A Fondo

El Hoy No Circula es una medida ineficaz

Este programa ha demostrado ser contraproducente, pero existen alternativas más eficientes para disminución el tráfico de autos, tales como los impuestos a los combustibles y el cobro de peaje.

04-05-2016, 5:21:37 PM
El Hoy No Circula es una medida ineficaz
Salvador Kalifa Assad

Los problemas de contaminación ambiental y tráfico en Ciudad de México (CDMX) se han intentado resolver desde noviembre de 1989 con medidas de regulación, como el programa Hoy No Circula. En la actualidad, sus autoridades siguen empecinadas con la medida, a pesar de que la ciencia económica y la experiencia muestran que es contraproducente. En efecto, el Hoy no Circula ha sido estudiado con detalle por diversos especialistas desde 1995. Todos encontraron que dicho programa llevó a la adquisición de más autos usados y se tradujo en un incremento en el consumo de gasolina, más accidentes viales y mayor contaminación.

Una torpeza idéntica cometió la ciudad de Atenas, en Grecia, que hace años siguió un camino similar al aplicado en la capital de nuestro país. Los automovilistas, al igual que en México, compraron un segundo auto con placas diferentes para poder manejar todos los días, con lo que aumentaron la contaminación y el congestionamiento vehicular.

El crecimiento desordenado de CDMX y sus problemas de contaminación y tráfico son resultado de una prolongada estructura de pésimos incentivos. Por un lado, se invita a la población a emigrar y establecerse en su área metropolitana porque el costo para sus habitantes de todos los servicios públicos no refleja su mucho mayor costo de proveerlos; mientras que, por el otro, se diseñan medidas tan torpes como el Hoy no Circula para supuestamente aliviar dichos problemas.

Herramientas más efectivas

Múltiples estudios han demostrado que una de las herramientas más efectivas para controlar la contaminación es desalentar el uso del automóvil mediante impuestos altos al consumo de combustibles. Esa práctica está muy difundida en Europa, donde existen impuestos elevados al consumo de gasolina. La disminución del tráfico de vehículos también se logra de una manera más eficiente mediante mecanismos de mercado. Estamos ante una situación donde el espacio disponible es limitado y hay una demanda creciente del mismo. Su asignación, por tanto, puede hacerse con soluciones intervencionistas como el Hoy no Circula, o con las de mercado, que toman en cuenta la valoración que hacen del mismo las personas.

El sistema de precios es el mecanismo más eficiente para asignar un recurso escaso como es el espacio en las grandes ciudades. Si uno quiere estar a las dos de la tarde en el centro de la ciudad, debe pagar una cantidad mayor que quien ingresa a las cinco de la mañana. Singapur fue la primera urbe en el mundo que aplicó el sistema de precios para resolver el problema del tráfico de vehículos. Ahí, desde hace más de un cuarto de siglo, los autos que entran a la ciudad pagan un peaje en función de la hora del día.

La ciudad de Londres es otro ejemplo. Ken Livingstone, su alcalde en 2001, propuso el cobro de un peaje por el acceso al centro de la ciudad en las horas pico. Ese programa entró en operación el 17 de febrero de 2003. Seis meses después de su aplicación, las notas de prensa señalaban que el cobro de peaje había funcionado (y sigue haciéndolo) mejor de lo que se esperaba.

En síntesis, el Hoy no Circula es, desde cualquier punto de vista, un programa contraproducente, mientras que un esquema adecuado de costos de servicios, así como los impuestos a los combustibles y el cobro de peaje, si bien medidas impopulares, son más eficientes y efectivas para reducir el crecimiento de CDMX, controlar la contaminación y reducir el tráfico de vehículos en las horas pico. Dudo, sin embargo, de que nuestros políticos tengan la osadía de aplicarlos.

El columnista es doctor en Economía y dirige su despacho de consultoría en asuntos económicos y financieros. Dicta conferencias y ha publicado más de 2,000 artículos en periódicos y revistas.

Relacionadas

Comentarios