pues la desaceleración económica en el mundo sigue afectando tanto la producción industrial como la demanda de commodities.

En dicho periodo, el valor de la producción minero-metalúrgica registró un crecimiento de 677.7%, al pasar de 30,100 millones de pesos (mdp) en 2003 a 234,100 mdp en 2012, siendo  2010 y 2011 los años de mayor esplendor (144,500 mdp, +52.4%; y 214,500 mdp, +48.4%, respectivamente).

El sector se dice optimista, listo para retomar el crecimiento y recobrar el brillo que perdió en 2013, año en que el valor de la producción presentó un retroceso desconcertante de 14.1%, al pasar de 234,100 mdp en 2012 a 200,900 mdp.

En 2014, la caída fue menor, de tan solo 1.99%, al ubicarse en 196,900 mdp. Pero en 2015, el valor de la producción alcanzaría los 13,200 millones de dólares, lo que significaría una caída de 10.9%, según estimaciones de la Cámara Minera de México (Camimex). Este año, el organismo empresarial prevé que dicho indicador se mantenga en los mismos niveles que el año pasado, terminando así con tres años negativos.

Apretarse el cinturón

Resulta que, ante la caída del precio de los metales  (de 2011 a 2015 el cobre cayó 37.2%; la plata retrocedió 55.4% y el oro 26%), la industria tomó previsiones para enfrentar el ciclo bajista. En 2014 y 2015, las empresas mineras revisaron sus estrategias de crecimiento con el fin de volverse más eficientes y productivas, privilegiando el desarrollo en sitios ya en operación. Todo ello en un esfuerzo por reclamar beneficios en años difíciles.

Algunas pospusieron nuevos proyectos o crecimientos orgánicos. El año pasado, la Secretaría de Economía reportó la existencia de un total de 267 empresas mineras en el país, con una suma de 927 proyectos diferentes, de los cuales se postergaron 154.

Otras optaron por incrementar la producción y hacer más eficiente su sistema de minado. Entre ellos, Grupo México presume el menor cash-cost (costos directos) de producción en la industria a nivel mundial. En 2015, la compañía minera incrementó en 7% su producción de cobre, así como la de oro (+3%) y la de plata (+12%), lo cual tuvo un impacto positivo en su estructura de costos y le ayudó a fortalecer su posición como uno de los productores de bajo costo.

Para este año, sus planes actuales indican un aumento de la producción a un millón 046,000 toneladas, lo que implica un crecimiento de 14% y un nuevo récord.

También hubo compañías que decidieron fusionarse y centrarse en propiedades con potencial en minerales preciosos.

Camimex detalla que se concretaron fusiones de empresas cuyo valor superó los 2,000 mdd y se pusieron en operación importantes proyectos mineros, entre los cuales destacan: El Boleo, en Baja California Sur; Limón-Guajes, en Guerrero; y San Sebastián, en Durango.

La inversión en la industria, que en 2012 había registrado una cifra récord, con un total de 8,043 mdd (+43.3% respecto de 2011, año en que se invirtieron 5,612 mdd), se vio impactada por los ajustes realizados por las empresas, con caídas de 18.2 y 24.7% en 2013 y 2014, situándose en 6,576 mdd y 4,948 mdd, respectivamente. En 2015 se recuperó, al cerrar en 5,200 mdd, para un crecimiento de 5%, pero este año dicho indicador volvería a registrar un retroceso, esta vez de 13.4%, al ubicarse en 4,500 mdd.

Ejemplo de ello es Fresnillo, el mayor productor mundial de plata y el segundo mayor productor de oro en México. Frente a un escenario de debilidad en los precios de los metales preciosos, la subsidiaria de Grupo Peñoles redujo el año pasado sus inversiones en activos fijos, así como las inversiones en exploración. Y tambien lo hará en 2016, difiriendo ciertas inversiones y favoreciendo aquellas que aceleran la generación de flujo de efectivo como parte de su plan de contingencia.

“Nos seguiremos enfocando en reducciones de costos adicionales, mejoras en la productividad, así como en otras medidas para preservar valor de la compañía”, señala Octavio  Alvídrez, director general de Fresnillo, en el reporte de resultados del cuarto trimestre de 2015 de la compañía.

El objetivo de Fresnillo es mantener su posición como la mayor compañía de plata del mundo, produciendo alrededor de 65 millones de onzas de plata y 750,000 onzas de oro para 2018.

Estabilidad en puerta

“Somos optimistas porque, pese a la desaceleración económica mundial, esperamos que a partir del segundo semestre de este año las condiciones empiecen a ser más favorables para el sector”, señala en entrevista Sergio Almazán, director general de la Camimex.

El organismo empresarial espera una estabilidad en la política monetaria de Estados Unidos, una menor desaceleración y mejora gradual de la actividad económica de China, que impulsen de nuevo una demanda mayor de materias primas y aumenten las exportaciones mineras a nivel mundial, lo que incidirá positivamente en el precio de los metales.

Por lo tanto, las expectativas de empleo, inversión y valor de la producción mejorarán en México.

Keith Neumeyer, presidente y CEO de First Majestic, una empresa minera canadiense que cuenta con seis minas en operación en México, figura entre los optimistas. “Hemos experimentado un buen comienzo en 2016, con un renovado interés en los metales preciosos, mismo que está empujando los precios al alza, coincidiendo con la debilidad del tipo de cambio, así como con el incremento de la volatilidad del peso mexicano”.

Si se mantienen durante 2016 estos dos componentes, comenta Neumeyer en el reporte de resultados del cuarto trimestre de 2015 de la compañía, tendrán una influencia significativa en los flujos de efectivo operativos de la compañía.

First Majestic prevé producir entre 12 y 13.3 millones de onzas de plata, un nuevo récord para la compañía. Hasta el 19 de abril de este año, el precio del oro se ubicaba en 1,255 dólares la onza, un crecimiento de 8.1% respecto de 2015 (1,160 dólares la onza), mientras que la onza de plata se vendía hasta en 16.62 dólares, cifra 5.9% mayor que la cotización del año pasado (15.68 dólares).

Este es un extracto del texto que el autor escribió para Alto Nivel en su edición impresa de mayo. Busca tu ejemplar en los principales puntos de venta, suscríbete en línea o descarga la revista digital. Sigue nuestra conversación en Twitter y Facebook

Relacionadas

Comentarios